Inicio Marcas Audi Audi A5 2.0 TDI 190CV. Un coupé eficiente y deportivo

Audi A5 2.0 TDI 190CV. Un coupé eficiente y deportivo

Compartir

Tras 12 años en el mercado, y como si de un coche de líneas atemporales se tratara, llega ahora la segunda generación del Audi A5, un coupé que ha sabido conquistar el corazón de clientes que buscaban una berlina de estilo deportivo, pero sin renunciar a la comodidad, y como no, al diseño.

Walter da Silva, el que fuera quien creó el primer trazo del diseño de la primera generación del A5, llegó a decir en 2007 que el Audi A5 era el coche más bonito que jamás había dibujado, y tenía razones para ello, pues su línea para la época era muy rompedora en cuanto a estilo y diseño rompiendo los moldes de los coupés que por entonces habían en el sector.

En 2016, y tras varios face linftings, Audi presentó la segunda generación del A5, que guarda con la primera solo el nombre, pues afirman es un coche que estrena chasis con nuevas cotas, ya que ahora es más largo, más estrecho y un poco más bajo. Sus nuevas medidas, sobre todo mejoran en la habitabilidad interior, gracias a esos 4,67 de largo, y a la distancia entre ejes que crece 1,3 centímetros.

Además, ahora es menos pesado, habiendo reducido el peso en 60 kilos con respecto a su predecesor, gracias por ejemplo a un nuevo eje delantero o la nueva dirección electromecánica que en conjunto ya le hacen ahorrar casi 10 kg, para llegar a pesar al final 1.497 kg.

Sus nuevas señas de identidad pasan por la nueva parrilla singleframe, que es ahora más ancha y baja, así como por tener el pilar A en una posición un tanto más retrasada y un volumen de maletero más compacto. Sus ópticas delanteras de nuevo diseño le otorgan a la delantera del coche una mirada más desafiante, mientras que en la zaga encontramos unas ópticas más anchas que le otorgan esa característica al coche visto desde atrás.

Es quizás en la vista lateral, donde menos se aprecian los cambios del nuevo A5 con respecto a su anterior generación, quizás solo por la nueva línea de cintura que arranca en unos nervios del capó delantero muy marcados.

Nuestra unidad de pruebas, lucia el acabado S Line Edition, lo que en el exterior se traduce en una imagen más deportiva de todo el conjunto, que unida al color Verde Gotlan metalizado y unos preciosos zapatos de 19” con neumáticos en medida 235/35/19, realzan más si cabe su elegancia.

Esta versión del Audi A5, está disponible en diferentes variantes, así como con diferentes motorizaciones que pasamos a enumerar a continuacón:

  • Audi A5 Coupé y Sportback: Disponibles con 4 variantes de motor diésel con potencias que oscilan entre los 150 CV y los 190 CV con tracción quattro en la versión 2.0 TDI quattro con cambio S tronic. Una variante gasolina, 2.0 TFSI de 190 cv con cambio S tronic.
  • Audi A5 Sportback g-tron: Motor 2.0 TFSI de 170 CV con una autonomía de hasta 500 Km en modo CNG (Compressed Natural Gas).
  • A5 Cabrio: Disponible con el motor 2.0 TDI de 190 CV y cambio S tronic con o sin tracción quattro.
  • A5 S5 coupé, Sportback y cabrio: Disponble con el motor V6 turboalimentado que rinde una potencia d 354 CV.
  • Audi RS5 Coupé y RS5 Sportback: Disponible con el motor 2.9 TFSI V6 que rinde una potencia de 450 CV.

La gama A5 está disponible desde los 44.000€ de la versión de acceso, hasta los casi 100.000€ de la versión RS5 Sportback.

Mecánicas disponibles para el Audi A5

La gama de motorizaciones a la que se puede acceder si quieres comprar el nuevo Audi A5 es bastante extensa, pasando por el momento por 8 propulsores diésel y dos versiones de gasolina, pudiendo estar asociadas a una caja de cambios manual de 6 velocidades, cambio S tronic, Tiptronic y al sistema de tracción quattro.

Nuevo habitáculo premium

Cuando abres la puerta, se detona el nuevo lenguaje de diseño que Audi está implementando en toda la gama, donde se respira un ambiente premium, en el que la ergonomía está más que presente.

Todo en el interior del A5, rezuma elegancia, diseño y calidad, que se aprecia en un habitáculo en el que todo está pensado para que los ocupantes disfruten de la experiencia sensorial de un Audi. Los asientos de corte deportivo de nuestra unidad, tapizados en piel y alcántara, sujetan el cuerpo a la perfección y disponen de un sistema de masajes.

El Audi Virtual Cockpit, es sin duda alguna el mejor opcional para este coche, ya que cambia por completo el salpicadero. Como ya os hemos comentado en varias de nuestras pruebas, este sistema permite personalizar el cuadro mediante una pantalla de 12,3 pulgadas TFT, en función de la información que quieras ver representada, dando prioridad a las esferas, al sistema de navegación pudiendo ver Google Earth y Google Street View, o bien a los asistentes de conducción.

