Compartir

En 2014 BMW irrumpía en el mercado de los Scooters de gran tamaño con el C Evolution, una moto 100% eléctrica premium que ganó enseguida una distinguida clientela, entre la que encontramos a las fuerzas del orden de más de una ciudad de la geografía española que las incorporaron a su flota.

Fue en 2017 en el marco del Concurso d’Eleganza Villa d’Este y dentro de su ambicioso proyecto Vision Next 100 cuando BMW llevó su prototipo BMW Motorrad Concept Link para mostrarlo al mundo, del que hoy hemos de dar las gracias, ya que su diseño es básico el mismo del que deriva el CE-04.

El BMW CE 04 tiene un precio de salida de 12.290€ y se comercializa en dos variantes. Una de ellas pensada para aquellos conductores con el carné A1 o de coche B convalidado, que podrán optar a la versión de 11 kW (15CV), mientras que para los que tenemos el carné A2 optaremos por la versión que hoy probamos, la de 15 kW (20CV), siendo estas dos potencias nominales, ya que se traducen en 32 y 4CV respectivamente en términos de potencia máxima.

A este precio de salida, en el que encontramos un equipamiento excelso y completo, entre el que destacamos la Keyless Go, control de estabilidad y tracción, la pantalla TFT o la marcha atrás entre otros, es posible como en todo buen BMW, acceder a un equipo opcional que permite hacerla todavía más exclusiva gracias a estos paquetes:

  • Kit Avantgarde (268,72 euros): pintura gris Magallanes, parabrisas tintado, asiento Pro, vinilos.
  • Paquete City (823,60 euros): caballete central, puños calefactables, control de presión de neumáticos, alarma.
  • Paquete Confort (488,31 euros): asiento Confort (dos tipos a elegir), puños calefactables.
  • Paquete dinámico (453,58 euros): modo de conducción Pro, ABS Pro con luz de freno dinámica, faro delantero Pro, faros autoadaptables.
  • Paquete Finition Pro (1.149,45 euros): modo de conducción Pro, ABS Pro con luz de freno dinámica, faro delantero Pro, alarma, faros autoadaptables, control de presión de neumáticos, caballete central, puños calefactables.

Está a la venta desde la pasada primavera en los concesionarios, y para su compra te puedes acoger al Plan Moves. Otra de las opciones interesantes es optar por la compra a través del sistema de la financiera de BMW Bank, entregando una entrada de 1.333€, podrías tenerla por una cuota mensual de 179€ en 36 meses y una última cuota de 5.360€, o bien, dejar de pagar y coger otra BMW. Quizás esta sea la mejor de las opciones.

Y si además quieres ir a la moda, BMW Motorrad ofrece una chaqueta a juego con el CE-04, la Tokio Connect GTX, que cuenta con conexión bluetooth y que ilumina la espalda o las mangas. Esta chaqueta está equipada con protecciones tipo A añadiendo incluso un espacio para la protección de la espalda. Está fabricada en 100% poliamida y tres capas de Gore-Tex Pro que la hacen no solo impermeable sino también transpirable.

DISEÑO ÚNICO Y ROMPEDOR

El diseño de este scooter eléctrico es rompedor, no hay absolutamente nada parecido en el mercado, algo que evidentemente juega a su favor, siendo innovadora, futurista y un producto muy diferente, algo que apasionará a los entusiastas de la marca. Os podemos asegurar que durante los 7 días que tuvimos esta moto, veíamos como los peatones se giraban al verla, así como nos preguntaban casi cada vez que parábamos para aparcarla que moto era alabando su estampa, incluso en algún caso nos dijeron si era un prototipo para sacarla en alguna película futurista.

Su longitud y distancia entre ejes de 1.675mm, así como las llantas lenticulares de 15”, pasando por el asiento o el frontal dan muestra de que el equipo de diseño de BMW ha arriesgado para hacer algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, y ha sido todo un acierto, la verdad sea dicha.

Todo en el CE-04 son líneas rectas, sobre todo en la vista lateral, que es donde más se aprecia su gran tamaño y donde destaca el asiento flotante, así como el amortiguador trasero situado en el flanco izquierdo. La firma lumínica es toda LED y se ofrece a través de un doble faro que le da una personalidad propia a la parte delantera, recordándonos en todo momento que parece estamos sobre una moto sacada de la saga de Star Wars. En la parte trasera el sistema de iluminación está integrado con los intermitentes lo reduce el uso de un piloto central.

