Compartir

Libertad en su expresión más bella. Este es el lema del GLC desde su lanzamiento en otoño de 2015. Al igual que su antecesor, el SUV combina propiedades de conducción sobresalientes en carretera y campo a través con gran amplitud, funcionalidad y confort. En la nueva generación se suman a este elenco tecnologías vanguardistas perfeccionadas, un diseño contundente y las más modernas funciones de conectividad e infoentretenimiento. Con ello, el GLC demuestra una vez más que es posible conjugar con acierto y elegancia la seguridad característica de la marca con inteligencia y capacidad de adaptación. El resultado es un SUV que define un nuevo referente en su segmento, tanto en carretera como fuera del asfalto.

El GLC ofrece a cada cliente lo mejor del mundo Mercedes-Benz: una presencia imponente, un nuevo concepto de manejo, innovadores sistemas de asistencia a la conducción y una gama renovada de motores. El diseño exterior atrae las miradas con su formato ancho y deportivo. Las superficies con formas musculosas y detalles vistosos como los elementos cromados, que se extienden desde el frontal hasta la zaga y forman parte del equipamiento de serie, acentúan su marcado carácter todoterreno, al igual que los faros de nuevo diseño y la calandra del radiador con contornos acusados. El habitáculo convence por su ambiente de lujo, unido a nuevos conceptos de manejo. Como es habitual, los acabados son de alto nivel, y el sistema de infoentretenimiento utiliza visualizadores multimedia de mayor tamaño, dotados de pantalla táctil. El sistema multimedia de nueva generación MBUX – Mercedes-Benz User Experienceimpresiona por sus variadas posibilidades de manejo intuitivo, ya sea por contacto con los dedos, mediante gestos de las manos o haciendo uso de un sistema de mando fónico optimizado. Se han ampliado notablemente las funciones de los sistemas de asistencia a la conducción. Por ejemplo, la advertencia al salir del vehículo, la formación de un corredor de rescate durante atascos en autopista y la detención automática al acercarse a una retención. Otra novedad es el asistente de maniobra con remolque, que facilita la conducción marcha atrás con un remolque acoplado. EL GLC saldrá al mercado a mediados de 2019 con nuevos motores diésel y de gasolina de la generación más reciente de Mercedes-Benz, caracterizados por su mayor potencia y eficiencia. Más adelante se les sumarán otros propulsores.

Las innovaciones más importantes del GLC

  • MBUX, sistemas telemáticos innovadores. El GLC refleja el estado actual de la técnica en este campo con una combinación de visualizadores multimedia con manejo por pantalla táctil, equipo de navegación con realidad aumentada, sistema de mando fónico inteligente, activable mediante una tecla o pronunciando la palabra clave «Hey Mercedes», funciones de conectividad y una nueva interfaz de usuario de control por gestos.
  • Propulsión. El GLC incorpora la generación más reciente de motores de cuatro cilindros de gasolina y diésel. Los grupos de gasolina desarrollan mayor potencia y precisan menos combustible gracias a la nueva red de a bordo de 48 voltios con alternador arrancador accionado por correa. El sistema de hibridación suave asociado a esta red de 48 voltios le confiere el distintivo ambiental “ECO” de la DGT.
  • Sistemas perfeccionados de asistencia a la conducción. El asistente activo de distancia DISTRONIC y el asistente activo de dirección ayudan al conductor de forma aún más confortable a observar la distancia de seguridad y a mantener el vehículo dentro de su carril, adaptando automáticamente la velocidad en curvas o ante cruces. El asistente activo de dirección ayuda a formar un corredor de rescate durante retenciones en autopista y a cambiar con seguridad de carril.

La función de giro del asistente de frenado activo puede reducir el riesgo de posibles colisiones mediante una intervención en los frenos en caso de que el conductor no haya visto que se aproxima un vehículo en sentido contrario.

El diseño exterior brilla por su extraordinaria presencia

El diseño del GLC es expresión de modernidad, fortaleza y versatilidad. Su lenguaje formal obedece a la filosofía de diseño de la marca, recogida en el término «claridad sensual», y es la clave de la lograda interacción entre estética, agilidad e inteligencia. El aspecto general es más deportivo que hasta ahora. Los elementos cromados incorporados de serie se prolongan desde el frontal hasta la zaga. Líneas rotundas, superficies musculosas y detalles llamativos redundan en un diseño clásico de todoterreno. El frontal destila a primera vista emociones, presencia y dominio. Un mensaje de diseño que sale a relucir especialmente en los faros LED High Performance con luz de circulación diurna de efecto antorcha y en la calandra del radiador de contornos acusados, con las típicas lamas dobles de trazo dinámico y la rejilla de rombos. A las pinturas disponibles hasta ahora se añade la tonalidad gris grafito. Otra novedad son las cuatro ruedas enrasadas con el exterior de la carrocería, formadas por llantas aerodinámicas de 18 a 19 pulgadas pulidas a alto brillo y neumáticos con resistencia a la rodadura optimizada.

