Compartir

Las berlinas familiares al igual que los SUV, están en un momento álgido por la gran demanda que tienen. En BMW son muy consciente de esta demanada, y es por ello que la Serie 5 tiene su berlina familiar, el Serie 5 Touring.

El segmento en el que compite está reñido, sobre todo con sus primos alemanes más cercanos, como el Audi A6 Avant o el Mercedes Clase E Estate, berlinas familiares de tres volúmenes que al igual que esta, tienen a un público que busca un coche grande, pero que quizás no quiere un SUV por el sobre tamaño que esto implica. Si miramos además la parte dinámica, está claro que el Serie 5 Touring es una de las mejores opciones que podemos encontrar dentro es este exigente mercado.

Esta variante familiar, que deriva la berlina Serie 5, es 7 milímetros más largo que este, ofreciendo una longitud de 4,9 metros, una anchura de 1,86 metros y que cuenta con una batalla de 2,92 metros, lo que permite acomodar en su interior 5 adultos que disfrutarán con una muy buena capacidad de carga del maletero.

El precio de salida del BMW Serie 5 Touring es de 57.700€ para la versión de acceso, que se correspondería con el 520d Touring, y de 84.025€ para esta unidad de pruebas, que contaba con un equipamiento opcional muy completo y con la línea de acabado M, que enfatiza más si cabe el talante deportivo de esta berlina familiar.

Su habitáculo rezuma un ambiente premium por los cuatro costados, además de ofrecer elementos tecnológicos que hemos ido viendo en otros modelos de la marca en las últimas pruebas llevadas a cabo. La tapicería de cuero Nappa Elfenweiss en combinación con el salpicadero de piel negra, las molduras de aluminio y el color exterior Azul Mediterranean Blue son la perfecta combinación que se complementa con unas preciosas llantas de 19″ en color negro brillante.

Las plazas delanteras son muy cómodas gracias a unos asientos que recogen, sin ser los de corte deportivo el cuerpo a la perfección incluso en los apoyos laterales más exigentes, en los que es fácil gracias a sus numerosos reglajes encontrar una buena postura de conducción, además de poseer también de la función de masaje, calefacción y ventilación.

El cuadro de mandos digital dispone de tres vistas diferentes en función del modo de conducción escogido (Normal, ECO o Sport), ofreciendo unas grafías en diferentes tonalidades que junto al Head-up-Display y la pantalla de 10,25” forma parte del equipamiento opcional y del paquete Innovation. Esta pantalla es táctil, a la vez que se puede controlar mediante gestor o por el control por voz, y permite el manejo de todo el sistema de infoentretenimiento, a la vez que, para configurar diversos parámetros de conducción, como el selector de modos de conducción. Junto al selector del cambio, encontramos el mando iDrive, así como una pequeña guantera en la que de forma inalámbrica se puede cargar el móvil o la llave.

Dado que este coche está pensado para su uso y disfrute como una berlina familiar, las plazas traseras hacen gala de eso, de ser muy familiares, ya que ofrecen cabida para tres ocupantes, que disfrutarán de buen espacio para las piernas, así como de una altura considerable. Aunque la pega, como suele pasar ya en casi todos los coches, es que la plaza central se ve penalizada por el túnel de la transmisión, así como por la configuración del propio asiento.

El maletero por su parte, al igual que las medias exteriores también ha crecido en capacidad con respecto a su anterior generación. Ahora disponemos de 570 litros de capacidad y de 1.700 litros si abatimos los respaldos de los asientos traseros, que se abaten de forma automática con tan solo pulsar un botón.

El portón trasero ofrece una muy buena boca de carga, además de forma opcional, contamos con el sistema de apertura sin manos, pasando el pie por debajo del paragolpes, solución ideal para cuando vas cargado. Otra de las soluciones que encontramos es que la luneta trasera también es practicable, lo que permite dejar cualquier objeto dentro del maletero sin la necesidad de tener que abrirlo y mostrar lo que hay en su interior.

El equipamiento de serie del Serie 5 Touring es muy completo y ofrece entre otros elementos la suspensión neumática, diversos airbags, sistema de navegación profesional, Head-up Display, protección activa, Parking Assistant Plus, sistema de telefonía con carga inalámbrica, neumáticos runflat, faros LED adaptativos, o todo el equipamiento comprendido dentro del pack M, como el sistema de frenado o el paquete aerodinámico. Opcionales como el climatizador de 4 zonas, la suspensión adaptativa, asientos confort, techo de cristal panorámico, Driving Assistant Plus, llantas M de 19”, tapicería de cuero Dakota, o los paquetes Executive, Innovation, Comfort o Safety, se convierten en indispensables si quieres tener un Serie 5 Touring único.

La mecánica que encontramos en este serie 5 Touring, es un motor de 4 cilindros en línea sobrealimentado de dos litros de cubicaje, que rinde una potencia de 252CV y un par motor de 350 Nm entre las 1.450 y las 4.800 rpm, asociado a una caja de cambios automático Steptronic de 8 relaciones y al sistema de tracción integral de BMW, xDrive.

En lo que a prestaciones se refiere, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 6 segundos y es capaz de lanzarse cómodamente hasta los 250 km/h, y en cuanto a los consumos, BMW ha homologado 6,4 litros a los 100 km, cifra que nosotros durante los más 700 kilómetros que hicimos con él, vimos incrementada hasta los 7,9 litros.

En autopista, es tan cómodo para conducir como un serie 5, la berlina de la que deriva, y en carretera, incluso en conducción un tanto más deportiva, aun teniendo una carrocería de tres volúmenes, resulta mucho más ágil que un SUV. A ello claro está contribuye las suspensión neumática autonivelante de serie, así como los amortiguadores de dureza variable y el sistema de barras estabilizadoras activas (Adaptative Drive) así como la suspensión deportiva que forma parte de la línea de acabado M.

Como ya os hemos comentado en muchas pruebas que hemos llevado a cabo con berlinas familiares, somos fans incondicionales de este tipo de coches, no solo por el espacio que ofrecen, sino porque además de ser cómodos para viajar, son muy divertidos para conducir por carreteras de montaña además de agradecidos.

Escrito por, Miguel Angel Solá

AGRADECIMIENTOS

  • BMW España
  • Belén Fábregas
  • Fotografías: Miguel Angel Solá