Compartir

Los nuevos modelos de altas prestaciones de Mercedes-AMG basados en el GLE asimilan una tradición de exactamente 20 años de antigüedad: El arquetipo de los nuevos SUV deportivos —el ML 55 basado en la antigua Clase M de Mercedes-Benz— asumió en 1999 el liderazgo en la cartera de modelos de esta serie con un motor V8 de 255 kW (347 CV). Hoy hace lo propio su actual sucesor, el Mercedes-AMG GLE 63 4MATIC+.

Lógicamente, el modelo tope de gama sale al mercado con la más avanzada tecnología de motores. En la serie GLE, el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros y 420 kW (571 CV) —450 kW (612 CV) en la variante S— se combina por primera vez con el alternador arrancador EQ Boost. Ello va acompañado de una potencia eléctrica adicional de 16 kW (22 CV), la red de a bordo de 48 voltios, la desconexión de cilindros y el filtro de partículas para motores de gasolina para brindar la máxima eficiencia posible. Asimismo, se dispone de equipos que desplazan hacia cotas inéditas los límites del dinamismo de conducción. Se trata, entre otros, de la tracción integral completamente variable, la suspensión neumática con amortiguación adaptativa regulable y regulación activa del balanceo y el cambio TCT 9G con transiciones especialmente rápidas. A esto se suman los apreciados atributos de un SUV de gama alta, como la buena visión omnidireccional, un generoso espacio para pasajeros y equipaje, materiales de alta calidad y los sistemas de asistencia a la conducción, infoentretenimiento y conectividad más modernos de la marca. La mayor aptitud para todoterreno y, en consecuencia, el aumento de la versatilidad, se debe a los dos programas adicionales de conducción —«Trail» y «Arena»— y a la posibilidad de variar a discreción la altura del vehículo. El resultado es una simbiosis perfecta de cariz extremadamente deportivo, excelentes propiedades de conducción todoterreno y una absoluta idoneidad para el uso diario.

«Con nuestros nuevos modelos de altas prestaciones GLE transformamos una tradición de 20 años en el futuro. Es la primera vez que electrificamos nuestro acreditado motor V8 biturbo de 4,0 litros con ayuda de un alternador arrancador EQ Boost y una red de a bordo de 48 voltios. Inauguramos así un nuevo capítulo en nuestra tecnología de propulsión, que seguiremos ampliando sucesivamente en otras series de modelos (electrificación/hibridación). Con nuestro nuevo SUV Premium, nuestros clientes pueden disfrutar de un paquete sin igual de Driving Performance, elevada idoneidad para el uso diario, la mejor tracción posible sobre casi cualquier terreno y confort en viajes largos, unido a una alta eficiencia», comenta Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

Por primera vez, motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros con alternador arrancador EQ Boost

El motor biturbo V8 de 4,0 litros del nuevo GLE 63 va equipado por primera vez, en sus dos variantes de potencia (420 kW/571 CV y 450 kW/612 CV), con un alternador arrancador EQ Boost integrado. Este componente combina el arrancador y el generador eléctrico en un potente grupo, un motor eléctrico integrado de forma compacta entre el motor y el cambio. Los 16 kW (22 CV) de potencia y los 250 Nm de par disponibles brevemente de forma adicional no solo permiten una respuesta más instantánea al acelerador. Este innovador componente aporta además la electricidad necesaria para la red de a bordo de 48 voltios, asume las tareas de un generador eléctrico y determinadas funciones de propulsión híbrida. Entre estas se encuentran la aportación de una potencia adicional boost, la recuperación de energía al frenar, el desplazamiento del punto de carga, la función de planeo y la puesta en marcha casi imperceptible del motor en relación con la función de parada y arranque. El alternador arrancador EQ Boost se encarga también por primera vez de la regulación del número de revoluciones de ralentí. De ese modo es posible reducir el consumo en una medida que, hasta ahora, estaba reservada a la tecnología híbrida de alto voltaje.

