Compartir

Lamborghini Squadra Corse presenta a los pilotos oficiales para la temporada 2020, que cuenta con dos nuevas caras. Albert Costa y Giacomo Altoé han sido incluidos en la lista, sumándose a Andrea Caldarelli y Marco Mapelli (campeones de las Blancpain GT Series 2019), además de Dennis Lind, Franck Perera y Giovanni Venturini.

Nacido el 2 de mayo de 1990 en Barcelona, Albert Costa Balboa es el primer piloto español que ha llegado a convertirse en Factory Driver de Lamborghini. Costa empezó su carrera jovencísimo, compitiendo con excelentes resultados en karts antes de pasar a la Fórmula 3 en 2007. En el año 2009 gana el título de la Fórmula Renault 2.0 WEC y tres temporadas después conquista la Eurocup Mégane Trophy. En 2016 debuta en las Blancpain GT Series con el equipo Emil Frey Racing y en 2019, con la misma escudería, gana la Intercontinental GT Open alternándose con Giacomo Altoé al volante del Lamborghini Huracán GT3 EVO nº 63.

Giacomo Altoé, nacido en el año 2000, es el primer millennial que alcanza la posición de piloto oficial de Sant’Agata Bolognese. Mejor Lamborghini Young Driver, campeón del mundo Super Trofeo y vencedor del Campeonato Italiano GT en 2018, Altoé fue apoyado por Squadra Corse para la temporada siguiente, compensando ampliamente su confianza. En 2020 Altoé y Costa volverán a correr juntos y harán debutar al Huracán GT3 EVO del equipo Emil Frey Racing en el GT World Challenge Europe.

Otro debut es el de Danny Kroes en el Campeonato Italiano GT. Nacido en 1999, el holandés ha destacado en 2019 ganando el Lamborghini Super Trofeo Europa, además de impresionar y ha muy positivamente al equipo guiado por Raffele Giammaria durante las sesiones de test del Lamborghini Young Driver Program. Unos resultados que, con el apoyo de Squadra Corse, le permitirán disputar su primera temporada en un campeonato GT3.

El mismo caso es el de Frederik Schandorff, otro joven talento procedente de la academia Lamborghini Squadra Corse. Ganador del Lamborghini Super Trofeo Middle East a principios de 2019, terminó la temporada con el título de campeón del mundo monomarca gracias a su victoria en la World Final de Jerez de la Frontera, disputada el pasado mes de octubre. De este modo, se ha hecho merecedor de un asiento para la próxima temporada en el prestigioso GT World Challenge Asia con el equipo Vincenzo Sospiri Racing.

Giorgio Sanna, Head of Motorsport de Automobili Lamborghini, ha declarado: «Estoy encantado de dar la bienvenida en la familia a Giacomo y Albert, que en las últimas temporadas han demostrado poseer talento, velocidad y una correcta actitud. Además, Giacomo es el ejemplo perfecto del modo en que nuestros programas dedicados a los jóvenes contribuyen a formar a pilotos emergentes, ofreciéndoles oportunidades reales de competición».

Albert Costa ha comentado: «Convertirse en Factory Driver de Lamborghini es una sensación increíble. Desde niño, Lamborghini ha sido una de las marcas de mis sueños, y desde que empecé a correr en GT no he dejado de desear correr en un Huracán. Estoy realmente contento y ahora tengo que trabajar más que nunca, porque el año pasado Lamborghini ganó todo lo que se podía ganar y las expectativas para la próxima temporada son altísimas. Haré todo lo posible por el equipo, tanto en la pista como fuera, y quiero ganar para agradecer la confianza de Squadra Corse».

Giacomo Altoé ha declarado: «Me siento entusiasmado. Es un logro realmente importante para mi carrera y, sobre todo, un punto de partida para mejorar y seguir creciendo. Es un honor poder reforzar mi colaboración con Lamborghini y espero con impaciencia el principio de los test para prepararme lo mejor posible para la próxima temporada».