Compartir

Son pocas las ocasiones que tenemos para poder enfrentar a dos coches de una misma marca y en esta ocasión lo hacemos con el Audi SQ5 y con el Audi S4. Distintos pero parecidos, así son estos dos coches que tienen algo en común bajo el capó delantero, un propulsor V6 biturbo que rinde 354 CV y ofrece un par motor de 500 Nm en ambos modelos.

El Audi S4 es para nosotros uno de nuestros favoritos, por su concepción y segmento, el de las berlinas familiares que tanto nos encantan y de las que estamos tremendamente enamorados. Esta quinta generación del A4 ha concebido a un familiar mucho más efectivo que su predecesor y que ahora ofrece una nueva mecánica a la vez que un comportamiento dinámico que ha mejorado sustancialmente.

Pocos son los elementos que podemos ver en el S4 que le diferencien de un A4 convencional, siento las dobles salidas de los escapes, así como los retrovisores los más destacables.

Por su parte, el SQ5, es un SUV de tamaño medio que se presenta en su segunda generación, al que particularmente la idea de que ahora la hayan cambiado el concepto al ponerle un motor de gasolina, frente al V6 BiTDI TDI (313 CV y 600 Nm) que llevaba cuando tuvimos ocasión de probarlo, me convence, pero me hace añorar aquella prueba, que además tuvimos ocasión de hacerla en circuito. En fin, hay que proteger al medio ambiente, y en ocasiones, tiene estas cosas, algo que también es de agradecer.

En cuanto a su diseño, misma teoría que en el S4, son pocos los elementos que diferencian a esta versión de un Q5, salvo por el paragolpes delantero, los retrovisores en aluminio o las dobles salidas de los escapes alojadas dentro del marco del difusor trasero.

Ambos coches llevan una S que les precede en la denominación del modelo, lo que significa que estamos frente a dos deportivos en toda regla, y os podemos asegurar que tanto el S4 como el SQ5 lo son, además claro está, de poder ser utilizados a diario como un simple utilitario, bien sea para ir a trabajar, conduciendo por la ciudad o bien para disfrutar de un buen viaje, disfrutando de lo que cada uno en su esencia y concepción es capaz de ofrecer.

Básicamente como podréis observar en el siguiente cuadro las medidas son muy similares, por lo que ofrecen en cuestión de espacio básicamente lo mismo, aunque bajo un concepto diferente. 

Medidas Audi SQ5 Audi S4
Largo 4.671 mm 4.745 mm
Ancho 1.893 mm 1.842 mm
Alto 1.635 mm 1.404 mm
Batalla

2.824 mm

2.825 mm

Volumen maletero

550 litros

480 litros

Peso

1.945 kg

1.750 kg

En el habitáculo de ambas versiones reina la sobriedad y el diseño con el que la marca lleva en sus últimos modelos implementando además nuevas tecnologías, a la vez que elementos deportivos que son meros guiños estéticos.

Si jugamos al juego de las 7 diferencias, quizás sean estas las que encontremos en el habitáculo de ambos modelos, pues son muy parecidos. Tan solo encontramos una disposición diferente en la pantalla del sistema de infoentretenimiento, así como de la consola central, el hueco que hay bajo los mandos del climatizador y el mando del MMI, que en el caso del Audi SQ5 (foto derecha) dispone de un tracpad.

Ambos volantes deportivos de tres radios son multifunción y disponen de las levas para el manejo del cambio de forma secuencial. Tras estos encontramos el Audi Virtual Cockpit, que permite configurar la pantalla a gusto del conductor y dispone de unas grafías específicas en los modelos S o RS como es este caso, además de posicionar el cuenta revoluciones en el centro de la pantalla a modo de primar su atención como rasgo más característico dentro de los modelos más deportivos de Audi.

Los asientos de corte deportivo disponen del logo S en el respaldo, son multifunción y en opción disponen de la función de masaje. Sujetan el cuerpo a la perfección sobre todo en los apoyos laterales y es fácil encontrar una buena posición de conducción gracias a sus numerosos reglajes.

En la parte trasera tanto el S4 como el SQ5 ofrecen una banqueta para hasta tres ocupantes, siendo la plaza de en medio, como en la mayoría de los coches la más perjudicada, tanto por el respaldo que normalmente suele ser el apoyabrazos, así como por los abultados túneles de transmisión, que dejan escaso espacio para las piernas.

Habitáculo y maletero del Audi S4

Los maleteros son dos verdaderos baúles de carga y una de las principales bazas que buscan los clientes. Mientras que la berlina ofrece 480 litros en circunstancias normales, abatiendo los asientos traseros encontramos unos muy generosos 1.510 litros. En el SQ5 por su parte encontramos 550 litros y un total de 1.550 tras abatir los asientos.

Trasera y maletero del Audi SQ5

Las prestaciones de estos dos deportivos son bastante similares, ya que son capaces de lanzarse hasta los 250 km/h (velocidad auto limitada) y de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos el S4 y en 5,4 segundos el SQ5, está claro que el lastre de 190kg extras en este último engrosa esta cifra de aceleración, que al volante es mas sensacional en el SUV que en la berlina, quizás por la sensación de tamaño y por la posición de conducción que es más elevada.

