Compartir
Seat Tarraco

El SEAT Tarraco ha llegado en un momento muy dulce para SEAT, así como para cubrir un segmento en el que los SUV de 7 plazas parecen ser demandados por las familias numerosas habiendo desaparecido ya por completo el segmento de los monovolúmenes, que en el caso del SEAT Alambra, también y de forma opcional podía montar una tercera fila de asientos.

Siguiendo la tradición de la marca de poner nomenclaturas a sus coches de ciudades españolas, el Tarraco hace mención de la ciudad mediterránea de Tarragona. Este nombre fue escogido por la votación de más de 140.000 personas que de forma popular votaron a través de la iniciativa que la marca llevó a cabo con la campaña #SEATbuscaNombre para su nuevo SUV.

Convertido en el buque insignia de la marca, ya que este SUV está llamado a competir en un segmento premium, dónde las opciones están muy reñidas por la amplia competencia que hay, el Tarraco se posiciona muy con respecto a otras alternativas por su precio y sobre todo por el equipamiento que ofrece.

El nuevo SEAT Tarraco se presenta con cuatro niveles de equipamiento: Style, Style Plus y Xcellence Plus, que incluyen de serie en la línea más básica elementos como los faros LED, Digital Cockpit, asistente de frenada automática en ciudad con detección de peatones, sistema multimedia con pantalla táctil de 8”, así como el acceso sin llave o llantas de 17”. Las versiones Xcellence, añaden a esto, cámara trasera, llantas de 19” o el portón trasero de apertura automática entre otros. Más adelante estará disponible al igual que en el resto de la gama una versión FR que vestirá el exterior con elementos para dar un empaque más deportivo a todo el conjunto.

Por el momento hay disponibles 5 variantes mecánicas del Tarraco; dos versiones gasolina con motor TSI de 150 y 190 CV, la primera con cambio manual y tracción delantera y la segunda con cambio DSG de 7 velocidades y tracción integral. Para las versiones diésel, encontramos dos versiones del 2.0 TDI con 150CV, pudiendo ser manual o con cambio DSG con o sin tracción 4Drive, y la versión más potente de 190CV, con cambio DSG y tracción integral. En un futuro no muy lejano es posible que veamos una versión híbrida enchufable, como la que podríamos ver en el nuevo CUPRA Formentor, que fue presentado recientemente en el Salón de Ginebra.

El SEAT Tarraco está disponible desde los 29.400€ para la versión de acceso, con motor 1.5 Eco TSI de 150 CV 4×2 Style, a los que le tendríamos que añadir 850€ en el caso de que este tuviera la tercera fila de asientos para disponer así de 7 plazas.

Producido en España, pero fabricado en la factoría de Wolfsburg (Alemania), dónde compartirá la línea de producción con el Volkswagen Tiguan All Space, con el que comparte la misma plataforma MQB A+ que se caracteriza por su gran distancia entre ejes, lo que se traduce en ese espacio extra en el interior del habitáculo que permite la posibilidad de alojar la tercera fila de asientos.

Su diseño, quizás es algo continuista y nos puede recordar en mayor medida al Ateca, aunque presenta novedades que veremos en los futuros SEAT como en la nueva generación del León, como la nueva parrilla delantera de forma hexagonal que se diferencia del resto de la gama por su diseño en el que resaltan los cromados. Los faros rasgados dotados de tecnología LED, dibujan una bonita forma con la luz diurna, y enfatizan más si cabe el carácter imponente de Tarraco.

La vista lateral del Tarraco, es la que da y evidencia más si cabe su longitud, en la que vemos unos pasos de rueda sobredimensionados, para dar cabidas a las preciosas llantas de aleación SUPREME de 20” (opcionales) calzadas con unos neumáticos en medida 235/45/20, que dejan entre ver el sistema de frenado compuesto por unos discos de acero de 340 mm, así como una nervadura de media cintura que recorre todo el lateral del coche y que ensalza más si cabe su diseño. En la zaga, muy a la moda, ofrece unos pilotos LED de luces dinámicas, que se unen mediante una tira reflectante, que dibuja por la noche una perfecta forma lumínica realzando la anchura de esta parte del coche. En la parte más baja del paragolpes, encontramos en los laterales dos adornos que simulan unas salidas de escape.

Las medidas del Tarraco son sin duda la mejor baza de este SUV de gran tamaño, ya que son sus 4,7 metros de largo, 1,8 de ancho, una altura de 1,6 metros y una batalla de 2,7 metros, puede alojar sin problemas a 5 ocupantes, que disfrutarán de un maletero con una capacidad de 700 litros en el caso de estar configurado como 5 plazas y de 230 en el de 7, y de 1.775 litros si abatimos los asientos traseros.