El centro de la consola lo preside la pantalla del sistema de navegación MMI Plus de 8,3”, desde la que se maneja todo el sistema de Info entretenimiento, así como el Audi smartphone interface, que te permite conectar tu smartphone, para disfrutar por ejemplo de Spotify para escuchar música, o bien de la cartografía de Google maps para poder llegar a tu destino previamente escogido en Google. Lástima que no sea táctil, pues ya sería perfecta.

Las molduras de aluminio Elipse, parecen fabricadas de una sola pieza, ya que van desde los laterales de las puertas, recorriendo el salpicadero, donde a la vez hacen de rejillas de ventilación para la zona del copiloto, lo que ofrece un ambiente minimalista a todo el habitáculo.

El climatizador, dispone de una botonera de aluminio táctil, y bajo este encontramos los mandos para activar al Audi Drive Select, el sistema Start/stop y el control de tracción, que nos llevan hacia el selector del cambio S tronic, donde encontramos los mandos del MMI para el manejo del sistema de infoentretenimiento.

Acceder a las plazas traseras en la versión coupé del Audi A5, no es tarea fácil, aunque una vez acomodado en ellas el espacio es bastante generoso para conformar a dos adultos. Por su parte, el maletero disfruta de 465 litros de capacidad total, siendo fácil el acceso al mismo por la gran boca de carga que tiene lo que facilita también meter bultos de hasta 1 metro de longitud.

El equipamiento es un fuerte dentro de toda la gama Audi, así que nuestra unidad de pruebas, gracias a la serie S line Edition, estaba equipada con faros de xenón plus, paquete iluminación, Audi Drive Select, volante de cuero multifunción, arranque confort, control automático de velocidad, MMI navegación, Audi Connect Safety & Service, Audi parking System plus, asientos delanteros deportivos o molduras interiores en aluminio Elipse y de forma opcional los faros Audi Matrix LED, llantas de 19”, asientos deportivos S en cuero Napa Fina y regulación eléctrica, volante achatado multifunción, Audi Virtual Cockpit, MMI Navegación Plus, equipo de sonido Bang & Olufsen, Audi pone box con carga por inducción, cámara de visión trasera y el paquete de asistentes Tour que incluye control de crucero adaptativo, asistente de conducción en atascos, Audi active line assist, Audi pre sense front, reconocimiento de señales de velocidad, asistente predictivo de eficiencia y asistente de esquiva, entre otros que incrementan la factura de nuestra unidad de pruebas hasta unos generosos 61.975€.

¿Como rinde el motor de 190 CV del nuevo Audi A5?

En cuanto a la mecánica, bajó el capó delantero encontramos un motor de 4 cilindros 2.0 TDI que rinde 190 CV y un par motor de 400 Nm a 1.750 rpm, asociado a una caja de cambios de doble embrague tipo S tronic, lo que permite sacar mayor rendimiento al mismo, si juegas con las levas del volante para permitir así unos cambios a un régimen de vueltas más alto de lo que hace de forma automática.

Destaca por ser un motor silencioso, y por entregar la potencia de forma muy lineal, pero, y en aras de mejorar la eficiencia, es quizás un tanto perezoso, de ahí que el cambio S tronic, sea uno de los mejores aliados.

En lo que a consumos se refiere, la marca anuncia uno medio homologado de tan solo 4,1 litros a los 100 km, cifra a la que no nos acercamos, pero que tampoco vimos incrementada en exceso durante los más de 570 kilómetros que hicimos durante nuestra prueba, consiguiendo una media de 5,9 litros.

Sus prestaciones, para un motor diésel de 190 cv, son dignas de admirar, ya que acelera en 7,7 segundos de 0 a 100 km/h y es capaz de lanzarse hasta los 238 km/h.

La dirección al igual que nos pasó en la prueba que llevamos a cabo del nuevo Audi Q5 en su presentación dinámica, no nos acabó de convencer ya que aun en el modo Dynamic, es demasiado asistida además de no trasmitir claramente lo que pasa a través de los neumáticos delanteros, aunque su tacto sea ágil y preciso, cuesta un poco acostumbrase a ella, sobre todo en conducción deportiva, donde esperas una respuesta más firme.

En conducción, es un coche noble con el que hacer kilómetros tras el volante es una fácil tarea por el alto grado de confort que ofrece, a la vez que por la seguridad que transmite, sobre todo si lo fuerzas un poco en alguna que otra carretera de montaña, donde será el claro escenario para apreciar lo que Audi puede llegar a hacer en cada uno de sus coches, a través del conjunto formado por el chasis y el sistema de amortiguación, que en este Audi A5 cumple a la perfección con su cometido.

El nuevo Audi A5, se postula como la alternativa perfecta para aquellas personas que busquen un coche de corte deportivo, pero discreto, con carácter, con diseño y sobre todo con un desdén tecnológico de última generación.

La alternativa de poder escoger la versión Sportback, seguro que afianzará a clientes que pudieran tener en vista a su hermano pequeño el A4, o aquellos que no quieran embarcarse en el A6 por ser ya una talla más grande. Nosotros, por el momento, esperaremos a que nos llegue la versión S o RS a nuestro garaje, para contaros, que tal funcionan esos dos deportivos de la gama A5.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos