Inicio Aston Martin DBX707: la culminación del concepto de SUV deportivo

Aston Martin DBX707: la culminación del concepto de SUV deportivo

Aston Martin ha creado el SUV más rápido, más potente y más dinámico del mundo. Los tres dígitos que se añaden a la denominación del deportivo campero de Gaydon señalan los CV de potencia de su motor V8 biturbo de 4,0 litros, pero en el desarrollo del DBX707 las intenciones de la marca han ido mucho más allá.

Tomando como inmejorable punto de partida el diseño, la dinámica y placer de conducción del DBX V8, el DBX707 aprovecha toda esa ventaja para destacar aún más en esos auténticos atributos deportivos. Para ello, cada área del coche ha sido mejorada para aumentar las prestaciones, intensificar el placer de conducción y amplificar su presencia en carretera.

Al rendimiento vertiginoso de su poderoso propulsor se le ha añadido un tratamiento extremo del bastidor para ofrecer una dinámica de conducción suprema. Ello sumado a un estilo aún más distintivo, perceptible desde cualquier ángulo de su carrocería, y al lujo absoluto de todos los detalles de su interior, convierten a este automóvil en la absoluta referencia entre los deportivos pensados para ser disfrutados más allá del asfalto.

Empezando por el motor, el del DBX707 cuenta ahora con dos turbos con rodamientos de bolas y una configuración específica para entregar más potencia y par, que pasa de 550 a 707 CV y de 700 a 900 Nm, respectivamente, en comparación con el del DBX V8. Para transmitir adecuadamente al sistema de tracción total sus 707 CV y los 900 Nm de fuerza, ahora el SUV de altas prestaciones de Aston Martin monta una caja de cambios automática de 9 velocidades con embrague húmedo, preparada para soportar el incremento de poderío mejor incluso que una transmisión por convertidor de par convencional. Con ella se logran unos cambios de marcha mucho más rápidos, con una sensación de cambio más inmediata y directa que dan al conductor una mayor sensación de control y capacidad de respuesta. Y, por supuesto, una aceleración fulgurante: de 0 a 100 km/h en apenas 3,3 segundos.

La sensación de control al acelerar alcanza las más altas cotas gracias a su sistema de tracción total con distribución del par automática, capaz de enviar hasta el 100 % al eje trasero, y se complementa con una capacidad de frenada espectacular, sustentada en unos discos de freno carbocerámicos en ambos ejes y pastillas de freno de alto rendimiento. Con unas dimensiones de 420 mm delante y 390 mm detrás, estos discos CCB se enfrentan a pinzas de 6 pistones y, no solo mejoran las distancias de frenado y la resistencia al trato más exigente, sino que también contribuyen a mejorar el comportamiento dinámico gracias a la reducción de 40,5 kg de peso no suspendido. Por supuesto, la puesta a punto del sistema de frenado ha afectado también al circuito hidráulico y al servofreno, con el objetivo de mejorar la precisión y confianza del conductor.

Las llantas y los neumáticos son de 22 pulgadas de serie (en una selección de diseños Sport y Ribbon), con una llanta de aleación de 23 pulgadas opcional ofrecida en una selección de negro texturizado o negro satinado con reflejos torneados de diamante. La adopción de una rueda de 23 pulgadas también aporta beneficios dinámicos, ya que el neumático de mayor diámetro ofrece una mejor respuesta de la dirección, un mejor control de la carrocería y una mejora de los tiempos por vuelta.

El DBX707 también incorpora una nueva versión del diferencial trasero de deslizamiento limitado electrónico (e-diff), reforzado y con una relación de transmisión final más corta que ayuda a la capacidad de aceleración del DBX707 en las marchas cortas y mejora la respuesta en movimiento, al tiempo que mantiene la eficiencia y el refinamiento de crucero que ofrece la transmisión de 9 velocidades.

La suspensión neumática del DBX707 es otra de las claves que determinan su excepcional comportamiento dinámico. Mantiene la arquitectura básica y las cámaras de aire de triple volumen que tan buen resultado han dado en el DBX V8, pero para la ocasión se ha hecho un ajuste de chasis específico, incluidos cambios en el sistema eARC (Electronic Active Roll Control), con parámetros revisados que aumentan la sensación de agilidad y mejoran el equilibrio dinámico del coche. El resultado es una gestión más ajustada de todos los movimientos de la carrocería en cualquier circunstancia de la conducción.