El motor V8 de 4,0 litros trabaja con la acreditada sobrealimentación biturbo, en la que los turbocompresores no se encuentran fuera, sino en el interior de las bancadas de los cilindros. Entre otras ventajas, esta disposición en el interior de la V formada por las bancadas de cilindros permite una construcción compacta del motor y asegura una respuesta rápida de los turbocompresores. Estos están ejecutados en tecnología de doble entrada (Twin-Scroll), a fin de aprovechar óptimamente el flujo de gases de escape y de mejorar aún más la respuesta.

Se han conservado el principio de inyección directa guiada de gasolina con elementos de inyección piezoeléctricos, el bloque motor fabricado completamente en aluminio, la técnica de cuatro válvulas por cilindro con reglaje variable de los árboles de levas, el intercooler de aire y agua, la gestión del generador, la función de parada y arranque ECO y la función de planeo.

Eficiencia mejorada gracias a la gestión inteligente de cilindros AMG Cylinder Management

Mercedes-AMG ha implementado en los motores V8 la función de desconexión selectiva de cilindros con el fin de aumentar la eficiencia del equipo de propulsión. En el margen de carga parcial se desactivan los cilindros dos, tres, cinco y ocho, con lo que disminuye de forma decisiva el consumo de combustible. La desconexión selectiva de cilindros está disponible en un amplio margen de revoluciones, de 1.000 a 3.250 rpm, siempre que el conductor haya seleccionado el programa de conducción «Comfort». Un indicador especial en el cuadro de instrumentos informa cuando está activada la desconexión selectiva de cilindros e indica si el motor trabaja actualmente con cuatro o con ocho cilindros. La transición entre un régimen de operación y el otro es espontánea, rápida y no repercute en el par motor, de manera que los ocupantes no sufren ninguna merma de confort.

El motor de ocho cilindros de la versión «S» de potencia aumentada va montado sobre apoyos activos. Estos elementos permiten adaptar su rigidez en dos niveles a las condiciones actuales de marcha y resuelven el conflicto clásico de objetivos entre una integración suave de la cadena cinemática para elevar el confort y una mayor rigidez para permitir el máximo dinamismo de conducción.

Mayor deportividad: suspensión neumática con amortiguación regulable progresiva

La combinación del tren de rodaje con suspensión neumática AMG RIDE CONTROL+ incorporado de serie con la amortiguación adaptativa regulable ADS+ (Adaptive Damping System) armonizada para satisfacer las exigencias específicas de un SUV vela por una gran agilidad y un dinamismo sobresaliente, así como máxima tracción y alto confort en la conducción diaria. El conductor puede preseleccionar la curva característica de la amortiguación en tres niveles —«Comfort», «Sport» y «Sport+»—, lo que permite acentuar las diferencias perceptibles entre un confort elevado en trayectos largos y un dinamismo deportivo.

Gracias al sistema neumático de regulación de nivel, el nuevo GLE 63 4MATIC+ mantiene la carrocería a un nivel constante, con independencia de la carga. Este nivel puede variarse en función del programa de conducción seleccionado, o bien manualmente mediante el interruptor basculante en la consola central. En los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT «Sport» y «Sport+» y «RACE» (solo en la versión S) se reduce la altura de la carrocería en 10 mm. En el programa de conducción «Comfort», la altura disminuye asimismo en 10 mm a partir de una velocidad de 120 km/h y recupera de nuevo su nivel normal cuando este parámetro desciende por debajo de los 70 km/h. La menor altura contribuye a disminuir la resistencia aerodinámica a altas velocidades, con lo que se reduce el consumo de combustible. Al mismo tiempo mejora la estabilidad de marcha debido a la menor altura del centro de gravedad.

En los programas de conducción «Trail» y «Arena» se eleva el nivel del vehículo en 55 mm para aumentar la altura libre sobre el suelo al conducir sobre vías irregulares, y se restablece de nuevo automáticamente el nivel normal cuando la velocidad supera los 70 km/h. Esta función puede controlarse también a mano mediante el interruptor basculante.

