Compartir

El BMW Serie 3 ha simbolizado, durante más de 40 años, el concepto de placer de conducción deportiva entre las berlinas medias de todo el mundo. Con un diseño dinámico, reacciones ágiles, eficiencia excepcional e innovadores equipamientos, toma las cualidades características de BMW y las mejora notablemente. La berlina no solo representa el núcleo de la gama BMW Serie 3 (de la que se han vendido más de 15 millones de unidades en todo el mundo), sino también el latido de la marca BMW. La última generación de este modelo se ha construido sobre la tradición deportiva de la Serie 3, cuyas proezas en competición han avalado su reputación dinámica. La séptima generación de esta berlina deportiva vuelve a revolucionar el segmento en términos de dinámica de conducción, calidad premium e innovación.
La presentación mundial del BMW Serie 3 tendrá lugar en el Salón de París, en octubre de 2018. El lanzamiento al mercado comenzará el 9 de marzo de 2019. Este nuevo modelo se fabricará en la fábrica “central” de BMW en Múnich; en la planta de Tiexi, en Shenyang, de la empresa conjunta BMW Brilliance Automotive (BBA) y en la recientemente construida planta de BMW en San Luis Potosí, en México.

Diseño exterior: una expresión clara y precisa de carácter deportivo

El nuevo lenguaje de diseño de BMW expone el carácter moderno y dinámico del nuevo BMW Serie 3, con líneas dibujadas con precisión y superficies atractivamente contorneadas. Es 85 mm más largo que su predecesor (con 4.709 mm), 16 mm más ancho (1.827 mm) y solamente 1 mm más alto (1.442 mm). Su distancia entre ejes es 41 mm mayor (2.851 mm), mientras que sus vías, más anchas (delantera +43 mm, trasera +21 mm), tienen una influencia positiva y directa en su aplomo y agilidad.

La gran parrilla con los riñones de BMW y los protuberantes faros son los elementos dominantes en la parte frontal del coche. Su conocida división en dos está resaltada por un trazo en el paragolpes que se eleva hacia el contorno de los faros. Los faros full LED son de serie, mientras que son opcionales los de LED con funciones adicionales y los faros autoadaptables LED con BMW Laserlight de luz larga no deslumbrante (con un alcance de unos 530 metros). Tanto los faros opcionales de niebla como los Air Curtains quedan integrados en las tomas de aire exteriores, que en las versiones básica, Acabado Sport y Acabado Luxury, se insertan en el paragolpes en una forma horizontal en T. La dinámica vista del perfil está remarcada por un par de líneas que le imprimen carácter y unos estribos con contornos aerodinámicos. El borde posterior de las ventanillas laterales, con la curva Hofmeister, está ahora integrado en el pilar C. Las líneas horizontales y los pilotos LED, elegantemente oscurecidos, confieren a la parte trasera su poderosa estampa.

Interior: un camino elegante hacia el estilo deportivo

El nuevo lenguaje de diseño de la marca también trae una clara disposición de las superficies en el interior del nuevo BMW Serie 3. Esto acentúa la amplitud del habitáculo y, junto con un puesto de conducción orientado al conductor, mejora su concentración al volante. El nuevo conjunto de pantallas del Control Display y de la instrumentación, que están agrupadas; la elevada consola central, y el claro y moderno diseño del salpicadero, que se extiende y coordina con el de los paneles de las puertas, crean una sensación general de espacio y un aire deportivo.

Los controles están agrupados en unos paneles funcionalmente estructurados. En el centro del salpicadero, los indicadores y botones para el aire acondicionado y las salidas centrales de aire forman una unidad de acertado diseño, mientras que las funciones de iluminación se operan a partir de un grupo de botones próximo al volante de dirección. El botón de arranque y apagado del motor está ahora situado en un elegante panel de control en la consola central, donde la palanca de cambio o selector de marcha de nuevo diseño, se reúne con el iDrive Controller y los botones de la unidad Driving Experience Control y el freno electromecánico de estacionamiento.