Por si esto no fuera suficiente, los modos de conducción también se han revisado. El «Race Start» está disponible en los modos GT Sport y Sport+ para maximizar la aceleración y mostrar de lo que el DBX707 es realmente capaz. La lógica activa revisada en la caja de transferencia del sistema de tracción total logra una mayor armonía y un control preciso entre la línea motriz y el sistema ESP, para una experiencia de conducción más natural, como la de un coche deportivo. No en vano, frente a la obsesión por la fuerza bruta tan habitual en este tipo de coches, los ingenieros de la marca han trabajado con el objetivo de aunar unas inmensas prestaciones con un control y una precisión impecables, combinados con un auténtico carácter deportivo esencial en todo modelo Aston Martin.

En filosofía de dar el control al conductor, el DBX707 dispone de una consola inferior revisada con interruptores para cambiar los modos de conducción y así no tener que hacerlo desde un submenú en el sistema de infoentretenimiento, el conductor tiene un control inmediato de los principales modos y ajustes dinámicos. Entre ellos se encuentran los botones del modo de suspensión, el ESP, el modo de selección de marchas manual -que ahora se mantiene manual como en un coche deportivo, en lugar de volver a automático- y el interruptor de escape activo, que abre las válvulas del nuevo sistema de escape deportivo de cuatro tubos de escape sin necesidad de estar en el modo de conducción Sport.

En consonancia con sus extensas actualizaciones de ingeniería, el exterior y el interior del DBX707 han recibido un cambio de diseño igualmente profundo. El resultado es espectacular: abiertamente deportivo, pero con el estilo y la atención al detalle que caracterizan a Aston Martin.

El nuevo tratamiento del frontal hace que el DBX reciba una parrilla delantera de cromo satinado, más grande, con dobles aletas y con las seis barras horizontales ahora divididas, nuevas tomas de aire y conductos de refrigeración de los frenos, además de un nuevo perfil del splitter delantero. La parrilla de cromo satinado -ampliada para aumentar significativamente el flujo de aire de refrigeración tanto para el V8 de altísimas prestaciones como para la nueva transmisión de 9 velocidades- cuenta con dobles aletas, las seis barras horizontales ahora divididas para crear más interés visual y hacer que este modelo de gama alta sea inmediatamente identificable.

Los bordes de las ventanillas en cromo satinado oscuro y las nuevas lamas del capó hacen juego con la parrilla delantera y el splitter en negro brillante, y continúan a lo largo de los flancos con los umbrales laterales en negro brillante, que ahora presentan un perfil más profundo y esculpido para dar al DBX707 una postura más ajustada al suelo. El DBX707 también incorpora puertas de cierre suave, lo que refuerza aún más las credenciales de lujo del SUV.

El tratamiento de la parte trasera es igual de espectacular. Mejorando tanto la forma estética como la función aerodinámica, se ha añadido un nuevo spoiler al alerón del techo para reducir la elevación y aumentar la estabilidad a alta velocidad, con un difusor trasero doble significativamente ampliado que se eleva para encontrarse con el nuevo sistema de escape cuádruple de gran diámetro. Acabado en negro satinado para complementar el tratamiento en negro brillante del difusor, este nuevo escape se ha ajustado para ofrecer una firma sonora única. Completando los cambios en la parte trasera, un nuevo parachoques trasero con rejillas de ventilación integradas acentúa la musculatura del DBX707.

El enfoque deportivo continúa en el interior con los asientos Sport de serie (los asientos Comfort están disponibles como opción sin coste). Todas las opciones de asientos vienen con ajuste eléctrico de 16 posiciones y calefacción delante y detrás de serie. Hay tres opciones de ambientes interiores: el Accelerate de serie, que incluye una mezcla de cuero y Alcantara®, así como el Inspire opcional, el Comfort y el Inspire Sport, que incluye cuero Semi-Aniline completo con alas Aston Martin bordadas en el reposacabezas, una franja de contraste en el centro del asiento y un patrón de perforaciones en el respaldo y la base del cojín.

Al igual que el exterior, el interior del DBX707 presenta un acabado cromado oscuro en los interruptores. El cromo brillante y la fibra de carbono pueden especificarse como opción. Las molduras en negro piano es estándar, dejando como alternativa opcional los acabados en fibra de carbono o malla metálica de bronce.

Para los clientes que buscan mejorar aún más la naturaleza exclusiva del DBX707 y crear algo verdaderamente único, Q by Aston Martin, el servicio a medida de la marca, ofrece lo último en personalización. Ofreciendo una amplia gama de opciones, desde gráficos únicos hasta materiales a medida tanto en el interior como en el exterior, cada coche «Q by Aston Martin – Commission» puede superar los límites del deseo y está completamente adaptado al cliente.

Está previsto que la producción del DBX707 comience en el primer trimestre de 2022 y que las primeras entregas se realicen a principios del segundo trimestre de 2022.