Ágil y preciso: sistema de estabilización del balanceo AMG ACTIVE RIDE CONTROL

Un factor decisivo de la armonización específica AMG para permitir una conducción de alto dinamismo es la regulación activa del balanceo ACTIVE RIDE CONTROL basada en la red de a bordo de 48 voltios. Esta regulación compensa con precisión los movimientos de la carrocería. En consecuencia, la maniobrabilidad es siempre controlable y extraordinariamente directa, incluso en el margen límite de la conducción deportiva. El sistema opera con dos actuadores electromecánicos de funcionamiento independiente en el eje delantero y en el eje trasero, en los que se han integrado sendos engranajes planetarios. De ese modo, la estabilización no solo reduce los movimientos de balanceo al tomar curvas, sino que permite además un reglaje más preciso de la respuesta del tren de rodaje al giro del volante y a los cambios de carga. También aumenta el confort de conducción en rectas prolongadas, pues puede compensar las fuerzas inducidas por las irregularidades en uno de los lados de la calzada. De ese modo es posible adaptar activamente los movimientos de la carrocería a las condiciones de conducción, con lo que la vivencia de conducción resulta aún más intensa.

Otra ventaja en comparación con los sistemas basados en elementos hidráulicos es la respuesta claramente más rápida. El equipo de regulación de AMG puede adaptar en cuestión de milisegundos los parámetros del vehículo a las condiciones de conducción. A estas ventajas se suma el menor peso de los componentes en comparación con las soluciones hidráulicas.

Tracción integral AMG Performance 4MATIC+ con distribución completamente variable del par

La tracción integral desarrollada para optimizar las prestaciones asegura en todas las situaciones una combinación ideal de dinamismo, tracción y eficiencia. Un acoplamiento con regulación electromecánica conecta de forma variable el eje trasero, propulsado en todo momento, con el eje delantero. La distribución ideal del par motor se calcula de forma permanente en función de la situación de conducción y de las preferencias del conductor. La transición entre la tracción trasera y la tracción integral y viceversa se realiza de forma progresiva, pues el control inteligente está integrado en la arquitectura de sistemas del vehículo. Además del agarre al piso y el dinamismo transversal, la tracción integral mejora también el dinamismo longitudinal y permite una aceleración más briosa. Los parámetros determinantes para regular la distribución de par no son solo la velocidad de marcha, la aceleración transversal y longitudinal y el ángulo de orientación de las ruedas delanteras, sino también la diferencia de número de revoluciones entre las distintas ruedas y la marcha acoplada.

En la regulación de la tracción integral se tiene también en cuenta la posición seleccionada para el programa electrónico de estabilidad ESP® de tres niveles, desde un reglaje deportivo y seguro hasta otro altamente dinámico. El sistema de control de la estabilidad 4ETS aumenta adicionalmente la seguridad de conducción y la agilidad, especialmente sobre calzadas con adherencia desigual o resbaladizas. Este equipo interviene en los frenos para evitar que las ruedas propulsadas giren en vacío en uno de los lados al ponerse en marcha y al acelerar.

Al mismo tiempo, el efecto de diferencial autoblocante resultante transmite el par de propulsión a las ruedas con suficiente agarre.

Mayor tracción y dinamismo con el diferencial autoblocante del eje trasero

El GLE 63 y el GLE 63 S equipan de serie un diferencial autoblocante con regulación electrónica en el eje trasero que mejora aún más la tracción y el dinamismo de conducción. Con este equipo se inhibe el resbalamiento de la rueda interior en las curvas, lo que garantiza un agarre óptimo a la calzada y la máxima seguridad de marcha. El aumento resultante de la tracción permite al conductor acelerar antes y con más intensidad al salir de una curva. El vehículo reacciona con mayor estabilidad en maniobras de frenado a alta velocidad, y el diferencial autoblocante mejora también la tracción al acelerar a vehículo parado.

La dirección paramétrica deportiva AMG, directa e inmediata

La dirección paramétrica deportiva con servodirección electromecánica trabaja con desmultiplicación variable. Gracias a la desmultiplicación específica del engranaje de cremallera, destaca por una confirmación precisa del estado del vehículo. La asistencia de la servodirección varía en función del nivel AMG DYNAMICS seleccionado. En los niveles «Basic» y «Advanced», el reglaje fomenta el confort de los pasajeros. En los niveles «Pro» y «Master» se activa una armonización que favorece una conducción deportiva y que transmite una respuesta más precisa del contacto de las ruedas con la calzada.