Cinco potentes y eficientes motores disponibles en el lanzamiento

Cinco potentes y eficientes motores estarán disponibles cuando comience la comercialización del nuevo BMW Serie 3. La gama comprende dos motores de gasolina de cuatro cilindros con 135 kW/184 CV en el BMW 320i (consumo combinado: 6,0 – 5,7 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 137 – 129 g/km)* y 190 kW/258 CV en el BMW 330i (consumo combinado: 6,1 – 5,8 l/100 km; emisiones combinadas de CO2 139 – 132 g/km)*; más dos diésel de cuatro cilindros con 110 kW/150 CV en el BMW 318d (Consumo combinado: 4,5 – 4,2l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 120 – 112 g/km)* y 140 kW/190 CV en el BMW 320d (consumo combinado: 4,7 -4,4 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 122 -115 g/km)*. Un motor diésel de seis cilindros con 195 kW/265 CV impulsa el BMW 330d

(consumo combinado: 5,2 – 4,8 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 136 – 128 g/km)*. También estará disponible en el lanzamiento el BMW 320d xDrive, con tracción total inteligente (consumo combinado: 4,8 – 4,5 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 125 – 118 g/km)*. Todas las versiones cumplen con la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP.

Innovadora tecnología de chasis para una gran respuesta deportiva y confort de marcha

Al desarrollar la estructura de la carrocería y la tecnología del chasis del nuevo BMW Serie 3 se establecieron una serie de prioridades claras: una elevada dinámica de conducción, un comportamiento ágil, una dirección sumamente precisa y una superior capacidad de frenada. En conjunto, el nuevo BMW Serie 3 pesa hasta 55 kilogramos menos que la versión equivalente del modelo anterior, dependiendo de qué variante se trate y del equipamiento instalado. El nuevo BMW Serie 3 también tiene un centro de gravedad más bajo y una distribución de peso 50:50, mientras que la rigidez del bastidor y de los apoyos de la suspensión se han incrementado significativamente. Una aerodinámica optimizada reduce el coeficiente de penetración a 0,23 (BMW 320d).

Tanto la suspensión de serie, como la opcional deportiva M, incluyen amortiguadores con función de desplazamiento, que se utilizan por primera vez en un modelo de BMW. Son una contribución importante para el equilibrio entre deportividad y confort -sin parangón entre sus competidores- que define el carácter del nuevo BMW Serie 3. El control variable continuo de los amortiguadores les permite ajustar su dureza de forma progresiva y en relación a la variación del recorrido del muelle. Esto reduce perceptiblemente el movimiento de la carrocería, al nivelar las vibraciones producidas por un firme irregular o las que se producen al tomar curvas de forma dinámica.

La suspensión deportiva M (con una reducción de la altura de carrocería de 10 milímetros) se une en la lista de opciones a la suspensión M autoadaptable con amortiguadores controlados electrónicamente. Las dos posibles suspensiones opcionales también proporcionan a los clientes los beneficios de la dirección variable deportiva, que en su versión más reciente tiene un tacto aún más directo y preciso. También se puede optar por los frenos deportivos M, con pinzas fijas de cuatro pistones en las ruedas delanteras. Las pinzas, pintadas de azul, muestra el logo “M”. Estará disponible un diferencial deportivo M para los BMW 330i y BMW 330d, conjuntamente con la suspensión deportiva M o la M autoadaptable. El bloqueo del diferencial trasero, completamente variable y con control electrónico, mejora significativamente la tracción, agilidad, estabilidad y reacciones en curva.

Ambiente premium y equipamiento opcional de alta calidad

La naturaleza premium del nuevo BMW Serie 3 se puede realzar aún más con un despliegue de innovadoras opciones de alta calidad. Los Acabados de equipamiento, Sport, Luxury y M Sport facilitan conseguir la personalización deseada. Además de ellas, se puede incrementar el confort o el estilo exclusivo con volantes y elementos de revestimiento interior de nuevo diseño, tapicerías opcionales de cuero Vernasca y BMW Individual Merino, un salpicadero en Sensatec o de cuero BMW Individual, climatizador de tres zonas, calefacción auxiliar o cargador inalámbrico para smartphones. De serie, el parabrisas está hecho con vidrio acústico, elemento también disponible para las ventanillas laterales, opcionalmente. El techo de cristal opcional tiene una superficie transparente 100 milímetros mayor. Y la luz ambiental opcional produce una elegante atmósfera luminosa, mientras que el equipo de sonido envolvente Harman Kardon proporciona una excepcional experiencia auditiva.

