Compartir

El pasado 30 de mayo, y dentro del marco del Portofino Roadshow, los embajadores de Ferrari y clientes de Cars Gallery, Concesionario Oficial Ferrari en Barcelona y Valencia, tuvieron la grata ocasión de ponerse a manos del nuevo Ferrari Portofino.

El pasado mes de abril Ferrari dio la salida de la célebre ciudad que da nombre a la última creación de Maranello, con la intención de recorrer por Europa 30.000 kilómetros en un tour destinado a embajadores, entusiastas y clientes de la marca.

Dentro del marco del precioso y exclusivo Château de Riell situado en la zona del Pirineo Oriental francés, en Molitg-les-Bains, Cars Gallery se dio cita con los 9 afortunados que tendrían la oportunidad de conducir al Portofino por las carreteras de Francia, así como por la zona de la Cerdanya, camino de Barcelona en una ruta de casi 230 kilómetros en la que pudieron comprobar de primera mano la dinámica de este nuevo Ferrari, que superó las expectativas de todos los participantes, incluso teniendo en cuenta que parte de esta ruta se hizo bajo las inclemencias meteorológicas típicas de esta temporada.

Una vez llegados al Concesionario, situado en el Passeig de la Zona Franca de Barcelona, los clientes junto a otros que allí esperaban la atenta llegada de la caravana, disfrutaron de la presentación estática que se llevó a cabo en las instalaciones de Cars Gallery, donde el Portofino, fue presentado a la sociedad barcelonesa en un evento que recogió las palabras de Albert Ribas, gerente de Cars Gallery, así como de Federico Pastorelli (Country Manager South Europe) directivo de Ferrari, quienes alabaron al Portofino, como a una de las mejores piezas que han salido de la factoría de Maranello y que augura una muy buena aceptación entre los clientes más pasionales de esta gran marca.

El Ferrari Portofino es el convertible de la marca que sustituye al Ferrari California T, siendo el descapotable de Ferrari más potente jamás construido, que gracias a su motor V8 de 3,8 litros turbo, ofrece una potencia de 600cv y un par motor de 760 Nm. Este versátil GT ha sido concebido para poder ser conducido a diario y como no, para disfrutar del placer del sol y el viento, gracias a una sencilla maniobra que convierten a este coupé en un spider deportivo en tan solo 14 segundos.

En el interior, vemos muchos cambios que serán fruto de implantación en las nuevas generaciones de modelos de la marca, como los asientos deportivos de nuevo diseño, fabricados en magnesio y con la posibilidad de regularlos eléctricamente en 18 vías. En el salpicadero, claramente orientado hacia el conductor, encontramos una pantalla táctil de 10,25” desde la que se maneja todo el sistema de infoentretenimiento, que puede complementarse con una segunda pantalla de 8,8” situada frente al acompañante, justo encima de la guantera, para hacerle partícipe de los datos más relevantes de la dinámica de conducción, así como otros datos orientados a la conducción deportiva como pueden ser la velocidad, el régimen de giro del motor o un indicador de fuerzas G.

Sus prestaciones, avalan su identidad y el ADN de la competición que Ferrari pone en cada una de sus creaciones, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,5 segundos y de lanzarse cómodamente hasta los 320 km/h.

Fotografías: Cristóbal Arjona – Luxury News Motor