Bien dosificados y resistentes: los sistemas de frenos de alto rendimiento AMG

En consonancia con las altas cotas de potencia y las prestaciones resultantes, los nuevos modelos GLE 63 disponen de un sistema de frenos de grandes dimensiones y alto rendimiento, formado por discos compuestos con pinzas fijas de 6 émbolos y discos de 400 x 38 mm delante, así como pinzas de garra de 1 émbolo y discos de 370 x 32 mm detrás. La variante S se distingue por sus pinzas de freno rojas, a diferencia de las pinzas de color gris de la variante básica.

Opcionalmente se ofrece un sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento con pinzas fijas de 6 émbolos en color bronce en el eje delantero y pinzas de garra de 1 émbolo en el eje trasero. Este sistema ahorra peso en comparación con los discos compuestos, y reduce por lo tanto el peso de las masas no suspendidas. Otra de sus ventajas es la gran resistencia y estabilidad al fading cuando está sometido a grandes esfuerzos. El sistema de frenos destaca asimismo por su gran durabilidad y por su respuesta especialmente espontánea.

Cambio rápido y ágil de doble embrague AMG SPEEDSHIFT TCT 9G

El cambio SPEEDSHIFT TCT 9G ha sido armonizado especialmente para transmitir la enorme fuerza generada por el motor de ocho cilindros del GLE 63. Gracias al perfeccionamiento sistemático del hardware y el software ha sido posible optimizar aún más los tiempos de reacción. De este modo pueden ejecutarse con una rapidez inédita los comandos para cambiar de marcha, tanto automáticos como manuales. Diversas medidas de refuerzo aseguran la durabilidad y las prestaciones del motor V8, incluso bajo el alto nivel de par. En lugar del convertidor de par se recurre a un embrague húmedo para el arranque. Este componente ahorra peso y reduce la inercia de masas, mejorando así la respuesta.

El programa de gestión del cambio, adaptado especialmente a estos modelos, asegura transiciones extremadamente cortas en los cambios de relación, reducciones directas múltiples muy rápidas y una función de doble embrague para una experiencia sumamente sugestiva de cambio. Los procesos de cambio se realizan sin interrupción de la fuerza de tracción. Se pueden realizar maniobras dinámicas de aceleración con cambios especialmente rápidos de relación, pero también es posible practicar un estilo de conducción con bajo consumo de combustible, en función del programa de conducción seleccionado.

Aspectos destacados del cambio:

  • adaptación de la característica del cambio al programa de conducción AMG DYNAMIC SELECT seleccionado
  • en el modo manual «M», el cambio reacciona de forma inmediata a los comandos manuales del conductor; la cadena cinemática reacciona con precisión y ejecuta estos comandos con enorme rapidez
  • el programa M de corta duración permite cambiar espontáneamente al modo manual «M» sin más que accionar las levas de cambio en el volante
  • función automática de doble embrague al reducir. Este efecto está activo por defecto en los programas de conducción «Sport», «Sport+» y «RACE» (solo versión S)
  • función de parada y arranque ECO activa por defecto en el programa de conducción «Comfort»
  • función de «planeo» activable en el programa de conducción «Individual»

Placer de conducción elevado a la séptima potencia: AMG DYNAMIC SELECT y AMG DYNAMICS

Con los siete programas de conducción de DYNAMIC SELECT —Comfort, Sport, Sport+, Individual, RACE (solo versión S), Trail y Arena— es posible variar a discreción la vivencia al volante, para experimentar desde un confort elevado hasta una deportividad ágil. Al seleccionar uno de los programas se modifican importantes parámetros, como la respuesta del motor, el cambio, el tren de rodaje y la dirección.

