Compartir
Adria Matrix Axess

En el año 2015, el fabricante esloveno de caravanas Adria, celebró su 50 aniversario convirtiéndose en uno de los tres referentes europeos en lo que a fabricación de autocaravanas y caravanas se refiere, con una gama muy completa, capaz de satisfacer todas las necesidades de los clientes adeptos a esta forma de viajar.

Con una facturación anual de 250 millones de euros y 1.200 empleados en los tres centros de producción que dispone en Eslovenia, siendo la de Novo Mesto la de autocaravanas, comercializa sus productos en más de 32 países a través de sus más de 450 distribuidores, siendo España uno de ellos con una cuota de mercado que abarca casi el 20% de las ventas de Adria. En 2017, se vendieron es nuestro país 368 caravanas de esta marca, lo que presupone que en 2018 esta cifra se verá notablemente aumentada sobre todo por el auge en este sector que parece se ha reactivado considerablemente.

Adria, en su expansión internacional está copando nuevos mercados como son Australia, China, Israel o Japón, gracias a la versatilidad de todos los modelos de su gama que son propicios para el uso a diario y en cualquier tipo de viaje que su propietario quiera llevar a cabo. Para aquellos clientes más jóvenes, Adria dispone de una submarca llamada Sun Living que hace modelos más económicos y accesibles, estando así presente en todas las categorías de autocaravanas, caravanas y campers convertibles.

Hay que destacar que Adria, ha estado presente en los 5 últimos años en el Rally más duro del mundo, el Rally Dakar siguiendo y dando soporte al equipo Red Bull KTM Factory Racing Team, es unas condiciones que se han convertido en el mejor de los laboratorios para esta marca eslovaca.

En el año 2017 Adria vendió nada más y nada menos que 187 modelos entre caravanas y campers, siendo la Matrix la favorita de los usuarios, gracias a su versatilidad, así como por sus posibles configuraciones y su relación calidad precio, ofreciendo además como hemos comentado 5 atractivas propuestas para la mecánica. El precio base de la Axess está en 59.000€, siendo el modelo anterior al tope de gama dentro de la marca, dónde encontramos la Sonic cuyo precio de partida es de 71.000€.

La oferta de Adria en autocaravanas pasa por la gama Sonic y Matrix que están compuestas por los modelos Supreme, Plus y Axess. También disponen de la gama capuchina Coral, que solamente está disponible en variante Coral XL, encontramos las variantes Axess y Plus. Por último, la gama de acceso Compact dejará de star disponible en nuestro país.

Cada uno de estos modelos está pensado para circular y poder dormir en ellas entre 3 y 7 personas para el caso de las Coral XL, disponiendo cada una de dos modos de uso, día y noche.

Viajando con la Adria Matrix Axess 670 SL

Gracias a la cortesía de Adria, hemos tenido la ocasión de poner a prueba a una de sus autocaravanas más representativas dentro de la gama Matrix, comprendida por los modelos, 600 SC (capacidad para 4 personas), 670 SC y 670 SL (capacidad 5 personas) y la 670 SP con capacidad para 6 personas. Estas son un referente en el sector ofreciendo además un ambiente premium en un interior que ofrece no solo un diseño innovador, sino que además está perfectamente pensado para ofrecer un alto grado de confort y versatilidad a todos los ocupantes.

La denominación Axess es por la base Citroën con bloque diésel 2,0 de 130 CV. Normalmente o por costumbre las autocaravanas suelen basarse en la Fiat Ducato por un tema de fiabilidad y facilidad para camperizarlas por lo que de cara al año que viene, Adria la ofrecerá también sobre el bastidor italiano.

Las medidas de la Matrix Axess son una declaración de intenciones en lo que a polivalencia y espacio interior se refiere. Con sus 7,38 metros de largo, una anchura de 2,23 metros, una altura de 2,80 metros y una distancia entre ejes de 4,05 metros, ofrece un espacio interior capaz de alojar a 5 ocupantes para llevar a cabo cualquier viaje que se te ocurra.

En nuestro caso, nos hemos puesto  al volante de la Adria Matrix Axess 670 SL, un modelo con capacidad para hasta 4 personas, que recibe la denominación de perfilada o crossover, dada su versatilidad y sobre todo su fiabilidad, gracias a los chasis que puede utilizar y que provienen de FIAT o Citroën como el caso de nuestra unidad de pruebas.

