Compartir

“Hey Mercedes”, esta es la bienvenida que puedes darle al nuevo Mercedes Clase A para pedirle todo aquello que se te pueda ocurrir mientras lo conduces, gracias al sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience).

Hace unos días, tuvimos la ocasión de conocer y ponernos al volante del recién llegado Clase A de Mercedes, un coche que lleva una década en el mercado del automóvil, y que por concepto ha ido cambiando de segmento, pues no empezó como el hatchback que hoy en día conocemos, sino como un monovolumen compacto, para convertirse en una de las mejores alternativas del segmento compacto premium junto a rivales de la talla del BMW Serie 1 o el Audi A3.

Fue en 1997 cuando se lanzó el Clase A al mercado, ahora esta cuarta generación llega en un momento álgido para la marca con la fiel intención de liderar ventas. Fue en 2012 cuando Mercedes, viendo que el mercado de los compactos estaba en pleno auge, decidió reinventar al Clase A, y así lo hizo. Por aquel entonces, nos encontramos con un compacto de diseño rompedor, a la vez que elegante pero deportivo lo que hizo que Mercedes empezara a ganar adeptos a una marca que para muchos parecía como prohibitiva, o estaba destinada a un público no tan joven como el que ahora tiene.

En lo que a diseño se refiere, en el exterior vemos como el frontal adopta el nuevo lenguaje de la marca, visto ya durante estos meses en el nuevo Mercedes CLS, donde destacan los faros LED más finos, así como una nueva parrilla que alberga la tradicional estrella de gran tamaño. En la trasera, la principal diferencia es que los pilotos de nuevo diseño están separados entre el portón y la carrocería. Destacar, que su nuevo diseño le permite gozar de un coeficiente aerodinámico cuyo valor Cx de 0,25 es líder del segmento.

Este nuevo coche ha ganado en tamaño con respecto a la generación anterior, ya que ahora es 12 cm más largo, ofreciendo una talla de 4,22 metros que ha hecho crecer la distancia entre ejes 3 cm para llegar a los 2,73 metros. Esto se traduce no solo en una mayor habitabilidad, sino en un aumento del maletero, algo que es los compactos es de agradecer. Así pues, este Clase A cuenta con unos generosos 370 litros de capacidad, 29 más que antes además de tener 20 cm extras de boca de carga.

La tecnología es sin duda alguna el fuerte en el Clase A, donde la marca estrena la nueva generación de sistemas de entretenimiento denominados MBUX que se adaptan a las preferencias del conductor a través de la inteligencia artificial, a la vez que presenta un sistema de reconocimiento de voz como muy “coloquial”, pues con tan solo decirle “tengo frío” o “tengo hambre” puede subir la temperatura del habitáculo o bien ofrecerte a través del navegador los restaurantes más próximos a la zona por la que estés conduciendo en ese momento.

Lo primero que salta a la vista, desde el momento en el que abres la puerta de este coche, son las dos pantallas digitales al más puro estilo de los Mercedes Clase E o Clase S, que pueden tener tres configuraciones diferentes: 2 pantallas de 7”, una pantalla de 7” y otra de 10,25” o bien dos pantallas de 10,25” como era el caso de la unidad que nosotros tuvimos ocasión de poner a prueba.

La pantalla del lado izquierdo es el cuadro de mandos que ofrece unos niveles de personalización por encima de su segmento, pudiendo escoger entre tres modos de visualización en función del modo de conducción (Modern, Classic y Sport). La de la derecha, que por primera vez en la marca se ha recurrido a un sistema táctil presenta el avanzado sistema de infoentretenimiento, así como el manejo del sistema del audio, el navegador o diferentes parámetros de configuración del coche como bien podría ser el sistema de iluminación ambiental que dispone de 64 colores.

Bajo esta pantalla encontramos unas originales salidas de aireación para la parte frontal del habitáculo que bien podrían recordarnos a unas turbinas, y bajo estas, los mandos del climatizador.

En la parte más baja de la consola central encontramos en vez del mando típico de control para el sistema de infoentretenimiento, una superficie parecida al touchpad de los ordenadores portátiles, lo que permite un uso más fácil del sistema a la vez que dispone de unos botones en los laterales con accesos a diversas funciones.

El volante es una herencia de los hermanos mayores del Clase A y dispone no solo de un tacto y grosor perfectos, sino que además es multifunción con dos mandos táctiles desde lo que se maneja de ambas pantallas.

Otra de las claves que presenta el nuevo Clase A, es la aplicación Mercedes ME, así como todas las funciones que esta presenta, como por ejemplo (no disponible todavía en España), el echo de poder visualizar en una zona determinada si disponemos de plazas de parking en la calle o en parking privados, así como la posibilidad de poder compartir el coche (car sharing) con familiares o amigos mediante una llave digital adhesiva, siendo Mercedes pionera en ofrece este sistema para coches de serie.

En cuanto a los precios de partida, la nueva Clase A está disponible por el momento, desde los 31.400€ para la versión de acceso con motor de gasolina y 163cv (A200) y desde los 32.700€ para la versión diésel que dispone de una potencia de 116 cv (A180d), versión que solamente está asociada a un cambio automático de 7 velocidades. Para la versión gasolina, encontramos un cambio manual de 6 velocidades o la posibilidad de montar opcionalmente una caja de cambios de doble embrague de 7 velocidades. Las nuevas versiones no tardarán en legar, siendo la A250 4MATIC (224cv) la más inmediata, y para un futuro próximo incorporarse las versiones híbridas o las tan ansiadas AMG.

En un futuro muy próximo veremos dos nuevas variantes con motor diésel y será seguramente las denominadas A200d y A220d, con potencias de 150cv y 190cv respectivamente.

Por el momento, y hasta que tengamos ocasión de poner a prueba durante unos días al nuevo Mercedes Clase A, lo que hemos visto en esta primera toma de contacto nos ha dejado muy buenas sensaciones, además de ver claramente, que la marca está por encima de sus más directos rivales con una propuesta no solo tecnológica, sino que además ofrece más espacio para poder ser disfrutado.

Escrito por Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Mercedes España