UNA MOTO CONECTADA CON EL CONDUCTOR

Para el cuadro de mandos se ha recurrido al mismo que estrenó su hermana mayor la BMW R 1250 RT. Una pantalla de 10,25 pulgadas TFT con un sistema anti reflejos que deja ver la información proyectada incluso si le está dando directamente el sol y que se controla mediante un mando giratorio ubicado en la piña de la izquierda y su uso es muy sencillo a la vez que intuitivo.

A nivel de conectividad y gracias al sistema BMW Connected Ride, podemos hacer que sea una prolongación de nuestro smartphone, ya que a través de la pantalla TFT, tendremos acceso a funciones como escuchar la radio o música de nuestro móvil, sistema de navegación o intercomunicación con nuestro casco y el del pasajero o la función de atender llamadas telefónicas. También podremos ver información relativa a la conducción como la autonomía restante, el estado de carga de la batería o la presión de los neumáticos entre otra información.

Lo único que no nos termina de convencer del sistema Connected Ride es la navegación ya que para que pueda verse representado el mapa en la pantalla del CE-04 la aplicación debe estar abierta y en primer plano en tu smartphone, lo que consume batería del teléfono y calienta mucho el terminal. BMW ha querido solucionar esto con una guantera que está dotada de una conexión USB-C, a la vez que está refrigerada, pero su funcionamiento no es del todo fluido.

Uno de los elementos clave del CE-04 es el sistema de llamada de emergencia, capaz de detectar una caída de la moto, incluso en parado si esto pasa, se activará la llamada al 112, enviando la ubicación de la moto para activar así los debidos protocolos de emergencia.

MOTOR Y BATERÍAS

Para mover al CE 04, encontramos un motor sincrónico de imanes permanentes dotado de refrigeración líquida, con una potencia nominal de 15 kW (20 CV) pero capaz de desarrollar picos de 31 kW (42 CV) y 62 Nm de par motor. Este motor deriva el usado en BMW 225xe Active Tourer híbrido enchufable, lo que demuestra el compromiso de la marca en utilizar todos sus recursos en su camino hacia la electrificación. Este motor está ubicado justo en el centro de la moto y utiliza un sistema de transmisión de correa dentada, mientras que las baterías están colocadas en la parte inferior, lo que en conjunto favorece a tener un centro de gravedad óptimo para su conducción.

De hecho, con las baterías pasa exactamente lo mismo, ya que se utilizan en el CE-04 la mismas que podemos encontrar en el recién llagado BMW i4. Si comparamos la batería del CE-04 con la del C-Evolution, vemos que este último en el caso de Low Range disponía una batería de 11,4 kW, lo que se traducía en una velocidad máxima de 129 km/h y una aceleración de 0-50 km/h de 2,5 s. En el caso del scooter que hoy ocupa nuestra prueba, dicha capacidad es de 8,9 kW, una reducción que no se traduce en una rebaja notable de sus prestaciones, ya que su velocidad máxima se fija en 120 km/h y su aceleración de 0-50 km/h en 2,6 s, mientras que la autonomía pasa de 160 a 130 kilómetros. El resultado es que con menos capacidad de batería obtenemos un rendimiento muy superior en términos relativos, lo que refleja la evolución del proceso de la electrificación de la marca.

Para cargar la batería existen dos opciones; usar el cargador integrado de 2,3 kW con conector 2 Shuko Mennekes que es compatible con cualquier wallbox o cargador público. Una carga en un enchufe convencional de casa estaría entorno a las 3,30 horas para pasar del 0 al 80% o de 4,20 horas para hacerlo hasta el 100%, o bien, comprar el cargador opcional (900€) de 6,9 kW con el que reduciríamos los tiempos para el 80% en tan solo 1,05 horas o de 1,40 horas para el 100%.

La autonomía homologada del BMW CE 04 es de 125 km, cifra que parece suficiente y razonable si vives en la ciudad o la periferia. En nuestro caso por ejemplo que vivimos a 45 kilómetros de nuestra oficina, esta autonomía se nos queda corta, además teniendo en cuenta que para cubrir ese trayecto tenemos que hacer un tramo de autovía y autopista, donde el consumo se eleva y básicamente no se recarga nada la batería del CE 04, lo que nos ha obligado en tres ocasiones a tener que cargar la moto en el destino antes de volver al origen.

Ahora bien, la cosa cambia si solamente la quieres para hacer con ella trayectos urbanos, aquí sí que tienes una muy buena opción ya que con el modo ECO activado el nivel de la frenada regenerativa es tal que recuperaras autonomía a la vez que la conduces, ya que en la ciudad las frenadas y deceleraciones son muy constantes.

CONDUCCIÓN SORPRENDENTE

La posición de conducción del CE-04 es un tanto singular, igual que todo en este scooter donde es fácil acomodarse gracias a su escasa altura de 780 mm, aunque la anchura del frontal hace que tengas que abrir las piernas un poco más de lo normal.