Espacio interior de la Matrix

Para la fabricación de la Matrix, Adria utiliza las bases de chasis de Fiat Ducato y Citroën Jumper con tres propuestas mecánicas en el caso de la FIAT (130 cv, 150cv y 180 cv), y de dos versiones para la Citroën (130 cv y 160cv), siendo la versión de 160 cv Citroën Jumper la del modelo que ocupa nuestra prueba. Sobre esta base Adria fabrica el cuerpo de la autocaravana con tecnología “Comprex”, un sistema de fabricación desarrollado por la marca en exclusiva para las paredes que combina la resistencia a la torsión de la madera, la durabilidad del poliéster y la impermeabilidad que ofrece el poliuretano. Con todo esto, no es de extrañar que ofrezcan una garantía de impermeabilidad de cada uno de sus productos de 7 años.

El interior de la Matrix luce el nuevo diseño Tempo Brown cálido, que combina la madera con los nuevos tapizados Zanna y Sybil. En la zona del comedor, 5 personas pueden sentarse sin problema alguno a comer en la mesa, que dispone de un sofá en forma de L, así como de dos asientos enfrentados más el del conductor tipo Captain que puede girarse para orientarlo hacia el espacio interior.

Zona dinette en forma de L

Gracias a la superficie acristalada situada encima del conductor, así como por las otras tres claraboyas situadas estratégicamente, así como por las ventanas laterales siempre cuentas con entrada de luz natural, que inunda el espacio interior para darle más esplendor y sensación de luminosidad.

Resulta increíble, cuando accedes al interior de la Matrix, no solo su diseño, sino también la optimización del espacio que han llevado a cabo para poder disfrutar de cada centímetro de espacio convertido en lo más parecido a una vivienda. Desde un salón óptimo para dar cabida hasta 6 comensales en la mesa, pasando por la cocina Adria Smart Kitchen o por el baño “Ergo” de estilo hotel, así como por la elección de los materiales y la precisión de los acabados.

La parte trasera de la Matrix da cabida al aseo, la ducha y la cama doble, que puede convertirse en una cama para dos adultos y un niño con tan solo añadir un elemento que junta el espacio intermedio. Esta cama, puede pedirse con dos elementos o con uno solo, aunque la preferida por los compradores es la de dos, ya que de esta manera es como si durmieras en una cama de uso individual, por si te levantas y no quieres molestar a la persona de al lado.

Zona habitación doble

Bajo esta, se encuentra una zona destinada a armarios para poder guardar la ropa, calzado, maletas, etc. Una de las cosas que nos ha encantado, es que una vez cierras la puerta que media entre esta zona y la de la cocina, el baño y el aseo quedan en una sola estancia, al más puro estilo de una suite, lo que facilita puedas ducharte y secarte en un espacio más que sobresaliente en el que puedes moverte con cierta facilidad. El baño, al más puro estilo de un hotel, dispone de dos zonas, la de la ducha y una pequeña cabina con el inodoro, un lavamanos y un espejo/armario, además de una pequeña ventana al exterior. Para ducharte y fregar, disponemos de un depósito de 85 litros de agua que puedes rellenar en cualquier grifo.

La zona superior del comedor dispone de una cama con regulación de la altura eléctrica, que puede dar cabida a dos adultos o bien a dos niños que quedarán protegidos por una red lateral y que disponen de una útil escalerita para acceder a este espacio. Bajo esta encontramos la zona de día que está comprendida por un dinette en forma de L con dos asientos enfrentados, así como por una zona de armarios superiores para guardar cosas. En esta zona, es donde están dos de las tres plazas en las que puedes ir sentado como pasajero y donde encontramos los anclajes Isofix para las sillitas.

Cama sobre el techo del salón

Cama léctrica sobre el techo salón

En la cocina, encontramos una zona en forma de V, que da cabida a una zona de cocción con 3 fogones, así como al fregadero y una pequeña zona de office. Bajo este elemento hay una zona de armarios para guardar todo el menaje, siendo el horno eléctrico un opcional. Esta zona dispone de una ventana practicable, por lo que te permite cocinar con vistas a la vez que sirve como elemento de ventilación y extracción de humos.

