Compartir

El Audi Q6 e-tron, el primer modelo de producción basado en la Plataforma Premium Eléctrica (PPE), marca el siguiente paso en la transformación de la compañía en un proveedor de movilidad eléctrica premium. En el Salón del Automóvil de Pekín 2024, la marca de los cuatro aros presenta una variante a medida para el mercado chino: el Audi Q6L e-tron.

El diseño exterior del nuevo modelo de propulsión eléctrica se desvela en el Salón del Automóvil de Pekín, en la capital china; posteriormente, la versión de producción en serie se lanzará durante el cuarto trimestre de 2024. Al igual que otros modelos basados en la plataforma PPE para el mercado chino, el Audi Q6L e-tron se producirá localmente en una nueva fábrica en Changchun. Está previsto que las primeras entregas a clientes se inicien en 2025.

El Audi Q6L e-tron se define por unas impresionantes prestaciones de conducción y recarga, una excelente eficiencia y una autonomía aún mayor que la del modelo global. La distancia entre ejes, 105 milímetros mayor, también hace posible la instalación de una batería más grande que permitirá alcanzar autonomías según el ciclo CLTC de más de 700 kilómetros. La letra “L” en la denominación señala la enorme batalla, que también se está convirtiendo en el sello distintivo de modelos con una extraordinaria capacidad para cubrir largas distancias.

Audi lleva décadas fabricando estos modelos “L” con distancia entre ejes alargada para el mercado chino, como los A6L, A4L, Q5L, A8L y A8L Horch. Ahora, la marca de los cuatro aros añade el modelo L a la familia Q6 e-tron, proporcionando aún más espacio, confort y facilidad de uso en el día a día. Junto con la nueva filosofía de diseño interior, el Q6L e-tron ofrece un habitáculo amplio y muy exclusivo para los pasajeros.

El nuevo modelo, que personifica el distintivo diseño SUV de Audi y el lenguaje específico e-tron, presenta rasgos diferenciadores respecto a la versión global, que se ponen de manifiesto desde el primer momento, sobre todo en el rediseño del frontal. Para acentuar su exclusiva apariencia, el Q6L e-tron contará con colores de carrocería exclusivos para esta versión específica para el mercado chino, como el Gris Lilac mostrado en el vehículo que se exhibe en el Salón del Automóvil de Pekín.

Con la distancia entre ejes ampliada y la correspondiente línea de techo alargada, la silueta del Q6L e-tron resulta especialmente elegante y bien proporcionada. Las tecnologías pioneras, sobre todo en los grupos ópticos, inician el siguiente capítulo en electromovilidad para la marca de los cuatro aros, y seguirán haciendo del lema “A la vanguardia de la técnica” una experiencia cotidiana en China. La plataforma PPE y la arquitectura electrónica E3 1.2 son hitos importantes en la expansión de la gama global de modelos eléctricos de Audi, y marcan el inicio de un amplio refuerzo y rejuvenecimiento de la gama de modelos.

“Con el Q6L e-tron llevamos a China las ventajas tecnológicas de nuestra nueva Plataforma Premium Eléctrica. El nuevo modelo subraya nuestra promesa de ofrecer vehículos eléctricos en todos los segmentos principales para 2027”, declaró Gernot Döllner, CEO de AUDI AG, durante el estreno mundial del nuevo SUV en el Salón del Automóvil de Pekín.

Impresionante autonomía y rendimiento de carga
Unos motores eléctricos potentes, compactos y altamente eficientes y una batería de iones de litio de nuevo desarrollo compuesta por 12 módulos y 192 celdas prismáticas con una capacidad bruta total de 107 kWh (7 kWh más que la variante disponible en el momento del lanzamiento en el Q6 e-tron quattro y el SQ6 e-tron), garantizan una autonomía de más de 700 kilómetros según el ciclo CLTC.