  • «Comfort»: conducción confortable y optimizada para reducir el consumo, entre otras medidas mediante cambios tempranos a una marcha más larga. Armonización confortable del tren de rodaje y la dirección.
  • «Sport»: carácter deportivo con una respuesta más ágil al accionamiento del acelerador, cambios de relación más rápidos y cambios más tempranos y precisos a una marcha inferior gracias a la función de doble embrague. Armonización más dinámica del tren de rodaje.
  • «Sport+»: carácter extremadamente deportivo con respuesta aún más ágil al acelerador, función de doble embrague al reducir e intervención precisa en el par motor al acoplar una marcha superior, con supresión parcial de determinados cilindros para un acoplamiento más rápido de la marcha. Aumento del número de revoluciones de ralentí para un arranque más rápido. El tren de rodaje, la dirección y la cadena cinemática presentan un ajuste aún más dinámico.
  • «Individual»: adaptación individual de la propulsión, el cambio, AMG DYNAMICS, el tren de rodaje y el sistema de escape. En los modos «Reduced» y «Moderate» de la propulsión está disponible además la función de planeo.
  • «RACE» (de serie en la versión S): el programa de conducción «RACE» está concebido para conducir con alto dinamismo en circuitos de competición cerrados al público. En este modo, todos los parámetros están optimizados para permitir máximas prestaciones.
  • «Trail»: conducción segura, unida a máximas prestaciones sobre terrenos blandos, embarrados o resbaladizos. El vehículo asume una altura más elevada, con lo que aumenta en +55 mm la altura libre sobre el suelo. A partir de 70 km/h, el vehículo recupera automáticamente la altura de serie.
  • «Arena»: se ajusta el tren de rodaje y la tracción integral 4MATIC+ para la conducción deportiva sobre terrenos no compactados. El vehículo asume una altura más elevada, con lo que aumenta en + 55 mm la altura libre sobre el suelo. A partir de 70 km/h, el vehículo recupera automáticamente la altura de serie.

Estos programas están vinculados al sistema de regulación de la agilidad AMG DYNAMICS. De ese modo, el conductor tiene opciones más diferenciadas a la hora de adaptar el comportamiento de marcha a su nivel de exigencias y a las condiciones de conducción. El concepto genérico AMG DYNAMICS engloba las funciones de agilidad «Basic», «Advanced», «Pro» y «Master», seleccionadas automáticamente por el programa de conducción elegido. En los programas de conducción todoterreno «Trail» y «Arena» se añaden los niveles «Traction» y «Slide» si se ha desconectado el ESP®.

En función del programa se adaptan de forma inteligente los parámetros relevantes para la conducción como la respuesta del motor y el tren de rodaje, la estrategia de regulación de la tracción integral, la regulación activa del balanceo y los umbrales de regulación del ESP® de nuevo desarrollo. El margen abarca desde un enfoque centrado en la seguridad hasta un alto dinamismo. El modo «Master» incluido en el programa de conducción RACE garantiza una agilidad perfecta y saca el máximo partido al potencial dinámico del vehículo. Lo consigue, por ejemplo, con una mayor velocidad de guiñada y una respuesta más rápida del pedal acelerador, el mando del cambio, la dirección del eje trasero, el diferencial autoblocante de control electrónico en el eje trasero y la distribución de la fuerza de la tracción integral.

Independientemente de los programas de conducción, el conductor puede accionar las teclas en la consola central o en el volante para elegir el modo manual de cambio, su reglaje preferido para el tren de rodaje o también, por ejemplo, la sonoridad del sistema de escape.

Diseño exterior musculoso y llamativo

El canon estético del diseño exterior encarna energía y Performance Luxury. La calandra del radiador específica de AMG con lamas verticales acentúa la pertenencia a la familia de modelos AMG, mientras que la dinámica línea aflechada del frontal con un ángulo de ataque más bajo acentúa las proporciones inconfundibles del SUV. Un elemento típico de los modelos de altas prestaciones es el faldón delantero en dinámico diseño Jet Wing pintado del color del vehículo, en combinación con tomas de aire de color negro. Los dominantes resaltes longitudinales en el capó y el splitter frontal en cromo plateado aportan matices adicionales al diseño renovado del vehículo.