La línea AMG Line acentúa de forma impresionante el porte dinámico del GLC con una parrilla de efecto diamante cromada, el faldón delantero de diseño específico AMG y los embellecedores rectangulares de la salida de escape, integrados en el parachoques. Esta línea de equipamiento consta de diversos equipos, desde los asientos deportivos con apoyos laterales resaltados hasta los neumáticos mixtos optimizados en formato de 19 a 20 pulgadas (en función del mercado).

Los faros LED High Performance incluidos de serie son ahora más pequeños y aplanados, y se ha modificado claramente su contorno. La forma de antorcha de la luz de circulación diurna perfila el diseño del frontal y garantiza una mejor percepción del diseño luminoso característico de Mercedes-Benz. Como equipo opcional pueden equiparse faros LED integrales con tecnología MULTIBEAM LED.

La vista trasera mantiene la tónica atlética del vehículo con sus parachoques y embellecedores de la salida de escape totalmente reestilizados. Las nuevas luces traseras LED integrales de nuevo diseño proyectan asimismo una imagen inconfundible con los bloques luminosos en las esquinas característicos de los SUV de Mercedes-Benz. En general, el lenguaje formal de la zaga subraya el carácter vigoroso de la nueva generación del GLC. Esto se aprecia, entre otros elementos, en el diseño del parachoques con embellecedores de la salida de escape y protección estética de bajos cromada, con una configuración característica de SUV.

Inteligencia y ergonomía se fusionan en el diseño interior

El habitáculo del GLC se distingue por sus materiales nobles, un acabado preciso y formas fluidas. Las superficies dinámicas se combinan con líneas nítidas y proporciones convincentes. El interior de la Base Line es de color negro. La consola central destaca por su elegante elemento de adorno, disponible en efecto lacado brillante o en los dos nuevos acabados de madera de roble y de nogal de poros abiertos. El acabado del enchapado de madera auténtica de la consola central denota verdadera maestría artesanal.

El volante multifunción, completamente renovado, está disponible en dos ejecuciones. La llamativa configuración de los radios transmite mayor deportividad. Además, es un claro exponente del automóvil del futuro con el concepto de manejo del asistente activo de distancia DISTRONIC, los botones Touch Control para manejar el cuadro de instrumentos y el sistema multimedia y laconfirmación acústica de los comandos.

El panel táctil multifunción ubicado en la consola central, que sustituye al controlador de la versión anterior, permite al usuario manejar las funciones telemáticas a través de gestos con uno o varios dedos sobre un panel multitáctil. Este sistema es una alternativa al mando fónico, y ofrece la posibilidad adicional de introducir manualmente letras, números y caracteres especiales. Durante este proceso, la superficie del panel táctil emite una confirmación háptica y también acústica.

Control de confort ENERGIZING, comodidad en red

El control de confort ENERGIZING opcional interconecta entre sí diferentes sistemas del vehículo con el fin de crear un entorno agradable y asegurar que el conductor llega relajado al final de un largo trayecto. Para ello, este equipo combina elementos lumínicos y musicales con climatización, música y vídeos adecuados, función de masaje, calefacción y ventilación de los asientos. El ENERGIZING COACH utiliza los datos del vehículo y del entorno para recomendar un programa adecuado a cada situación y a los requisitos individuales. Mediante un dispositivo Garmin®Wearable compatible se puede optimizar la recomendación, teniendo en cuenta parámetros vitales personales como el nivel de estrés o la calidad del sueño.

MBUX con manejo intuitivo

A la hora de perfeccionar el concepto de manejo visualizado del GLC, la meta era conseguir sistemas ergonómicos, coherentes y confortables. En esta labor, el foco de atención se dirigía a la interacción con el vehículo y sus funciones mediante gestos, contacto con los dedos y comandos de voz. Esto ha sido posible gracias a la última generación del sistema telemático Mercedes-Benz User Experience, caracterizado por su esquema lógico intuitivo y variadas opciones de manejo. En resumen, puede afirmarse que la combinación de los visualizadores con pantallas táctiles, navegación con realidad aumentada, mando fónico inteligente y User Interface marca nuevas pautas.