La nevera dispone de un tamaño generoso para poder no solo guardar la compra de diario, a la vez que de una zona de congelador. Sobre esta, encontramos un panel táctil desde el que se regula la calefacción estacionaria, la conexión y desconexión del agua caliente y el aire acondicionado, así como la gestión de la batería, que no está demás decir, que durante los tres días de nuestro viaje no tuvimos que enchufarla a la red eléctrica en ningún momento, gracias a las placas solares situadas en el techo que permiten que están se carguen constantemente. El televisor, está situado justo encima del panel de mandos en un armario que dispone de un sistema retráctil para guardarlo u orientarlo en diferentes posiciones.

Cocina de 3 fuegos

Panel de mandos táctil

Para la parte exterior la Matrix cuenta con un toldo de grandes dimensiones, que se abre y se cierra manualmente, siendo opcional el accionamiento eléctrico. Una vez fijado al suelo mediante dos soportes en las puntas, ofrece una superficie de unos 10 m2 de espacio extra donde puedes por ejemplo poner la mesa escamoteable que encontramos en la zona de carga con cuatro sillas para disfrutar de un desayuno o una cena romántica ya que además dispones de iluminación exterior.

En Adria han pesando en todo, así que todas las ventanillas que son practicables, a excepción de las del conductor y pasajero, disponen de mosquiteras retráctiles, con las que evitarás entren bichos molestos al interior de la autocaravana. Otro de los puntos a destacar, es que si cierras todas las cortinas el espacio interior queda prácticamente a oscuras, nos atrevemos a decir que en un 90%, ideal para aquellas personas a las que les gusta dormir a oscuras, además de facilitar la privacidad.

Zona exterior con toldo

El garaje, es sin duda una de las grandes bazas de esta autocaravana, pues en él te permite guardar todo aquello que puedas necesitar para un largo viaje, como bicicletas, equipamiento deportivo, maletas o accesorios si viajas con niños y está calefactado para por ejemplo dejar las botas de ski en invierno y no encontrarlas heladas al día siguiente. El acceso al mismo puede hacerse por cualquiera de las dos puertas laterales que encontramos en los laterales de la parte trasera y que gracias a su altura permiten cómodamente meter en su interior todo aquello que se te ocurra para llevarte en un viaje.

Para la recogida de aguas la Matrix dispone de dos depósitos. Uno de ellos situado en la parte derecha, junto a la puerta de acceso al interior, es el encargado de guardar las aguas residuales en un depósito de 25 litros que puede sacarse con mucha facilidad y que está pensado para poder vaciarlo fácilmente en algunas o áreas de servicio que disponen de un espacio para ello.

Aseo

Ducha

El otro depósito, es el que recoge el agua del fregadero y de la ducha, que puede vaciarse con suma facilidad con tan solo situarte encima de una trampilla de cualquier alcantarilla o bien en las zonas antes mencionadas. Junto a la puerta derecha de acceso al garaje, encontramos el compartimento donde podemos alojar las dos bombonas de butano que sirven para calentar el agua y la calefacción estacionaria.

Para proteger a la autocaravana de posibles robos, la puerta de acceso al interior, así como las del maletero disponen de un cierre extra de seguridad. Para garantizar no llevarte un susto mientras duermes, Adria ha instalado un sitstema de alarma como las de casa, en la que puedes desconectar la zona interior para poder moverte mientras permanece conectada en el exterior.

El Cockpit de la Matrix es muy confortable, gracias a los asientos delanteros tipo Captain que ofrecen numerosos reglajes, así como que pueden ajustarse en altura y profundidad, además de disponer de unos reposabrazos regulables también. Gracias a una posición de conducción que es muy acertada, ofrece una muy buena vista de todo lo que pasa frente a ti, situándote en una posición elevada.

Detalle zona cockpit

Tras el volante multifunción, encontramos el cuadro de mandos, que está presidido por dos esferas, y por una pantalla intermedia que ofrece datos del ordenador a bordo. En la consola central encontramos una pantalla táctil de 5” multimedia desde la que se maneja el sistema de sonido, el teléfono o el navegador, del que tenemos que decir la cartografía es algo justa, así como las representaciones, pero que no está demás tenerla, aunque lo más probable y teniendo en cuenta que dispones de 4 tomas USB repartidas por el habitáculo, utilices tu smartphone como navegador.