Los embellecedores laterales, las carcasas de los retrovisores exteriores y los ensanchamientos de los pasarruedas están pintados en el color del vehículo y, por tanto, se integran armoniosamente en el robusto diseño. En función de las preferencias de conducción, en carretera o fuera de las vías compactadas, es posible elegir entre diversas combinaciones de llantas y neumáticos. El modelo básico monta de serie llantas de aleación de 20 pulgadas con distintivo AMG. La versión S calza de fábrica llantas de 21 pulgadas. Como opción están disponibles otras llantas en formato de 21 ó 22 pulgadas.

El faldón trasero de nuevo diseño con detalles específicos de AMG —por ejemplo, el llamativo difusor negro y el listón de adorno en silvershadow— acentúa ópticamente la anchura del vehículo. El sistema de escape específico AMG con dos embellecedores rectangulares de la salida de escape doble (con el estriado característico de los modelos de alta potencia en el GLE 63 S) y el spoiler en el borde del techo completan el atuendo deportivo.

El paquete AMG Night opcional ofrece posibilidades adicionales de personalización. Consta de cristales calorífugos tintados oscuros, splitter frontal, elementos de adorno en el faldón delantero y en el faldón trasero, insertos en los embellecedores laterales, cubiertas de los retrovisores exteriores y marcos de las ventanillas en elegante color negro. A esto se suman los embellecedores de las salidas de escape dobles cromados en negro.

El diseño interior conjuga elegancia vanguardista con rasgos estéticos robustos

El elegante interior se caracteriza por su ambiente deportivo con rasgos dinámicos y exclusivos. Los asientos AMG de serie están tapizados en napa, brindan una sujeción lateral optimizada y disponen de módulos de acolchado específicos AMG con placas «AMG» en los respaldos de los asientos delanteros.

Opcionalmente se ofrecen otras variantes de cuero. El equipamiento de serie incluye la iluminación de ambiente con posibilidades individuales de ajuste. Otro equipo opcional es el ajuste eléctrico integral de los asientos de la segunda fila.

Diversos equipos para el interior y elementos de mando específicos AMG confieren al puesto de conducción el ambiente típico de la marca y favorecen una maniobrabilidad deportiva y precisa. El volante AMG Performance de nueva generación en diseño de 3 radios con levas de cambio en aluminio convence por su conformación ergonómica, a medida de las necesidades del conductor. El aro del volante en el modelo básico está revestido de napa de color negro. En la versión S se utiliza para ello una combinación de napa y microfibra DINAMICA. En ambos casos se añade una marca negra en la posición «12 h». Junto a otras opciones cabe destacar las teclas AMG en el volante para el ajuste especialmente rápido de los parámetros relevantes para el dinamismo de la conducción.

En la consola central existe un elemento de mando específico de AMG con interruptores adicionales para el manejo del ESP® de tres niveles, el modo manual del cambio, la amortiguación adaptativa regulable, el sistema de escape AMG Performance opcional y la regulación de la altura del vehículo.

Otros elementos que subrayan el porte deportivo en el interior del vehículo, junto a los pedales deportivos AMG de acero inoxidable cepillado con tacos de goma, son los listones en los umbrales y las alfombrillas de color negro con distintivo «AMG». Quien desee personalizar aún más el habitáculo tiene a su disposición una amplia oferta de elementos de adorno de alta calidad. Los elementos de adorno AMG en fibra de carbono confieren al habitáculo un carácter especialmente deportivo.

Sistema de infoentretenimiento MBUX con indicadores específicos AMG

El innovador concepto de manejo y visualizado MBUX implementado ahora también en los nuevos SUV de altas prestaciones crea un vínculo emocional aún más acusado entre el vehículo, el conductor y los ocupantes. Al mismo tiempo, la versión más reciente del sistema de infoentretenimiento aumenta su idoneidad para el uso en los desplazamientos diarios. Sugestivas representaciones gráficas como el espectacular modo «Supersport» con cuentarrevoluciones en el centro y escalas de efecto tridimensional, que confieren al cuadro de instrumentos una profundidad óptica, subrayan la exclusividad.