Los ocupantes disponen en total de cinco posibilidades diferentes de interacción con el sistema de infoentretenimiento del GLC:

  • el manejo táctil mediante el visualizador multimedia situado en el centro
  • los botones Touch Control en el volante multifunción
  • el panel táctil multifunción en la consola central
  • el mando por gestos con ayuda del asistente para el interior
  • el mando fónico, que se activa pulsando la tecla situada en el volante o pronunciando la palabra clave «Hey Mercedes»

Las informaciones solicitadas por el conductor se muestran en dos visualizadores de alta resolución. El cuadro de instrumentos está disponible opcionalmente con un tamaño de 12,3 pulgadas. El visualizador multimedia exento, dispuesto en la parte central, se ofrece en dos tamaños diferentes: de 7 pulgadas con una resolución de 960 x 540 píxeles y de 10,25 pulgadas con 1920 x 720 píxeles. Es posible elegir entre tres estilos individuales de visualizado en función del equipamiento interior o incluso el estado de ánimo. «Classic» es la versión avanzada de los indicadores clásicos; «Sport» presenta un diseño tecnológico rico en contrastes; «Progressive» expresa una modernidad purista. Los gráficos de calidad brillante facilitan la comprensión de la estructura intuitiva de manejo. Algunas novedades destacables son la capacidad táctil del visualizador multimedia y los botones Touch Control en el volante multifunción, que se utilizan para manejar el cuadro de instrumentos y el sistema multimedia.

El asistente para el interior facilita asimismo el manejo del sistema multimedia. Este equipo se basa en una cámara instalada en la unidad de mando en el techo que registra los movimientos de la mano al aproximarse a la pantalla táctil o al panel táctil de la consola central. El sistema distingue entre los gestos del conductor y los del acompañante y modifica en consecuencia la representación en el visualizador de medios, resaltando o aumentando determinados elementos. La lámpara de lectura puede encenderse o apagarse asimismo con un movimiento de la mano; para ello, la luz de la unidad de mando en el techo sigue el movimiento del brazo cuando el conductor busca algo en el asiento del acompañante. Adicionalmente existe la posibilidad de definir una función como favorita en el sistema multimedia y activarla a través de un gesto determinado previamente memorizado.

Otro detalle destacado en combinación con MBUX es el equipo opcional de ralidad aumentada, un útil complemento al sistema de navegación. Consta de una cámara ubicada delante del retrovisor interior, encargada de registrar el entorno y de mostrar automáticamente en el visualizador multimedia informaciones adicionales a la imagen filmada. Puede tratarse, por ejemplo, de señales de tráfico, indicaciones de giro, números de calle o nombres. Esto facilita considerablemente la orientación, por ejemplo, a la hora de buscar una dirección determinada.

El mando fónico perfeccionado hace posible un manejo aún más natural y confortable. El conductor puede emitir comandos de voz para que el sistema le lea en voz alta los mensajes SMS, para manejar los equipos de audio o para activar funciones del vehículo, como el aire acondicionado. No es necesario aprender de memoria determinados comandos. El usuario tiene libertad, por ejemplo, para pronunciar de forma espontánea la dirección del destino deseado o para pedir la previsión meteorológica. Ahora es posible activar el mando fónico pronunciando la palabra clave «Hey Mercedes». Como hasta ahora, se dispone asimismo de la tecla correspondiente en el volante.

El GLC incorpora por primera vez de serie la función de arranque KEYLESS-GO con tecla de arranque y parada en diseño de turbina y la opción de activar los sistemas de asistencia a la conducción a través del visualizador multimedia. El usuario utiliza el interruptor DYNAMIC SELECT en la consola central para seleccionar y activar los programas de conducción. El visualizador multimedia muestra los distintos programas de conducción, disponibles en función del equipamiento. El conductor puede elegir entre distintos programas preconfigurados y uno individual. Según el tipo de propulsión y la variante de tren de rodaje, tiene a su disposición entre cinco y siete programas de conducción. Además de «Comfort», «ECO», «Sport», «Sport +» e «Individual», que ajustan reglajes personalizados de la dirección, el tren de rodaje o la propulsión, se añaden los programas «Offroad» y «Offroad +» si el equipo cuenta con el paquete técnico Offroad.

