Compartir

Gracias a la cortesía de AR Motors, Concesionario Oficial Kia en Barcelona, que pertenece a Quadis, la red de concesionarios más importantes de España, nos hemos puesto al volante del Kia Stinger GT, la versión mas radical de una berlina deportiva, que para entenderla has de probarla.

Fue en el año 2011 cuando Kia, y dentro del Salón de Fráncfort, dio a conocer su prototipo GT Concept, del que deriva hoy en día este KIA Stinger, siendo para la marca en ese momento tan solo, un boceto más que una realidad, de llevar a cabo el desarrollo de un coche que hoy en día nada tiene que envidiar a sus más directos rivales. Fue entonces, en 2016 cuando tras dar luz verde a este proyecto, Kia dio a conocer al Stinger como a su Gran Turismo de referencia.

El diseño del KIA Stinger es fruto del trabajo de un equipo liderado por Peter Schreyer, diseñador jefe de Kia Motors, que han sido los autores de dar forma en Frankfurt a este GT de aire y corte deportivo. Para el desarrollo dinámico, ha sido Albert Biermann, responsable de pruebas de vehículos y Desarrollo de Altas prestaciones de Kia, quien desde Corea ha llevado a cabo un exhaustivo y elaborado trabajo para conseguir un dinamismo que ha sido puesto a prueba por la marca en el exigente trazado de Nürburgring.

Su estampa no pasa desapercibida, ya que sus líneas dibujan a un GT de carácter marcado, por elementos como la parrilla delantera, en la que destacan las entradas de aire verticales del faldón, así como por los faros LED que otorgan una mirada desafiante a todo el conjunto, al que contribuyen sus aletas delanteras ensanchando esta vía. En la vista lateral destacan las branquias situadas tras el eje delantero, a la vez que la línea de media cintura que recorre toda la silueta acentuando más si cabe su talante deportivo, para llegar a una zaga, donde sin duda lo que más destaca es el difusor trasero que acoger a las dobles salidas de escape.

La aceptación de este coche no solo ha sido plausible a pie de calle y entre sus clientes, sino que ha recibido varios premios desde su lanzamiento, como el IF Design Awards. Destacar también, que en 2018 ha sido uno de los candidatos a Coche del Año en Europa.

Sus más directos rivales, bien podrían ser el A5 Sportback, el BMW Serie 4 Gran Coupé o el Volkswagen Arteon, aunque claro está, tan solo por segmento, pues el KIA Stinger entre todos ellos es el que destaca por ser la mejor opción en lo que a motorización y equipamiento se refiere.

El KIA Stinger podemos encontrarlo con 4 líneas de acabados diferentes, y dentro de cada una de ellas con motorizaciones a partir de 35.400€.

STYLE
2.2 CRDi 200 CV 35.400€
2.0 T-GDi 245 CV 35.704€
xTREME
2.2 CRDi 200 CV 38.995€
2.0 T-GDi 245 CV 39.454€
2.2 CRDi 200 4×4 40.854€
GT Line
2.2 CRDi 200 CV 44.495€
2.0 T-GDi 245 CV 44.954€
2.2 CRDi 200 4×4 46.354€
GT
3.3 T – GDi V6 366 CV 4×4 51-162€

Si bien los precios ya son un atractivo para el Stinger, más todavía si tenemos en cuenta, lo que nos costaría un coche alemán con misma motorización y mismo equipamiento, el fuerte de la marca es su servicio postventa, el mismo que encontramos en toda la gama y que nos da una garantía de 7 años o 150.000 kilómetros, argumento que sin duda nuestros compañeros de Kia Ar Motors, Concesionario Oficial Kia, avalan en cada venta que llevan a cabo.

El atractivo del Stinger, no solo el visible en el exterior, sino también en el habitáculo, que según dicen sus diseñadores, ha recibido una clara inspiración aeronáutica. Tras abrir la puerta, lo primero que destaca es su ambiente premium, así como unos asientos tapizados en piel de corte deportivo, que recogen el cuerpo muy bien a la vez que lo sustentan con firmeza en los apoyos laterales. La posición de conducción es acertada y deportiva, ya que vas sentado muy abajo, en un asiento en el que gracias a sus numerosos reglajes es fácil acomodarse.