Mecánica de la Matrix y conducción

El motor HDI Diésel Common Rail de 4 cilindros y 2 litros de cubicaje, ofrece una potencia de 157 cv a 3.600 rpm y un par motor de 400 Nm entre las 1.700 y las 2.500 rpm, suficientes para mover con mucha soltura a la Matrix en cualquier condición de conducción. Este propulsor está asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades, cuyo escalonamiento es perfecto para poder sacar un rendimiento óptimo a todo el conjunto en cualquier circunstancia que puede presentarse durante un viaje y mover con cierta soltura a los 3.500 kg de lastre.

Las ayudas a la conducción también están presentes, así pues, encontramos de serie elementos como ESP, ESC, Traction +, control de descenso HDC y limitador de velocidad, algo muy útil sobre todo cuando conduces por autopista a velocidad constante de crucero.

En autopista es como una gran berlina, con la que puedes ir una velocidad de crucero de 120 km/h, obteniendo unas cifras de consumo de entre 10 y 11 litros. Hemos de tener en cuenta su peso de casi 3,5 toneladas, así como el volumen que ocupa y la resistencia al viento que ofrece, que gracias a un frontal muy perfilado te exime de tener que escuchar ruidos molestos a la hora de conducirla. El depósito de combustible tiene una capacidad de 90 litros.

La verdad es que nunca habíamos conducido una auto caravana, y resulta más fácil de lo que parece en cualquier circunstancia o carretera. Claro está que las carreteras abiertas o las autopistas son la mejor baza, aunque es aquí donde debes tener cuidado al adelantar a otros vehículos voluminosos, por el efecto que crea el viento, pero al que rápidamente te acostumbras.

En carreteras de montaña, el motor hace gala de sus 400 Nm de par motor que te permiten mover con soltura a la Matrix para poder afrontar pendientes o carreteras reviradas sin problema alguno. La verdad, es que os tengo que decir, que en este sentid me ha dejado “alucinado” como se mueve en carreteras pequeñas, casi me atrevería a decir que nada tiene que envidiar a la conducción de una camper, por ejemplo.

Es la primera, pero no la última vez que nos hemos puesto a los mandos de una autocaravana, y la verdad es que nos ha encantado que fuera en una Adria, pues ahora tenemos el listón muy alto. Durante 4 días pudimos disfrutar dos personas de lo que es algo más que una simple autocaravana, ya que la Matrix es una vivienda y un verdadero hogar en el que no encuentras a faltar nada de lo que tendrías en una casa convencional, claro está, menos el espacio, pero del que tenemos que decir, para dos personas en este caso ha sido más que suficiente.

Con nuestra Matrix llevamos a cabo un viaje de casi 1.800 kilómetros en los que, durante 4 días completos, noches incluidas, disfrutamos de cada uno de los rincones de esta autocaravana que para nuestro deleite además tuvimos el placer de estrenar. Hacer un viaje a bordo de un producto tan exclusivo como esta Adria ha sido una experiencia diferente para nosotros, que estamos tan solo acostumbrados a probar coches, pero ha sido, sin duda alguna una de las experiencias más bonitas y satisfactorias que hemos llevado a cabo durante los 5 años que llevamos haciendo pruebas.

Casas colgantes de Cuenca

La Matrix, ha consiguió en tan solo tres días que la consideráramos nuestro hogar, un hogar en el que todo está tan bien pensado y optimizado y del que es difícil encontrar alguna pega. Ni siquiera el espacio ha sido un impedimento para poder disfrutar de un interior que aúna no solo un ambiente premium sino una optimización de los espacios que hacen de cada rincón un lugar especial. Destacar que el sistema de insonorización es fenomenal, ya que con el silencio de la noche son pocos los ruidos que se filtran del exterior, ni siquiera el de la lluvia, como fue nuestro caso, que, en una de las noches, estuvo lloviendo toda la noche sin parar y no resulto nada molesto.

Comer, merendar, cenar, ducharte o descansar son algunas de las cosas que puedes hacer con una Matrix, y lo mejor de todo, es que puedes hacerlo allí donde te apetezca, ventaja de este tipo de vehículos con los que puedes pararte allí donde desees para disfrutar simplemente de una puesta de sol o un atardecer, pudiendo además escoger si quieres vistas al mar o la montaña, o como hicimos nosotros, que disfrutamos de unas preciosas vistas al precioso y misterioso bosque de la Ciudad Encantada o a las casas colgantes de Cuenca.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Adria
  • com
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

 

Si deseas más información a cerca de las caravanas Adria, puedes verlas en www.adria.es