Compartir

Volkswagen presentó en el mes de mayo a nivel internacional, a la tercera generación de su SUV más emblemático, el Volkswagen Touareg que se ha convertido en el buque insignia de la marca.

Hagamos un poco de historia para recordar, que fue en el año 2002 cuando apareció la primera generación del Touareg, como concepto de un todo terreno de lujo, basado en la plataforma del ya desaparecido Volkswagen Phaeton. Por aquel entonces, Porsche lanzaba su primer Cayenne, uno de sus más directos competidores, hablando claro está, de un segmento que por aquel entonces no tenía ni tanta oferta ni tantos adeptos.

En 2010, el Touareg se renovó casi por completo, aunque aquí Volkswagen anticipándose al segmento de los SUV, lo convirtió más en un coche de asfalto que no para su uso offroad, aunque no le faltaban cualidades para ello. Nosotros, tuvimos la ocasión de ponerlo a prueba en el Circuito del Fast Parc motor Castellolí, y la verdad nos quedamos asombrados de lo que podías hacer fuera del asfalto con él. Como dato destacable, decir que de la primera y segunda generación se vendieron más de 1.000.000 de unidades en todo el mundo.

Ahora, en su tercera generación, aunque se presenta como muchos de los SUV que podemos encontrar dentro de sus más directos rivales, como un devorador de kilómetros para asfalto, sucede lo mismo, algo que vimos y comprobamos durante la presentación que tuvo lugar la pasada semana en la Costa Brava, que nada te impide salirte del asfalto para disfrutar de esa esencia campera que tiene.

Basado en la plataforma modular longitudinal (MLB) del Grupo Volkswagen, utilizada también para modelos como el Q7, el Porsche, Cayenne, el Lamborghini Urus, o el Bentley Bentayga, ahora presenta unas nuevas medidas, así que con sus 4.8 metros (+77mm), una anchura de 1,9 metros (+44mm) y una altura de 1.7 metros, (-7mm) es un SUV de los grandes capaz de albergar en su interior a 5 plazas que disfrutarán de un maletero de 810 litros, uno de los más espaciosos de su segmento.

Otra de las cosas que de forma significativa ha mejorado esta versión, es la disminución de 106 kg de peso, gracias a la construcción de su carrocería con materiales como el aluminio (48%), así como el acero de alta tecnología (52%), por lo que ahora su peso se ha podido contener en unos 1.940 kg para su versión más ligera.

Un dato destacable sin duda alguna, del nuevo Touareg, es la puntuación de cinco estrellas recibida durante los exigentes métodos de prueba del “Programa europeo de evaluación de vehículos nuevos” (Euro NCAP), que viene a confirmar que el Touareg es una opción particularmente segura dentro de su segmento. Uno de los aspectos más destacables del nuevo Touareg es su completo equipamiento de seguridad, que incluye una estructura optimizada de la carrocería, la interconexión entre cinturón de seguridad, asiento y airbag, e innovadores sistemas de asistencia. El SUV ha registrado muy buenos resultados en cada una de las cuatro categorías individuales del test Euro NCAP. En la categoría “Protección de ocupantes adultos”, el vehículo obtuvo un 89% de la puntuación máxima. Asimismo, logró un 86% en “Protección de ocupantes infantiles”, un 81% en “Asistentes de seguridad” y un 72% en lo que respecta a “Protección de peatones”.

En lo que a diseño se refiere el Touareg se presenta como un modelo de formas continuistas, aunque presenta por ejemplo un frontal que ya hemos podido ver en el Tiguan o el Arteon, donde los rasgados faros se integran a la perfección en la parrilla de lamas continuas, lo que unido a las dos entradas de aire que encontramos en la parte más baja del paragolpes le otorgan a la vez un desdén deportivo a todo el conjunto, imagen que con el kit R-Line se enfatiza más todavía.

Su vista lateral destaca por los pronunciados pasos de rueda, que pueden dar cabida a llantas de entre 18” y 21”. La zaga, que puede nos recuerde a su primo el nuevo Cayenne, destaca el spoiler que corona el techo, así como los nuevos faros LED que conforman una bonita silueta lumínica por la noche y un paragolpes que acoge a las dos salidas de los escapes de forma trapezoidal.

La imagen del Touareg puede verse modificada en función de la línea de acabado que escojamos de entre las tres que tenemos disponibles en la gama. Pasando por la de acceso Pure, una más elegante denominada Premium o la más deportiva con la estética más agresiva del pack R-Line. Cada una de ellas ofrece un nivel de equipamiento muy completo y específico, partiendo de la base de precio de salida de los 65.000€ de la versión de acceso que se corresponde con un Touareg PURE con el motor 3.0 V6 TDI de 231CV.