La ergonomía está presente en este habitáculo, donde todo parece estar dispuesto, para que, por una parte, el conductor todo lo tenga a mano, y por otra, para que el pasajero pueda disfrutar también de la experiencia de ser el copiloto de este GT. El volante de tres radios dispone su parte inferior achatada, lo que facilita la entrada y salida del coche. Su grosor y tamaño son perfectos para conducción deportiva, por ello integra también a parte de los mandos multifunción del sistema multimedia o el teléfono sendas levas para el manejo secuencial del cambio.

El cuadro de mandos se presenta mediante dos esferas analógicas, separadas por una pantalla TFT de 7” que hace a la vez de ordenador de abordo, y en la que podemos ver representado un indicador de fuerzas G, la presión del turbo, la entrega del par motor, un cronómetro o el modo de conducción que tenemos seleccionado entre otra información relevante para la conducción.

La pantalla táctil de 8” situada en la parte más alta de la consola central, controla el sistema de infoentretenimiento, a la vez que el sistema de navegación, audio o el teléfono. Bajo esta encontramos tres salidas de aire circulares en forma de turbina, y los botones con acceso al sistema multimedia., así como los mandos del climatizador bizona.

En la parte más baja de la consola, y tras el selector del cambio, encontramos el mando circular para seleccionar los modos de conducción o desconectar el control de tracción, así como los mandos para la calefacción de los asientos, el volante y el sistema de activación de las cámaras 360º.

La parte trasera ofrece espacio para tres ocupantes, siendo las dos plazas laterales las más cómodas. El maletero por su parte tiene una capacidad de 406 litros, pudiéndose ampliar este hasta los 1.114 litros si abatimos los respaldos de los asientos traseros.

En lo que a equipamiento se refiere, nuestro KIA Stinger estaba equipado con cambio automático de 8 velocidades, faros LED direccionales, Pantalla táctil de 8”, Navegador, sistema de cámara 360º, sistema de detección de ángulo muerto, alerta tráfico trasero, pantalla TFT de 7” en el cuadro de mandos, sistema de sonido Harman Kardon, cargador inalámbrico para smartphone, integración Apple Car Play y Android Car, asientos delanteros y traseros calefactables, volante calefactable, HUD de Kia, tapicería de piel, sistema asistencia mantenimiento de carril, reconocimiento señales de tráfico, llave inteligente o llantas de 19” calzadas con neumáticos 255/35/19 entre otros, siendo equipamiento muy completo para una berlina de este segmento, siendo el único opcional el color Aurora Black (485,78€), para llegar a un precio final de nuestra unidad de pruebas de unos discretos 51.162€.

Para animar los largos viajes, queremos hacer mención especial al equipo de sonido Harman-Kardon cuya potencia de 720W y sus 15 altavoces y dos subwoofers, convierten al Stinger en una verdadera sala de audición rodante.

El alma que anima a este coche es un motor V6 biturbo denominado Lambda II, de 3,3 litros que desarrolla 366 CV de potencia y un par máximo de 510 Nm disponibles desde tan solo 1.500 rpm, que permite al Stinger acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,9 segundos y de lanzarse hasta unos impresionantes 270 km/h. Este propulsor lleva asociado una caja de cambios automática de segunda generación y 8 velocidades que puede ser utilizada de forma secuencial mediante el accionamiento de las levas que encontramos tras el volante. Hay que destacar, que sus cambios en modo automático son muy precisos y apenas se nota la transición, pero que para su uso en conducción deportiva es quizás, un poco más lenta que algunas otras cajas de cambio que también disponen, como esta de convertidor de par.

En lo que a consumos se refiere, Kia homologa una cifra de 10,5 litros a los 100 km, quizás algo elevada, pero acorde a coche con un peso y una motorización que desarrolla 366 CV. Nosotros durante nuestra prueba, en autopista obtuvimos unos 11,3 litros de media, que en conducción deportiva aumentaron hasta unos generosos 16,5.