Un mayor espacio entre hombros y entre codos en los asientos delanteros, junto con espacio adicional para las piernas, asientos más confortables y una mayor accesibilidad, contribuyen a la generosa sensación de amplitud interior. Además, el maletero de 480 litros del nuevo BMW Serie 3 proporciona una mayor facilidad de carga. El respaldo trasero, con división 40:20:40, es parte del equipamiento de serie, mientras que la apertura automática del maletero y el funcionamiento eléctrico del enganche para el remolque son opcionales. El Acceso Comfort opcional, ahora con un nuevo sistema de sensores, permite que el coche se pueda bloquear y desbloquear automáticamente, e incluye un sistema de manos libres para la apertura y el cierre de la tapa del maletero.

Abriendo el camino hacia la conducción autónoma

El nuevo BMW Serie 3 tendrá una selección significativamente ampliada de innovadores sistemas de asistencia que le permiten liderar el camino hacia la conducción autónoma. El equipamiento de serie incluye las funciones Collision and Pedestrian Warning (alerta de colisión y de peatones) con función City Braking de frenado en ciudad, cuya última versión avisa al conductor si detecta a un ciclista. Entre los sistemas opcionales están el Control De Crucero Activo con función Stop & Go, el, el Asistente de Mantenimiento de Carril con Protección de Colisión Lateral Activa, y los sistemas de Advertencia de Tráfico Cruzado y Cruces de Carreteras. También se ofrecerá el Driving Assistant Professional, un completo conjunto de sistemas de seguridad y confort. Uno de los dispositivos del Driving Assistant Professional es el Asistente de Control de Carril y Dirección, que trabaja junto con el conductor para ayudarle a mantener el vehículo en el carril en pasos estrechos. Este dispositivo también incluye el Asistente de Mantenimiento de Carril con Protección de Colisión Lateral Activa y Ayuda de Esquiva. La nueva generación del Head-Up Display de BMW muestra contenidos adicionales y ofrece una superficie de proyección más grande, y nuevos gráficos.

El Park Distance Control y la cámara de visión trasera ayudan al conductor en maniobras, al entrar o salir de lugares de aparcamiento. También estará disponible Parking Assistant, que toma el control de la dirección, la aceleración, la frenada y, con la caja de cambios Steptronic, la selección de marchas, para entrar o salir de un espacio de aparcamiento. Su gama de funciones también incluye el Asistente de Marcha Atrás, que dirige el coche marcha atrás, invirtiendo el mismo recorrido que realizó marcha adelante, hasta una distancia de 50 metros.

Manejo intuitivo y conectividad impecable: BMW Operating System 7.0 y BMW Intelligent Personal Assistant

El nuevo BMW Operating System 7.0 juega un papel fundamental para optimizar el sistema de controles y pantallas, con modernas funciones digitales que responden a las necesidades del conductor. El BMW Live Cockpit Professional opcional consta de dos pantallas completamente digitales, de 12,3 pulgadas (31 cm) en la instrumentación y de 10,25 (26 cm) en el Control Display, minuciosamente diseñadas, sensibles a las situaciones y personalizables. Para un manejo intuitivo, el conductor puede elegir entre el control táctil del Control Display, el iDrive Controller, los botones del volante, o el control por voz y gestos de BMW.

Con el nuevo BMW Serie 3 debuta el BMW Intelligent Personal Assistant, un personaje digital inteligente que responde cuando el usuario dice: “Hola BMW”. Una característica única con relación a otros asistentes digitales es que el conductor le puede asignar un nombre. Con la llegada del BMW Intelligent Personal Assistant se asegura que siempre habrá un profesional de BMW en el coche. Es capaz de explicar todo tipo de diferentes funciones (“¿Cómo funciona el asistente para el cambio de luz larga?”), proporcionar información sobre el estado actual del coche (“¿Es correcto el nivel de aceite?”) y responder preguntas (“¿Qué mensajes de aviso tengo?”). BMW Intelligent Personal Assistant es, en pocas palabras, el copiloto ideal. Resulta especialmente útil en el día a día, porque responde a órdenes de voz formuladas con un lenguaje natural y ayuda al conductor en numerosas tareas, como la mejora de la productividad o el entretenimiento en el coche. Sus funciones y capacidades se ampliarán constantemente con las actualizaciones regulares, que se podrán llevar a cabo sin dificultad con un smartphone y en el coche mediante la función de Remote Software Upgrade.