Por el momento Volkswagen ofrece dos únicas motorizaciones, la anterior comentada y otra versión diésel V6 TDI con 286CV que parte su precio en la versión PREMIUM en 74.845€ y que se corresponde a la que nosotros hemos tenido ocasión de probar. Las versiones más potentes de 340 CV TSI y 4.0 V8 TDI verán la luz durante el primer trimestre de 2019, y para estas por el momento no hay precios confirmados.

Todas estas motorizaciones disponen de la caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades, así como del sistema de tracción integral 4MOTION de Volkswagen, siendo este el complemento ideal para poder disfrutar de su conducción fuera del asfalto, a la vez que garantiza un plus de seguridad a la hora de conducir alegre para sacar jugo a todo el potencial que ofrece. Este sistema cuenta con un diferencial central autoblocante con distribución asimétrica-dinámica del par, lo que se traduce en que puede llegar a ofrecer hasta un 70% de la tracción al eje delantero y hasta un 80% al trasero.

El sistema 4MOTION, además incorpora el denominado 4MOTION Active Control, que permite escoger entre 4 perfiles exclusivos para su uso off-road, además de uno específico para el uso en nieve. Así pues, disponemos de un amplio abanico de posibilidades en función de la zona por la que deseemos conducir. Por ejemplo, es perfil Snow, está pensado para conducir sobre terreno o asfalto con hielo o nieve, mientras que el Offroad auto sería el programa ideal para situaciones difíciles en el que dejaríamos que el Touareg básicamente lo hiciera todo por nosotros. El perfil Schotter es ideal para caminos de tierra o de firme irregular y el Offroad Expert es el único de todos que se puede personalizar a gusto del conductor.

Es evidente que estos modos de conducción precisan de una suspensión específica para su uso de forma correcta, por ello la suspensión neumática opcional ofrece dos posiciones más elevadas, consiguiendo una altura máxima de 70 mm, respecto a la altura normal de conducción, lo que mejora el ángulo de ataque y salida hasta 31º y el ángulo ventral hasta 25º, y una capacidad de vadeo de 570 mm.

Si bien muchos cambios en lo que a diseño y estética exterior se refiere denotan en esta nueva versión del Touareg, los más significativos pasan por el interior de su habitáculo, que se presenta como innovador y sumamente tecnológico. Prueba de ello son el Innovision Cockpit que ofrece un cuadro digital con una pantalla de 12” y el sistema de infotaiment Discover Pro que presenta una pantalla en la consola central de 15 pulgadas. Ambos son opcionales en las versiones Pure y Premium, mientras que en la versión R-Line se ofrece de serie el Innovision Cockpit y como opcional la pantalla de 15” del sistema Discover Pro.

Ambos sistemas por su complejidad y multitud de funciones merecerían un capítulo aparte, pero por el momento os contaremos sutilmente como funcionan, hasta que tengamos oportunidad de tener una unidad de prensa y poder llevar a cabo un examen más profundo. Las dos pantallas son totalmente personalizables, pudiendo escoger que quieres ver representado en ellas. En el Innovision Cockpit, aparte de ver dos esferas digitales y una zona intermedia que también puede representar la cartografía del navegador, ofrece información del ordenador de a bordo, así como del sistema de audio, o del modo de conducción que llevamos seleccionado entre otras funciones.

La pantalla de la consola central ofrece el manejo de todo el sistema de infoentretenimiento, siendo esta personalizable como si de tu propio smartphone se tratara, ya que puede por ejemplo configurar los menús de acceso rápido a tu gusto, para encontrar de un solo vistazo aquellas funciones que más utilices. La representación de la cartografía es impresionante, ya que con 15” no solo ves la zona por la que estás conduciendo, sino que además ves todo el entorno. Desde esta pantalla también se pueden configurar diferentes parámetros del coche, así como ver representado un útil set de grafías destinadas a la conducción off-road, donde vemos la inclinación del coche, así como el radio de giro de las ruedas o la altitud en la que estamos. El sistema de cámara de 360º es un aliado perfecto para la conducción off-road, pues te permite ver en todo momento lo que tu vista no alcanza.

El sistema de climatización también se maneja desde la pantalla de 15”, por lo que con esta prácticamente se han sustituido los botones de acceso a muchas cosas que ahora podemos agrupar en un mismo sistema, al que después de acostúmbrate, claro está, parece que todo es más fácil.