Cuando accedes al interior del Tarraco, enseguida se aprecia que el empaque premium de este SUV no solo es visible en su exterior, sino que SEAT ha cuidado el habitáculo para ofrecer lo que esperas en un coche como este. Los asientos, tapizados en tela en combinación con la Alcántara, ofrecen un alto grado de confort, además recogen el cuerpo muy bien, incluso en los apoyos laterales a la hora de conducir por zonas reviradas. La posición de conducción está muy buen cuidada, pues te ofrece una vista panorámica de toda la delantera del coche, en la que el pilar A apenas molesta, sobre todo en los giros más cerrados.

Tras el volante de tres radios multifunción encontramos de serie el nuevo Digital Cockpit de 10,25 pulgadas, que es totalmente personalizable por el conductor ofreciendo diferentes vistas, en la que destaca sin duda la que ofrece la cartografía del sistema de navegación.

En la consola central encontramos una pantalla de nuevo diseño de 8” táctil, y que ofrece mediante los sistemas Apple Car Play y Android Auto una perfecta conexión con los smartphones de última generación, lo que permite la navegación a través de Google Maps o poder escuchar música a través de la aplicación Spotify. Desde esta pantalla se controla todo el sistema de infoentretenimiento del coche, a la vez que el sistema de climatización, y también es posible ver en ella los característicos datos de conducción deportiva, o para el uso offroad en el caso de las versiones que cuentan con el sistema de tracción 4Drive. Si escogemos el sistema Navi System Plus, disfrutaremos además del control gestual de la pantalla con el asistente de voz Amazon Alexa.

En la parte trasera la segunda fila de asientos puede dar cabida a 3 ocupantes, o lo que es lo mismo, dos sillitas de bebé, además permite su desplazamiento de forma longitudinal, algo que por ejemplo el SEAT Ateca no permite, siendo esto muy útil para ganar espacio de carga en el maletero que en el caso del Tarraco 5 plazas ofrece unos generosos 760 litros.

Su equipamiento de serie es muy completo, y mas todavía en esta versión Xcellence Plus, en la que podemos encontrar Sistema Kessy y arranque sin llave, portón trasero eléctrico, detector de fatiga, sistema de llamada de emergencia E-Call, Control de velocidad de Crucero Adaptativo, cuadro de mandos Digital Cockpit, faros 100% full LED, ESP, airbags laterales de cortina, sensores de aparcamiento delantero y traseros con Park Assist, o el selector de modos de conducción SEAT Drive Profile entre los más destacados. Dentro de los opcionales que podemos escoger, los más representativos podrían ser la tapicería de piel, asiento del conductor con reglaje eléctrico, sistema de cámaras 360º, control del chasis adaptativo DCC, techo panorámico o el sistema de Navegación Plus de 8” con Navegación 3D y disco duro de 10gb.

Nuestra unidad de pruebas disponía la mecánica disponía de un motor que ya no necesita presentación, por ser un viejo conocido dentro del grupo VW, un 4 cilindros de dos litros TDI que ofrece 150 cv de potencia y un par motor de 340 Nm entre las 1.750 y las 3.000 rpm, ofreciendo una elasticidad desde bajas vueltas, dónde ya demuestra todo su potencial.

Este propulsor, está asociados a una caja de cambios de doble embrague DSG de 7 velocidades y al sistema de tracción integral 4drive de SEAT, complemento ideal para sacar a relucir al alma campera del Tarraco, lo que te permitirá disfrutar de él por el campo y la montaña.

Sin duda, este motor es realmente ahorrador en lo que a consumos se refiere, por lo que es fácil acercarse a los 4,9 litros que ha homologado la marca, siendo una cifra de 5,8 litros la que nosotros conseguimos de media durante nuestra prueba que llevamos a cabo. Cumple con la actual normativa de emisiones Euro 6, y es capaz de lanzar al Tarraco de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y obtener una velocidad punta de 202 km/h.

Si SEAT con el Tarraco ha conseguido hacer un SUV premium, su dinamismo también lo es. No solo es un coche cómodo para viajar y llevar a cabo largos desplazamientos, sino que, además, en zonas reviradas ofrece un comportamiento de lo más eficaz. Nuestra unidad de pruebas estaba equipada con el control de chasis adaptativo DCC, asociada a los diferentes modos de conducción disponibles en el SEAT Drive Profile (Eco, Normal, Sport e Individual), lo que mitiga sin duda alguna los típicos balanceos de las carrocería de un coche de esta envergadura.

Con esta prueba nos llevamos la sensación del que el nuevo SEAT Tarraco, será uno de los SUV que aumentará en toda Europa la cuota de mercado de la marca, pues su empaque premium, unido a un precio competitivo y un equipamiento muy completo, llegará a clientes que busquen este tipo de coches en sustitución de los antiguos monovolúmenes que ofrecían espacio para toda la familia, y en el que sin duda, como en el caso del Tarraco, también hay sitio para las emociones.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • SEAT España
  • Fotografías: Cristóbal Arjona