El panel táctil, los botones Touch Control integrados en el volante, la pantalla táctil y el mando fónico o el control por gestos acreditan la versatilidad y flexibilidad del concepto de manejo. Gracias al innovador sistema de mando fónico, que puede activarse con las palabras clave «Hey Mercedes», el software puede reconocer y comprender casi todos los comandos relacionados con el sistema de infoentretenimiento y con la conducción del vehículo, incluso si el conductor se expresa de forma indirecta.

Las funciones del vehículo son perceptibles de forma intuitiva y realista en el cuadro de instrumentos a la izquierda y en el visualizador con pantalla táctil a la derecha. Es posible elegir para ello entre cuatro estilos de visualizado específicos de AMG, «Modern Classic», «Deportivo», «Discreto» o «Supersport». Ambos visualizadores se funden a la vista bajo un solo cristal cobertor y conforman un puesto de conducción widescreen que acentúa como elemento central los rasgos horizontales del diseño interior.

La vista «Supersport» añade a los datos habituales información específica de AMG como, por ejemplo, una invitación a cambiar a una marcha superior en el modo manual de cambio. Esta función, denominada «Shiftlight», está inspirada en el automovilismo de competición. Por medio del menú AMG, el conductor tiene además acceso a indicadores adicionales:

  • indicación de la marcha seleccionada con símbolo «M» en amarillo en el modo manual
  • menú Warm-Up con visualización de la temperatura del aceite del motor y del cambio
  • menú Set-Up con los ajustes de AMG DYNAMIC SELECT
  • G-Meter, fuerzas de aceleración longitudinal y transversal
  • RACETIMER, con cronómetro, tiempos por vuelta y tiempos por sector
  • datos del motor, como potencia y par, temperatura del aceite del motor y del cambio

Las imágenes y animaciones de nuevo diseño en el visualizador de medios ilustran con mayor realismo otras funciones del vehículo. Por ejemplo, representaciones animadas de los sistemas de asistencia a la conducción, sistemas del vehículo y de comunicación, así como los programas de conducción. Si se ha activado uno de los programas de conducción de AMG DYNAMIC SELECT —«Trail» y «Arena»—, es posible seleccionar en el cuadro de instrumentos y mostrar en el visualizador de medios reglajes específicos para la conducción todoterreno, como la pendiente, la inclinación lateral y el bloqueo de diferencial.

El paquete ENERGIZING Plus opcional aumenta el confort percibido en el interior. Este paquete combina numerosos equipos de gama alta, incluyendo los asientos multicontorno para el conductor y el acompañante, la climatización de asiento con calefacción y ventilación para el conductor y el acompañante, el paquete de confort térmico, el paquete AIR-BALANCE (ambientador, ionización y depuración del aire) y seis programas de confort ENERGIZING, así como la función ENERGIZING COACH para preselección inteligente de los programas de confort ENERGIZING de acuerdo con la situación de conducción y el estado de ánimo del conductor. Se incluye asimismo la iluminación de ambiente con modalidades lumínicas específicas en cada programa.

Confort y asistencia a la conducción en cualquier situación

El paquete opcional de asistencia a la conducción ayuda al conductor en función de la situación a adaptar la velocidad, a manejar la dirección o a cambiar de carril, y le asiste también si detecta peligro de colisión. Sus componentes son el asistente activo de distancia DISTRONIC, el asistente activo de velocidad límite, la reanudación automática ampliada de la marcha tras una detención en autopista, la adaptación de la velocidad basada en el trayecto con función de distancia a retención, el asistente activo de dirección, el asistente activo para cambio de carril, el asistente activo de parada de emergencia con función SOS, la función de corredor de emergencia, el asistente de frenado activo, la función de giro y la cruce, la función de frenado de emergencia ante retenciones, el asistente de maniobra evasiva, el detector activo de cambio de carril, el control activo de ángulo muerto, la función de advertencia al salir del vehículo, PRE-SAFE® PLUS y el asistente para señales de tráfico.

El paquete de asistencia a la conducción Plus ofrece el máximo nivel de confort y seguridad viable. Incluye adicionalmente el asistente activo para retenciones, que ayuda al conductor en situaciones de tráfico lento, así como la función PRE-SAFE® Impulso Lateral, que presta protección adicional en accidentes con choque lateral.