Compartir

Motul lanza su nuevo aceite para motor, el 300V² 10W-50, para uso en competición. Evolución directa del legendario 300V, este nuevo aceite de competición aportará un rendimiento extra validado por los más destacados equipos de fábrica, con sus aplicaciones en On-road y Off-road. Formulado a partir de bases renovables, está compuesto por menos materiales fósiles puros y presenta una menor huella de carbono durante el proceso de fabricación.

Pionera de los aceites sintéticos, Motul lanzó en 1971 la gama 300V, un aceite de motor especialmente diseñado para su uso en competición. A lo largo de los años, se ha probado y evaluado en el laboratorio más grande y exigente del mundo: en competición. Hoy en día es considerado el aceite de referencia por muchos equipos y se usa en las carreras más legendarias, tanto en asfalto como todoterreno.

Siguiendo con esta búsqueda del rendimiento, Motul ha desarrollado el 300V² 10W-50.

Esta nueva tecnología de aceite de motor para competición posee unas características químicas y mecánicas que mejoran su rendimiento.

Uso todoterreno:

  • Baja tracción de película de aceite a bajas revoluciones, ofreciendo mayor par motor
  • Control de fricción optimizado, ofreciendo mayor adherencia del embrague para una mejor motricidad
  • Alta estabilidad al cizallamiento ofreciendo mayor fiabilidad en la caja de cambios

Uso en carretera/circuito:

  • Baja fricción de película de aceite a altas revoluciones, ofreciendo una mayor potencia máxima
  • Estabilidad a la oxidación optimizada, ofreciendo mayor vida útil del aceite
  • Limpieza de motor mejorada, ofreciendo un rendimiento de motor constante.

Además de ofrecer un alto rendimiento, este nuevo producto tiene una base orgánica que limita su impacto medioambiental gracias a:

  • El uso de materiales primas renovables no fósiles.
  • Reducción de un 18% en la huella de carbono durante el proceso de fabricación

Este nuevo aceite de motor ha sido reconocido, al igual que todos los demás productos Motul 300V, como “PRODUCTO APROBADO POR LA FIM” cumpliendo o excediendo los requisitos del programa de certificación FIM.

La FIM (Fédération Internationale de Motocyclisme) es el organismo rector del deporte de la motocicleta y el defensor mundial del motociclismo.