Junto al nuevo selector del cambio, encontramos el selector de modos de conducción denominado Driving Mode Selection, que nos permite escoger entre los siete modos preseleccionados. A su derecha, encontramos un mando giratorio con el que podemos escoger entre las diversas posiciones de la suspensión neumática de forma independiente, pues esta, funciona también al unísono en función del modo de conducción que hayamos seleccionado. Este sistema cuenta en el maletero con dos botones que permiten subir o bajar el coche para facilitar la carga o descarga de bultos.

A parte de este elenco tecnológico, el habitáculo del Touareg, denota ahora un aire premium, en el que la perfecta combinación de materiales, así como la digitalización de todo el salpicadero conforman un diseño orientado a competir en un segmento muy reñido. No quiero dejar de destacar, que tan solo el volante, para nosotros es el elemento que desentona en este nuevo ambiente.

Los asientos recogen el cuerpo a la perfección, y gracias a sus numerosos reglajes es fácil encontrar una buena posición de conducción, ligeramente elevada, lo que te permite ver siempre por delante del capó delantero. En la parte trasera encontramos sitio para tres plazas, aunque como suele pasar ya en casi todos los SUV, la central está penalizada por no ser un asiento individual y por tener en los pies el túnel de transmisión. El maletero es una de las grandes bazas del nuevo Touareg, ya que ofrece unos generosos 697 litros en condiciones normales, que pueden variar hasta los 810 litros si adelantamos las banquetas de los asientos traseros, o bien hasta los 1.800 litros si abatimos los respaldos de estos. Opcionalmente puede contar con doble fondo y el accionamiento del portón puede ser eléctrico también de forma opcional.

En cuanto al equipamiento, os hemos comentado que es posible escoger entre tres líneas de acabado, en la que cada una ofrece el siguiente equipamiento. El acabado PURE ofrece, App-Connect, VW Media Control, Faros delanteros LED Basic, llantas Cascade de 18”, Discover Pro de 9,2”, ACC, Front Assist, Lane Assist, Park Pilot, Reconocimiento de señales de tráfico y Barras en el techo de color negro.

El PREMIUM, además de todo lo incluido en el acabado Pure, incluye Paquete de diseño Elegance, paquete asientos Comfort cuero Vienna, cámara visión trasera, Park Assist, Alarma, Paquete Easy-Open y Paquete Luz y visión, y por último el acabo R-Line, ofrece la línea R-Line exterior e interior, llantas Nevada de 20”, Innovision Cockpit, Head-Up Display y techo corredizo panorámico.

La versión que verá la luz en 2019, con motor V8, ofrecerá además de todo esto, apertura del maletero eléctrica, apertura y arranque sin llave, suspensión neumática con ajuste electrónico y depósito de combustible de 90 litros.

Ahora bien, y como es típico en el grupo Volkswagen, a parte de todos elementos todavía podemos hacer uso de la lista de opcionales, donde por ejemplo podremos escoger en las gama de 13 colores para la carrocería, así como elementos como el paquete Black Style para el acabado R-Line que lucía nuestra unidad de prueba, dándole un empaque más deportivo, o bien, el cierre servoasistido de las puertas, el sistema Night Vision (detecta a personas y animales en la oscuridad usando una cámara térmica), asientos delanteros con función masaje, las llantas de 21” SUZUKA o los faros IQ.Light – LED Matrix que a través de sus 128 LED por faro funcionan de forma inteligente adaptándose automáticamente a diferentes escenarios, como la luz de ciudad, de carretera, luz corta o larga de autopista, luz para el mal tiempo, para modo todo terreno o antideslumbrante para señales de tráfico, adaptando el haz de luz para permitir siempre al conductor tener una visión más clara y para no deslumbrar al resto de conductores en ninguna de las circunstancias anteriores.

En la presentación, tuvimos la ocasión de ponernos al volante de versión con motor V6 TDI de 286 CV y 3.0 litros, que desarrolla un par motor de 600 Nm entre las 2.250 y las 3.250 rpm, lo que se traduce en un propulsor que hace entrega de su potencia durante casi todo su régimen de giro. En la fase de aceleración este motor es increíble, pues hace que te olvides en muchas ocasiones que estás conduciendo con una mecánica diésel, no solo por como entrega la potencia, sino además porque el ruido del motor es totalmente imperceptible dentro del habitáculo. La perfecta asociación con la caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades permite sacar lo mejor de un conjunto que brilla por su eficiencia.