La nueva gama de motores aúna potencia y eficiencia

El GLC sale al mercado con motores completamente nuevos. En la fecha de introducción en el mercado estarán disponibles los siguientes propulsores:

  GLC 200 4MATIC GLC 300

4MATIC

GLC 200 d

4MATIC

GLC 220 d

4MATIC

GLC 300 d

4MATIC

Cilindros/disposición 4/L 4/L 4/L 4/L 4/L
Potencia (kW/CV)
motor de combustión interna
145/197 190/258 120/163 143/194 180/245
Potencia motor eléctrico (kW)
Recuperación
Boost
10 10
Par máximo
motor de combustión interna (Nm)
280 370 360 400 500
Par máximo
motor eléctrico (Nm)
150 150
Consumo mixto de combustible (l/100 km) [1] 7,4-7,1 7,4-7,1 5,5-5,2 5,5-5,2 5,8
Emisiones de CO2 en el ciclo mixto (g/km) [1] 169-161  

169-161

 

145-137

145-137 153-151

El GLC incorpora la generación más reciente de motores diésel y gasolina de cuatro cilindros. Un aspecto decisivo del grupo M 264 de Mercedes-Benz con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada es el aumento de la potencia, unido a un consumo de combustible notablemente inferior. El motor de cuatro cilindros M 264 sustituye al motor anterior M 274 en el GLC 200 y en el GLC 300. Por su parte, el motor diésel de cuatro cilindros OM 654 releva a su predecesor, el OM 651.

La nueva generación de motores es de importancia decisiva de cara a la reducción de CO2 y constituye un avance coherente en lo que respecta a la reducción del consumo. Sus módulos tecnológicos más destacables son el mecanismo de distribución variable CAMTRONIC, que contribuye al calentamiento rápido del sistema de escape sin incrementar el consumo, el turbocompresor de doble entrada y el sistema adicional de 48 voltios con alternador arrancador accionado por correa. La combinación de red de a bordo de 48 voltios y alternador arrancador accionado por correa aumenta la agilidad y el confort y reduce notablemente el consumo de combustible. Esto es posible gracias a las funciones híbridas implementadas con ayuda de esta red —como «recuperación», «boost» y «planeo»— sin necesidad de utilizar componentes de alto voltaje. Esta tecnología permite que esta motorización reciba el distintivo medioambietal de la DGT “ECO”.

El modo «boost» se activa al acelerar, la recuperación de energía cinética puede alcanzar una potencia de hasta 10 kW (en un margen de revoluciones de hasta 2.500 rpm) y la función de planeo apaga el motor de combustión durante la marcha cuando no es necesario.

El motor diésel de cuatro cilindros OM 654 satisface exigencias legales más severas y cumple valores límite más bajos que sus antecesores. Las metas perseguidas durante el desarrollo de este propulsor eran reducir el consumo y las emisiones, así como los costes de explotación, y aumentar al mismo tiempo la potencia.

Con el fin de disminuir con eficiencia las emisiones, los componentes más importantes del postratamiento de gases de escape se encuentran directamente junto al motor. Otras medidas que contribuyen a lograr este objetivo son el aislamiento térmico, un recubrimiento perfeccionado y la tecnología SCR (reducción catalítica selectiva). El OM 654 dispone además de un catalizador SCR instalado en los bajos y destinado a reducir aún más las emisiones de óxido de nitrógeno a cargas elevadas. Gracias a esto se cumplen ya hoy las exigencias de la legislación RDE (Real Drive Emissions). El motor diésel de cuatro cilindros OM 654 va combinado con la tracción integral 4MATIC y el cambio automático 9G-TRONIC, que favorece tanto un estilo de conducción dinámico como una manera de conducir enfocada a economizar combustible.

DYNAMIC BODY CONTROL, tren de rodaje a medida

El GLC reestilizado incorpora por primera vez el tren de rodaje DYNAMIC BODY CONTROL con amortiguación variable de regulación progresiva para el eje delantero y el eje trasero. En interacción con las propiedades del motor, el cambio y la dirección se adapta de forma individual la amortiguación en cada rueda teniendo en cuenta la situación de marcha, la velocidad y el estado del firme. El tren de rodaje incluye asimismo una dirección deportiva de desmultiplicación directa. Para manejar estas funciones se utiliza el interruptor DYNAMIC SELECT. El conductor tiene tres niveles a su disposición. En los modos «Sport» y «Sport +» la característica de amortiguación es más rígida, mientras que en el modo «Comfort» asegura una rodadura especialmente confortable.