La sensación de aceleración que transmite este scooter es brutal, ya que sus 62 Nm empujan los 231 kg de lastre como si no hubiera un mañana a la vez que, con mucha soltura y rapidez, tanto que en ocasiones es fácil ver como parpadea la luz del control de tracción en el cuadro de mandos.

Las prestaciones son acordes a su potencia, así que declara un 0 a 50 km/ de tan solo 2,6 segundos, mientras que la velocidad máxima la tiene limitada a 120 km/h para preservar la carga de la batería, todo un acierto.

El BMW CE 04 cuenta con 3 modos de conducción; ECO, Rain, y Road más el Dynamic que puede incluirse, aunque de forma opcional dentro del paquete Dinámico antes mencionado, siendo este último el que entrega la energía y potencia de forma más directa y rápida, amén de poder regular el freno motor. El modo Rain y el Eco reducen tanto la entrega de potencia como el par motor, pero en el caso del ECO, amplifica el freno motor para obtener mayor regeneración de la batería. Con este modo de conducción será con el que podemos conducir el CE-04 sin apenas utilizar los frenos mecánicos. Por último, el modo Road ofrece una conducción más equilibrada igualando las prestaciones a la eficiencia dejando una autonomía sobre el papel de entre 100 y 130 kilómetros.

Ahora bien, la guinda del pastel es la sorpresa que te llevarás cuando entres a negociar curvas con ella, pues si bien su apariencia, al ser tan larga y tener una distancia tan grande entre ejes es de que será torpona en este apartado, nada más lejos de la realidad. SU bajo centro de gravedad y la colocación de las baterías hacen que el reparto de pesos sea el ideal para poder disfrutarla no solo en ciudad, sino en carretera abierta también.

Quizás uno de los inconvenientes, es que el deflector de aire de la parte delantera es pequeño, lo que propicia que cuando conduces por autovía o autopista recibes mucho viento en el cuerpo y la cara, lo que no solo resulta algo molesto, sino que también se traduce en un consumo de energía por la resistencia al viento que ofrece el conductor.

La frenada está encomendada a un doble disco delantero de 265 mm y pinza de 4 pistones de anclaje radial, y un único freno trasero de 265 mm y pinza de 1 pistón, mientras que para la suspensión encontramos horquilla telescópica convencional con doble tija delante y mono-amortiguador trasero para el basculante mono brazo, con recorridos de 100 y 92 mm respectivamente siendo regulable en precarga la del mono amortiguador.

El puño derecho funciona como si de un potenciómetro se tratara, y funcionando al unísono con los modos de conducción es posible conducir el CE-04 si tener que utilizar las manetas de los frenos, gracias a los diferentes niveles de retención y de regeneración de las baterías a través del sistema de recuperación de energía al más puro estilo de los One Pedal de BMW, donde las retenciones que ofrece por sí solo es más que suficiente para desacelerar, tanto en ciudad como en carretera, haciéndote de que además puedas centrarte mejor en la conducción.

El buen comportamiento de este scooter eléctrico ante cualquier escenario es fruto de una combinación entre el chasis tubular de acero, que ha sido desarrollado y creado para este modelo en especial, así por las llantas de 15” (con neumáticos 120/70 y 160/60), un lanzamiento de 26, 5º de dirección y 120 mm de avance, así como la colocación del motor y las baterías como hemos comentado antes en una posición estratégica que mejora el centro de gravedad.

CONCLUSION

En su día pusimos a prueba las dos versiones que BMW lanzó del C Evolution y ya por aquél entonces nos encantó la sensación de conducción de una moto eléctrica, sopena de la autonomía que para nosotros disponía, porque nos complica nuestro día a día por el hecho de tener que cargarla si o si en el punto de destino. Ahora bien, como alternativa a una moto de combustión en ciudad es la gran alternativa, a la vez que, si lo gestionas bien, puedes ahorrar mucho dinero con la energía eléctrica frente al combustible.

El BMW CE-04 es una moto de aquellas que cuando las ves o te enamoras o no te gusta nada. A nosotros nos dio un flechazo en el primer momento que la vimos al natural que fue, precisamente en el último Salón del Automóvil celebrado en Barcelona hace un año y medio.

Teníamos muchas ganas de probarla, y sinceramente dejando de lado el diseño que nos parece una verdadera pasada, encontramos que es una opción urbana para disfrutar por un lado de una conducción silenciosa y como no, eficiente, afirmación que hace un amante de los motores de dos tiempos, así como de una moto que está adelantada al futuro de los eléctricos de movilidad urbana.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • BMW España

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here