Compartir

El Ferrari Roma, luce un diseño rompedor dentro de los deportivos firmados por la casa de Maranello. Un diseño que sin duda demuestra la atemporalidad de un deporttivo nacido para ofrecer grandes prestaciones sin renunciar al confort a su propietario, y que busca su inspiración en clásicos deportivos de los años 50 y 60.

Este Cavallino, combina las mejores virtudes del pasado con elementos tecnológicos de última generación, que la marca está implementando en sus nuevos modelos, tomando así el relevo generacional de los míticos Ferrari en los que lo analógico son señas de antaño.

El habitáculo ha tomado otra dimensión, donde destaca, por un lado el virtual cockpit tras el volante, así como la pantalla táctil situada en la consola central, desde la que se maneja todo el sistema de info entretenimiento así como diveros parámetros de la configuración del coche.

El cuadro de mandos digital facilita al conductor toda la información necesaria para circular con todas las garantías, lo mismo que el volante multifunción, mientras que el copiloto tiene la libertad de operar los servicios de infoentretenimiento desde la pantalla táctil adicional integrada en el salpicadero. De esta manera, el acompañante no necesita invadir el espacio reservado al conductor.

Equipado con un motor V8 turbo de 620 CV a 7.500 revoluciones por minuto, el más potente de su segmento y ganador del premio internacional Engine of the Year durante cuatro años consecutivos, el Ferrari Roma garantiza una respuesta inmediata al acelerador: es capaz de superar los 320 km/h de velocidad máxima y de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3,4 segundos, mientras que el 0 a 200 km/h lo hace en tan solo 9,3 segundos.

La nueva caja de cambios automática de doble embrague de 8 velocidades, ha sido optimizada para este modelo, y es 6 kilogramos más ligera que la anterior de 7 velocidades. Con ella, se reducen los consumos y se mejora el placer de conducción en entornos urbanos, a la vez que se enfatiza más si cabe la conducción deportiva.

Pese a sus prestaciones deportivas, el coche está concebido para el uso cotidiano al adaptarse perfectamente a una dinámica de conducción y una capacidad de respuesta óptimas. También está pensado para efectuar largos recorridos, lo cual le convierte en un vehículo versátil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here