DYNAMIC SELECT, un ajuste con gran influencia

Un SUV que hace honor a su nombre. El GLC convence por sus propiedades de conducción sobre cualquier piso, incluso en las condiciones meteorológicas más adversas. El nuevo concepto de manejo del paquete técnico Offroad y el sistema DYNAMIC SELECT, ampliado en algunas versiones de equipamiento, atiende a los deseos individuales del conductor en cuanto a comportamiento de marcha y tiene en cuenta los condicionamientos planteados por las condiciones del firme. El conductor puede elegir entre dos programas para la conducción todoterreno accionando el interruptor DYNAMIC SELECT en la consola central. El programa «Offroad» está previsto para circular por pistas sin pavimentar o vías con gravilla, arena o nieve. Por su parte, «Offroad +» se presta especialmente para terrenos muy accidentados con pendientes pedregosas o pronunciadas. La tracción integral 4MATIC es fruto de un nuevo desarrollo. La nueva configuración del ESP® de tres niveles, con una diferenciación sensiblemente mayor que hasta ahora, ofrece aún más dinamismo en los programas de conducción «Sport» y «Sport +». De ese modo, el GLC acredita una vez más su versatilidad, también fuera de las vías compactadas.

Sistemas de asistencia a la conducción, asistencia segura

El 85% de los clientes alemanes mencionan la seguridad como el atributo principal del GLC. Esto no se debe solo a las características inherentes a un SUV, sino también a los sistemas inteligentes de asistencia a la conducción. El alcance y el nivel de los mismos han aumentado una vez más en el nuevo modelo. Por consiguiente, ha mejorado la asistencia al conductor en términos de seguridad y confort. El paquete de asistencia a la conducción del GLC (equipo opcional en función del país y del equipamiento) incluye, entre otros:

  • Asistente activo de distancia DISTRONIC, con las funciones:
  • Frenado ante objetos estacionarios
  • Función ampliada de reanudación automática de la marcha tras parar en retenciones en combinación con la ayuda activa para aparcar y el sistema de navegación
  • Activación del modo «planeo» en el programa de conducción ECO
  • Asistente activo de dirección, con las funciones:
  • Asistente activo de parada de emergencia, con desbloqueo automático y llamada SOS a la central de llamadas de emergencia MB una vez detenido el vehículo (disponibilidad en función del país)
  • Asistente activo para cambio de carril en combinación con el sistema de navegación
  • Función de formación de corredor de rescate en retenciones en autopista al circular a velocidades inferiores a 60 km/h
  • Asistente activo de velocidad límite, que reacciona a los cambios en la limitación de velocidad en combinación con el asistente para señales de tráfico
  • Adaptación de la velocidad basada en el trayecto antes de curvas, rotondas, peajes, cruces y antes de girar o de salir de autopistas/autovías. Adicionalmente, en combinación con el sistema de navegación, reducción de la velocidad de marcha antes de alcanzar el fin de una retención
  • Asistente de maniobra evasiva
  • Detector activo de cambio de carril
  • Control activo de ángulo muerto
  • Asistente de frenado activo con función de giro y de cruce PRE-SAFE® PLUS

Si el conductor ha conectado el asistente activo de distancia DISTRONIC con adaptación de velocidad basada en el trayecto, el nuevo GLC es capaz de reconocer retenciones o tráfico lento con ayuda de la información de LiveTraffic del navegador y reaccionar a la situación antes de que el conductor perciba conscientemente el problema. Si se reconoce de esta manera una retención y el conductor no interviene activamente, DISTRONIC reduce a título preventivo la velocidad a un máximo aprox. de 100 km/h. A esto se añaden una versión evolucionada del asistente activo para cambio de carril y funciones adicionales para el asistente activo de parada de emergencia.

El asistente de frenado activo con función de parada de emergencia ante una retención, función de giro y función de cruce reduce el riesgo de que se produzca un accidente en numerosos escenarios; por ejemplo, si el conductor inicia un giro y no ha visto que se aproxima un vehículo en sentido contrario. Si el conductor se dispone a girar hacia la izquierda cruzando la calzada contraria y el sistema detecta peligro de colisión, el GLC puede frenar automáticamente en el margen de velocidad típico de las maniobras de giro. La intervención en el freno se realiza si el conductor señaliza una maniobra de cambio de dirección accionando el intermitente y es posible frenar el vehículo hasta su detención antes de sobrepasar la línea delimitadora del carril. El sistema utiliza el sensor de radar de largo alcance situado en el frontal y la cámara estereoscópica multiuso para reconocer vehículos circulando en sentido contrario.

