Compartir

El DBX de Aston Martin ha sido tratado con un toque mágico de personalización a través del servicio a medida de la marca británica de lujo, “Q by Aston Martin”, burlando así el lado oscuro del SUV.

Con una gama de características de diseño a medida de “Q by Aston Martin – Comission” y de la exclusiva “Q by Aston Martin – Collection”, este ejemplar del recientemente presentado SUV de la marca pone de relieve una vez más una personalización que rompe las reglas y que es posible conseguir a través del servicio “Q by Aston Martin”.

Marek Reichman, Vicepresidente Ejecutivo y Director Creativo de Aston Martin, dijo que “a pesar de que las las especificaciones de diseño previas demostraron ya una gama increíblemente amplia de elección y expresión de nuestra actual paleta de colores y materiales, “Q by Aston Martin” ofrece las herramientas para aquellos que tienen un deseo desinhibido de empujar los límites de lo que es factible”.

Gracias al trabajo del galardonado equipo de diseño interno de Aston Martin, dirigido por el Director Creativo, Marek Reichman, el DBX consigue aportar un nivel de escultura y distinción a un sector quizás poco caracterizado normalmente por la elegancia. El aspecto fastback del DBX posiciona inteligentemente la masa visual del coche sobre las ruedas traseras, tal y como se ve en los deportivos de Aston Martin, todo esto sin comprometer ni la entrada ni la salida. A su vez, la larga distancia entre ejes no sólo proporciona un excelente embalaje interior, sino que también permite una línea de techo más baja y elegante, otorgando así elegancia a la forma general. A pesar de la elegancia inherente a este modelo, el lado oscuro de Aston Martin es personificado en este ejemplar único, representando un lado agresivo y confiado de la marca a través de una gama de atrevidos rasgos.

“Q by Aston Martin – Comission” permite a los clientes crear opciones a medida para sus especificaciones personales. Las llantas de 22” pintadas en negro brillante complementan el atrevido exterior del coche. En el interior, un conjunto de joyas de aluminio cromado satinado con un patrón de diamantes hecho a medida se encuentra entre hileras de cuero negro de obsidiana. La fibra de carbono mecanizada de manera que crea un acabado técnico reviste la consola central y las piezas de la puerta, mientras que una sola pieza expansiva de fibra de carbono se puede encontrar en todo el suelo de la zona de almacenamiento del coche.

Quizás la característica más llamativa del habitáculo del DBX es un acabado único de fibra de carbono usado para la consola central flotante del coche y los adornos de las puertas. Proporcionando un acabado técnico al interior del coche, la pieza central está mecanizada a partir de un bloque sólido que consiste en 280 capas individuales de fibra de carbono, colocadas meticulosamente a mano. Después de un proceso de curado de 12 horas, se necesitan 90 horas de fresado en cinco ejes para conseguir el impresionante acabado que se muestra hoy.

Para aquellos clientes que buscan opciones altamente exclusivas pero alcanzables, “Q by Aston Martin – Collection” es la opción perfecta. Con pintura gris xenón satinada, un paquete exterior inferior de fibra de carbono y placas anodizadas negras en la banda de rodadura y en el umbral, cada una de estas opciones ha sido desarrollada previamente por el equipo de diseño interno de la lujosa marca británica y está disponible para su pedido.

Reichmann añadió: “por supuesto, el ejemplar que se muestra hoy es sólo un ejemplo de inspiración que puede ser explorada, pero con el DBX proporcionando el lienzo definitivo para dar vida a una visión, cuento con ver una amplia y extensa variedad de creaciones en los próximos meses”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here