En lo que a consumos se refiere, claro está que el SQ5 sale perjudicado, por peso y volumen. Aquí la marca homologa 7,5 litros para el S4 y 8,3 litros para el SQ5, cifras que nosotros en la prueba de ambos vimos incrementadas hasta los 10,5 litros en el caso del S4 y en 11,3 para el SQ5, teniendo en cuenta que condujimos en ambos casos casi 550 kilómetros y en diferentes escenarios. Donde más puedes acercarte a los consumos homologados, es conduciendo por autopista a velocidad de crucero donde el sistema de navegación a vela se convierte en tu mejor aliado para contener un tanto estas cifras que al final tanto nos importan.

Bajo el capó delantero, encontramos en ambos coches el mismo motor V6 TFSI de 3.0 litros que rinde una potencia de 354 cv y desarrolla un par motor de 500 Nm disponible entre los 1.370 y las 4.500 rpm, lo que se traduce en un propulsor cuya entrega de potencia es bastante lineal, gracias también a la perfecta asociación con una caja de cambios Tiptronic de ocho velocidades de convertidor de par, que ofrece unos cambios rápidos y bastante precisos, aunque en algunos momentos parece o da la sensación que prime la eficiencia frente a la deportividad que estos dos “aparatos” necesitan.

Para garantizar la tracción, encontramos el eficiente sistema quattro tanto en la berlina como en el SUV, cuyo reparto inicial de par es de un 60% para el tren trasero y de un 40% para el delantero, pudiendo desviar el diferencial central esta potencia hasta el 85% el tren trasero en función de la tracción que se precise.

Elementos como el torque Vectoring son indispensables a la hora de trazar curvas, sobre todo con el SQ5, donde las inercias se notan algo más por el incremento de peso, así como por su volumen. Este sistema lo que hace es frenar la rueda que se encuentra en el interior de la curva para evitar en la medida de lo posible que se tienda al subviraje.

En el caso del SQ5, además de la dirección dinámica deportiva y la suspensión adaptativa encontramos el diferencial autoblocante para el eje trasero de forma opcional igual que la suspensión neumática adaptativa, ideal claro está para el uso offroad que le podemos dar a este SUV, que dispone de dos modos de conducción específicos en este sentido, Allroad y lift/offroad, dentro del Dynamic Select, donde encontramos además cuatro modos comunes, como son el Comfort, auto, individual y Dynamic.

En carreteras de montaña, los dos hacen gala de comportarse como el deportivo que son, ahora mismo no me atrevería a decir, si tuviera que juzgarlo solamente por este comportamiento con cual de ellos me quedaría, pues ambas opciones ofrecen un comportamiento ejemplar, incluso en curvas cerradas y ratoneras en la que la transición entre una y otra llega en un abrir y cerrar de ojos. Está claro que, en curvas más grandes, los dos son rivales, pues la capacidad que tienen para afrontarlas gracias a la estabilidad que ofrecen es encomiable.

Quizás el S4 ofrece un poco más de brío y un paso por curva más elevado, pero es algo que puedes apreciar empezando a rodar al límite, que es quizás en el único instante en el que se puede apreciar una gran diferencia de comportamiento dinámico entre ambos.

Para el calzado, el SQ5 disponía de unas llantas de 21″ (opcionales) calzadas con neumáticos en medidas 255/40/21 y el S4 con unas llantas de 19″ con neumáticos 245/35/19. Los frenos de discos sobredimensionados de 350 mm delante y 330 para el tren trasero, cumplen con su cometido a la perfección, ya que no solo detienen con contundencia, sino que además se muestran bastante infatigables en cualquier circunstancia de conducción, incluso sometiéndolos a frenadas constantes en un puerto de montaña.

Los preciosa de salida de ambos cocheses dispar; mientras que el Audi S4 se ofrece a partir de 75.000€ el SQ5 parte de unos generosos 81.000€ a los que te nememos que sumar algunos extras que ambas unidades equipaban, como el paquete de asistentes tour, diferencial trasero deportivo, faros delanteros Matrix LED, Head-Up-Display, suspensión neumática adaptativa S (en el SQ5), llave confort, pintura metailizada, tapicería de cuero Napa fina con logo S, equipo de sonido Bang & Olufsen 3D o las llantas de 21″ para el SQ5, que engrosan un poco más la factura.

En resumidas cuentas, os podríamos decir con cual de estos dos deportivos nos quedaríamos nosotros, pero preferimos que seáis vosotros los que toméis vuestra decisión tras haber leído la prueba.

Dos almas, un mismo corazón, ahora bien ¿es cuestión de gustos? O ¿es cuestión de conceptos? Para nosotros, os daremos una pequeña pista, que ya los la hemos adelantado al inicio de este artículo, somos unos fans incondicionales de las berlinas familiares, pero claro, cuando pruebas un SUV que ofrece prácticamente lo mismo y además te permite su uso offroad, entonces es cuando piensas, que bien lo han hecho en Audi, teniendo en cuenta que el Audi S4 es un referente dentro de su segmento, para hacernos dudar con el SQ5.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Audi España
  • Cavas Juvé i Camps
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

Galería fotos Audi SQ5

Galería fotos Audi S4