Compartir

Bentley, en la celebración de su centenario, ha querido participar en la famosa ascensión Pikes Peak International Hill Climb.

A bordo de un Continental GT, el piloto Rhys Millen ha conseguido sorterar las 156 curvas, y ascender 1.500 de desnivel en un tiempo de 10 minutos 4 segundos, impresionante crono teniendo en cuenta que ha recorrido una distancia de casi 20 kilómetros.