El esquema de suspensiones tipo McPherson para el tren delantero y multibrazo para el trasero, unido al hecho de que su amortiguación es de dureza variable y se regula a través del Dynamic Stability Dambing Control, que funcional al unísono con el selector de modos de conducción  que permite escoger entre 5 ajustes (SMART, ECO, COMFORT, SPORT y SPORT+), es todo un acierto para una berlina de esta talla, con la que puedes pasar de un alto grado de confort, para por ejemplo conducir por autopista o por carretera, pero con la certeza de con tan solo seleccionar otro de los modos de conducción, obtendrás de inmediato una configuración que te permitirá disfrutar de cada una de las curvas que puedas encontrarte por tu camino como si de un hatchback se tratara.

La dirección del Stinger es otro de los elementos que facilita la conducción en cualquier circunstancia, gracias a su sistema de servo asistencia denominado Rack Mounted Motor Driven Power Steering R-MDPS que utiliza un motor eléctrico en la cremallera de la misma que mejora la respuesta de la dirección a la vez que apalia cualquier tipo de vibración.

Si a la parte dinámica y ya como colofón, le añadimos un sistema de tracción integral que cuenta con control dinámico de par vectorial (Dynamic Torque Vectoring Control), convertimos el paso por curva de esta berlina en algo que se convierte en adictivo cuando la conduces, y que tan solo se ve penalizado por el peso del vehículo, que lastra 1,8 toneladas. Este sistema es capaz envía un 60% mínimo de par al eje trasero, pudiendo enviar hasta el 100%, lo que te permitiría en circuito sacar máximo rendimiento a todo el conjunto.

Dentro del apartado frenos, mencionar como no a unos discos de acero perforados con pinzas Brembo de 4 pistones para el tren delantero y de 2 para el trasero que cumplen a la perfección con su cometido, siendo bastante infatigables como pudimos comprobar durante nuestra prueba.

Si mecánicamente este Kia Stinger es un verdadero portento, y una clara demostración de poder la marca en hacer a una berlina deportiva capaz de competir con sus rivales alemanes, en cuanto a tecnología, los coreanos no han escatimado en nada. Disponemos de avanzados sistemas de asistencia a la conducción como el ADAS (Advanced Assistance Systems), así como el sistema de alerta de atención del conductor (Driver Attention Alert DAA), que monitoriza constantemente diferentes parámetros del coche y del conductor, para vigilar si el nivel de asistencia de este en algún momento requiere de descanso, algo que te indica mediante un aviso en el cuadro de mandos.

Diversos sistemas para la seguridad activa, como el sistema de frenado de emergencia (Autonomous Emergency Braking AEB) integrado con el sistema de asistencia de colisión frontal o la detección de peatones son entre otros, elementos que velan por la seguridad de conductor y ocupantes, a la vez que por el entorno que rodea al coche cuando conduce por ciudad o carretera. El control de crucero avanzado (Advanced Smart Cruise Control ASCC) es capaz de salvaguardar la distancia que seleccionemos entre nuestro coche y el delante, a la vez que, en caravana, puede llegar a detener el coche por si solo.

Hacía tiempo que teníamos ganas de ponernos al volante del Kia Stinger, y tenemos que agradecer una vez más esta prueba al concesionario oficial Kia Ar Motors de Barcelona, ya que nos ha ayudado a ver, que en mundo de los automóviles hay opciones racionales como el Kia Stinger. Una berlina que bajo un mismo envoltorio esconde un coche con empaque y diseño deportivo, a la vez que con un equipamiento tecnológico de última generación y con un traje muy premium capaz de hacer sombra como ya hemos comentado durante la prueba a sus más directos rivales.

Aunque cierto es, que la mayor percepción se percibe cuando te pones al volante y compruebas como el Stinger no solo es un coche rápido, sino que, además, y gracias a todos sus sistemas, es capaz de darte una satisfacción y una garantía de aplomo increíbles en conducción deportiva.

No nos queda decir más, que, y como hemos leído en pruebas de otros compañeros, incluso a pilotos que se han puesto al volante del Stinger, que este coche es sensacional, aunque para percibirlo tienes que probarlo, así que te invitamos a que contactes con Kia AR Motors para solicitar una prueba.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Kia AR Motors
  • Quadis
  • Port d’Aiguadolç
  • Fotografías: Cristóbal Arjona