Compartir

BMW celebra 30 de su sistema de tracción integral, y como no podía ser de otra manera, ha querido compartirlo con sus clientes y amigos.

El pasado domingo, nuestro equipo de pruebas, acudió a la Masía Bonvilar, situada en Terrassa para disfrutar de la BMW xDrive Experience, donde pudimos conducir a los SUV que disfrutan del sistema xDrive para ver su efectividad como son el X1, X3, X4, X5 y X6.

bmw-xdrive-experience (9)Comenzamos la jornada con una clase teórica, en la que se nos puso en antecedentes sobre este sistema de tracción integral, que está controlado por el sistema de Gestión Integrada del chasis, denominado ICM, y que puede funcionar, bien por sí solo, o en combinación con el Dynamic Performance Control (DPC) o con el Control de Estabilidad. A través de una serie de animaciones, pudimos ver y entender un poco mejor como funciona y que hace exactamente el sistema xDrive

Para las pruebas, la marca puso a nuestra disposición la gama comprendida por el BMW X1, X3, X4, X5, X6 y el nuevo Serie 1 que tendríamos ocasión de probar en las 4 zonas en las que estaba dividido el circuito de pruebas.

bmw-xdrive-experience (5)Una serie de rampas, nos llevaron a comprobar, la capacidad de tracción que este sistema ofrece hasta los 35º de inclinación que pueden llegar a soportar estos SUV. Para ello, imitaron con unas estructuras un paso con inclinación lateral, una rodera en forma de V, en la que podréis ver en las fotos como quedaba el coche con dos ruedas en el aire, un paso de dunas y una rampa de elevación, en la que sin ningún tipo de problema podías parar al subir, para después retomar la marcha, y después en la bajada, dejar que el coche, con el control de descensos activado, bajara permitiendo controlar el coche a la perfección con este asistente.

La segunda prueba nos llevó a un circuito de tierra, que para nuestra suerte estaba completamente embarrado por la lluvia que cayó por la noche. Aquí la prueba consistía en dar una serie de vueltas con el sistema de estabilidad activa, para comprobar, como el coche en todo momento te facilita una ayuda para conseguir una tracción óptima y evitar cualquier tipo de subviraje o sobreviraje. Posteriormente, con los controles desactivados, disfrutamos de dos vueltas con un BMW X3, viendo lo divertido que puede ser llevar al coche al límite para disfrutar de unas trazadas deslizantes, pero seguras.

bmw-xdrive-experience (20)

Entraba en acción el Serie 1 en la próxima prueba, en este caso dos unidades, una de ellas equipaba el sistema xDrive y la otra no. La prueba consistía en ver cuál de los dos aceleraba más deprisa, para ello, nos enfrentábamos a nuestra pareja en una pequeña recta, en la que evidentemente, el BMW Serie 1 con tracción xDrive se impuso en aceleración al de tracción trasera.

Terminadas estas pruebas, nos habían preparado una ruta, en la que condujimos el BMW X4, primero por asfalto para su capacidad dinámica, y posteriormente por una pista forestal, en la que vimos su noble comportamiento y en la que pudimos aplicar alguna que otra cosa aprendida en las pruebas que habíamos realizado con anterioridad.

Desde aquí queremos agradecer a BMW, BMW Group Prensa y Barcelona Premium la participación de nuestro equipo en esta jornada, en la que sin duda aprendimos como BMW cada día trabaja por y para sus clientes, en aras de conseguir sistemas que sin duda preservan la seguridad ante cualquier situación como en este caso hace el sistema xDrive, latente en la marca desde que apareciera por primera vez en 1985 con el BMW 325i Allrad.

Escrito por Miguel Angel Solá