Sus prestaciones son para tener en cuenta, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,9 segundos, mientras que es capaz de lanzarse hasta unos cómodos 235 km/h, siendo la cifra más destacable para nosotros la que ofrece como recuperación para llevar adelantamientos, de 4,8 segundos para pasar de 80 a 120 km/h. En cuanto a los consumos, este motor tiene homologada una cifra de 6,6 litros a los 100 km, nosotros durante los más de 100 kilómetros que hicimos por autopista, a una velocidad de 120 km/h, vimos en el ordenador de a bordo una media de 7,6 litros.

La capacidad dinámica que tiene el nuevo Touareg es excelente, gracias claro está al elenco tecnológico con el que puedes dotarlo, como la suspensión neumática, el eje trasero direccional, así como las barras estabilizadoras para el tren trasero y delantero (eAWS). Estos tres sistemas funcionando al unísono, permiten que esta mole de casi dos toneladas tenga un paso por curva muy elevado, y que la carrocería, teniendo en cuenta su volumen no tenga oscilaciones típicas en este tipo de vehículos por la inercia. Vale la pena pagar los 7.130€ en conjunto de este opcional, pues obtienes a cambio un alto grado de confort y conducción.

Tuvimos la ocasión de hacer un tramo de unos 10 kilómetros de una carretera de curvas cercana al hotel donde nos alojamos, y sinceramente, os puedo decir que este SUV es más dinámico de lo que en realidad parece. Por un lado, el motor empuja como si no hubiera un mañana, lo que te permite salir prácticamente disparado de las curvas, pero lo mejor es, la facilidad con la que puedes ir entrelazándolas, sin acusar apenas balanceos gracias al eficiente sistema de 4V encargado de accionar las barras estabilizadoras electromecánicas, así como por el eje trasero direccional, que gira las ruedas en el mismo sentido de la dirección para facilitar las trazadas. Este sistema, por supuesto es un gran aliado para aparcar el coche dado su tamaño, ya que permite reducir su radio de giro al girar las ruedas en situación opuestas por debajo de los 37 km/h.

Para sacar partido a todo el conjunto el Driving Mode Selection, nos permite escoger entre 5 modos preseleccionados (Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual), pensado cada uno de ellos para de forma automática adapte los parámetros del cambio, la dirección, la suspensión neumática, la respuesta del motor la dirección y el control de crucero adaptivo. Mientras que las posiciones Eco y Comfort, están pensadas para optimizar al máximo el consumo de combustible y para viajar por autopista o carretera, el modo Normal, sería como una opción racional de conducción, el Sport convierte al Touareg a un SUV deportivo. El modo individual, permite al conductor personalizar cualquiera de los modos citados anteriormente, pudiendo además de forma manual cambiar algunos de los parámetros según sus gustos o preferencias de conducción.

También tuvimos la ocasión de conducir el Touareg por una pequeña ruta off-road que nos habían preparado, donde pudimos comprobar tras afrontar diversas rampas, que este coche no se arruga ante nada, y que el control de descenso en pendientes es también uno de los mejores aliados a la hora de conducir fuera del asfalto. En las zonas donde alguna de las ruedas perdía tracción, o bien quedaba al aire, gracias a la primera velocidad cuyo desarrollo es muy corto, sustituyendo casi a lo que podría ser una reductora, veías como la electrónica, repartía el par al resto de ruedas para llevar a cabo una maniobra de la que salías airoso, teniendo en cuenta el tamaño y peso del Touareg.

En resumen, os podemos decir que el nuevo Touareg, nos ha encantado, si bien por su nuevo diseño, adaptado al lenguaje actual de la marca, así como por el diseño interior y la connotación futurista que podemos encontrar gracias a las dos pantallas del interior, que por el momento de este tamaño solo podemos encontrar en un Tesla.

A nivel dinámico, la reducción de peso unida a los diferentes sistemas que equipa hace que el Touareg en carretera se mueva con mucha soltura, ofreciendo no solo un alto grado de confort, sino una confianza que se transmite a través de las sensaciones que proporciona al volante, en la que parece que el coche en todo momento controla la situación a la que lo expongas. En conducción offroad, nos llevamos buenas sensaciones tras haberlo probado por una pista forestal, además de haber pasado por un circuito que nos ha demostrado de que es capaz este nuevo SUV, teniendo en cuenta, que, en nuestro caso, tan solo los neumáticos han puesto el límite, pero, aun así, hemos podido valorar gratamente su comportamiento campero.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

Volkswagen España