El asistente activo de dirección facilita la labor del conductor en carreteras con varios carriles, e incluso le ayuda a formar un corredor de rescate durante una retención. De acuerdo con las disposiciones legales, el vehículo se orienta por los márgenes del carril por el que está circulando. Cuando se desplaza por autopista a velocidades inferiores a 60 km/h, se basa en los vehículos que lo rodean y en las líneas delimitadoras de carril detectadas.

También presta ayuda al conductor durante las maniobras de adelantamiento si está conectado el asistente activo de distancia DISTRONIC. Si el conductor acciona el intermitente mientras circula por una vía de varios carriles en un margen de velocidad comprendido entre 80 y 180 km/h, el asistente activo para cambio de carril puede ayudarle a pasar de un carril a otro.

La función de advertencia al salir del vehículo reduce el riesgo de que el ocupante abra la puerta sin tener en cuenta la presencia de un vehículo o de un ciclista. La función de advertencia al salir del vehículo está activa solamente con el vehículo detenido. Si el conductor o sus acompañantes abren la puerta a pesar de que se está aproximando otro vehículo, el sistema emite una señal óptica y acústica de advertencia. La función permanece activa hasta tres minutos después de haber apagado el motor. En combinación con la iluminación de ambiente parpadean en rojo la iluminación de la manilla de la puerta, de la bolsa portaobjetos en la puerta y de los elementos de adorno.

La ayuda activa para aparcar está disponible en calidad de equipo opcional. Tras pulsar la tecla de la ayuda activa para aparcar, el sistema muestra en el visualizador multimedia todos los huecos de aparcamiento cercanos, detectados circulando a una velocidad inferior a 35 km/h. El conductor selecciona la maniobra de aparcamiento propiamente dicha mediante el panel táctil, la pantalla táctil del sistema multimedia o la sección derecha de los mandos del volante multifunción. Tiene la posibilidad de solicitar asistencia para aparcar y desaparcar hacia delante o marcha atrás, en huecos en línea o en batería.

En combinación con el control de ángulo muerto, la ayuda para aparcar PARKTRONIC puede advertir al conductor de la presencia de tráfico transversal al salir hacia atrás cuando se ha aparcado en batería, y puede frenar también automáticamente en caso necesario. El sistema de ayuda para aparcar PARKTRONIC utiliza seis sensores de ultrasonidos instalados en el parachoques delantero y otros seis en el parachoques trasero para reconocer la presencia de obstáculos y advertir con señales ópticas y acústicas. El sistema detecta obstáculos delante, detrás o a los lados del vehículo al circular hasta una velocidad aproximada de 10 km/h.

Otro elemento destacado es el asistente de maniobra con remolque disponible opcionalmente, que asiste al conductor al circular marcha atrás con un remolque acoplado. Para ello se incorporan un sensor en la rótula y un anillo magnético que miden el ángulo de pandeo entre el vehículo tractor y el remolque. La cámara de 360° ofrece una mejor visión omnidireccional al aparcar y al maniobrar, así como una vista virtual desde una perspectiva a vista de pájaro. El modo zoom adicional simplifica las operaciones de aproximación al remolque y acoplamiento del mismo. La presentación en el visualizador multimedia es nueva, y se ha mejorado notablemente la calidad de la imagen.

La función Car-to-X-Communication asiste al conductor, poniendo a su disposición informaciones actuales y advertencias sobre situaciones de peligro en el tráfico. Mediante la radiotransmisión de datos entre vehículos, así como entre estos y la infraestructura viaria, el conductor recibe advertencias visuales y/o acústicas si se detecta un posible peligro.

Un pilar clave del éxito de Mercedes-Benz

La nueva generación del GLC abre un nuevo capítulo en una historia colmada de éxitos. Durante el primer año completo tras el lanzamiento, este modelo registró ya unas cifras de ventas notablemente mejores que las de su antecesor. Mercedes-Benz cuenta con una amplia presencia en el segmento de los SUV, como acreditan sus siete modelos: GLA, GLC, GLC Coupé, GLE, GLE Coupé, GLS y la Clase G. Sin duda alguna, los SUV ocupan una sólida posición dentro de la gama de productos de la marca y aportan una contribución decisiva a su éxito. Hasta la fecha se han vendido más de cinco millones de SUV de Mercedes-Benz en todo el mundo.