Compartir

El flamante modelo UR-100 sale estos días de los talleres URWERK para acompañarnos en un viaje por el Espacio y el Tiempo. Ambos conceptos vienen unidos en una misma esfera para que disfrutemos de un juego de sutiles percepciones. Tiempo y espacio, minutos y kilómetros, ambas mediciones fusionan, hablan entre sí y nos ofrecen un vibrantetestimonio de nuestro periplo terráqueo.

Desde siempreEspacio y Tiempo son nociones estrechamente vinculadas. Allá por el año 6000 antes de Cristo, los sumerios de la ciudad de Ur, a la raíz del nombre URWERK, hallaron las primeras divisiones horarias observando el paso de la sombra sobre sus monumentos. Intuyeron nuestro caminar galáctico.Hora tras hora una migración sin fin.Esta revolución orbital es la que viene plasmada en cada una de las creaciones de URWERK de indicación satélite. La nuevacolección 100 no deroga esta regla. Pero a la presentación de horas y minutos mediante satélites agrega otro dato. Cuando supera el minuto 60, la aguja de los minutos desaparece para convertirse en contador de kilómetros. Transcribe de este modo el viaje que sin moversepara nadaefectúa cada habitante del planeta Tierra, o sea 555 kilómetros cada 20 minutos. Se trata de la velocidad media de la rotación de la Tierra medida enel ecuador. En el exacto lado opuesto viene indicado otro datomás,el de la revolución del planeta alrededor del sol, esos35.740 kilómetros que recorre cada 20 minutos. Esta medición nos viene a recordar nuestra condición de nómadas interestelares. Las horas y los kilómetros comparten un mismo plano y un mismo rango. De ahí el apodode esta nueva línea de creaciones:UR-100 “ SpaceTime ”.

“Opino que un reloj presenta siempre una dimensión filosófica. Es la plasmación a la vez física y abstracta de nuestra situación de terrícolas. La esfera viene a ser un ecuador en perpetua e inmutable rotación”, dice Martin Frei, diseñador jefe y cofundador de URWERK. A lo cual añade Felix Baumgartner, maestro relojero y asimismo cofundador de URWERK: “Tiempo, revolución y rotaciones terrestres. Nos movemos en un universo que rigen tres ejes, esos tres datos que procuramos en vano dominar y cuantificar, los de nuestro llamado espacio-tiempo”.

Bajo la bóveda del UR-100 late el calibre12.01 de URWERKcon indicación de la hora exacta de tres satélites. El satélite que indica la hora exacta desfilade 0 a 60 en el riel de los minutos. Viene forjado en aluminio arenado y luego microgranallado tras éloxage. Cada tuercade los satélites es de satinado circular. Los satélites se hallan sobre un carrusel de latón arenado y tratamiento rutenio. La estructura que abarca la indicación de las horas del UR-100 es de aluminio arenado y microgranallado. Sucarga automática es obra de un rotor bidireccional que regula una hélice perfilada, la Windfänger.

Para los aficionados de la marca URWERK, la estética de la caja del UR-100va a producir unplacer retroactivo, pues recuerda la estética de los primeros modelos de esta casaindependiente: “A finales de los noventa, presentamos los UR-101 y UR-102. Este UR-100 viene a sernuestro “Regreso al Futuro”. Retomamos algunos de los elementos de nuestras primeras creaciones, desestructurando el enfoque nuestro. La caja del UR-100 es una “deconstrucción”de la caja existente.La bóveda de acero de nuestrosmodelos históricos viene reproducida en este caso con la total transparencia de un cristal de zafiro. Su perfección viene realzada por las asperidades de la caja de titanio y acero. Comono acabo de acatar la ley de la simetría, luego lo que he hechoes jugar con las proporciones para atraer la mirada.”Son dos las versiones del UR-100, de 25 ejemplarescada una:UR-100 Iron (titanioy acero)yUR-100 Black (titanioy aceroPVDnegro).