Gracias a la tecnología de 800 voltios y a una capacidad máxima de carga en corriente continua de 270 kW, con el Audi Q6L e-tron es posible realizar paradas cortas para recargar: en sólo diez minutos puede recuperar hasta 260 kilómetros de autonomía en una estación de carga de alta potencia adecuada (High Power Charging, HPC). El estado de carga (SoC) aumentará del 10 al 80 por ciento en 25 minutos. La gestión térmica inteligente contribuye de forma esencial al alto rendimiento de recarga y a la larga vida útil de la batería de alto voltaje del Q6L e-tron, que se ofrecerá en versión de propulsión trasera con una potencia del sistema de 255 kW (347 CV) y con tracción total quattro y 345 kW (469 CV). La versión de propulsión trasera se centra en la eficiencia y la autonomía, mientras que la versión quattro lo hace en la dinámica de conducción.

Elegancia y evolución: el exterior
Con una longitud de 4.884 milímetros, una anchura de 1.965 milímetros y una altura de 1.687 milímetros, el Q6L e-tron ofrece el máximo espacio, confort y versatilidad para el uso diario. La distancia entre ejes de 2.995 milímetros permite un espacio de clase business para las piernas en los asientos traseros.

Gracias a la plataforma PPE, la familia de modelos Audi Q6 e-tron presenta unas proporciones perfectas. La versión L destaca por la elegancia que le otorga su gran distancia entre ejes y su estilizada línea de techo. En combinación con estos rasgos característicos, su llamativo aspecto SUV garantiza una apariencia incomparablemente dinámica. Las superficies de formas orgánicas están estructuradas por las líneas precisas de la carrocería y crean un sorprendente juego entre luces y sombras incluso cuando el vehículo está parado.

La superficie acristalada, que se estrecha hacia la parte trasera, destaca sobre la poderosa carrocería, mientras que los pilares D suavemente inclinados fluyen con elegancia hacia los hombros con unas formas en su encuentro con el techo, lo que confiere dinamismo al vehículo y hace que el habitáculo parezca alargarse. Una llamativa línea que va desde los grupos ópticos traseros hasta las puertas enfatiza la sección superior de los “blisters quattro”, los contornos de la carrocería sobre los que parece descansar el habitáculo, y que son un elemento central del ADN de diseño de Audi, que sigue el principio de “hacer visible la tecnología”. La dinámica zaga combina elegancia y deportividad; con su franja luminosa continua, esta arquitectura confiere al Q6L e-tron la claridad y la autoridad características de Audi.

Las llantas de 21 pulgadas están optimizadas para una menor resistencia aerodinámica, invirtiendo visualmente la clásica distribución superficial de radios estilizados y tomas de aire planas. En este caso, las compactas aberturas sólo alteran ligeramente el diseño plano de las ruedas, ya que los frenos de disco apenas se utilizan y, por tanto, requieren poco aire de refrigeración.

Los tiradores integrados casi a ras de las superficies de las puertas también son nuevos, y suponen una primicia para Audi. Un sensor de proximidad situado en la parte inferior de los propios tiradores desbloquea la cerradura cuando es necesario: la puerta se desbloquea fácilmente sin esfuerzo y sólo es necesario abrirla manualmente.

El frontal es un desarrollo evolutivo del lenguaje de diseño e-tron. Como es típico en un Audi de propulsión eléctrica, la zona central está aerodinámicamente cerrada e integrada de forma óptima. Por primera vez, la marca ha desarrollado un diseño frontal completamente nuevo para el mercado chino. Los diseñadores de Audi han incorporado el elemento central en una parrilla más amplia, ambos acabados en color negro brillante. Esto convierte el frontal en una escultura enfáticamente horizontal que se prolonga hacia los laterales, haciendo que el SUV parezca más orientado hacia la carretera. Las grandes entradas de aire laterales acentúan el aspecto dinámico, mientras que las proporciones planas de los grupos ópticos divididos confieren al Q6L e-tron una expresión decidida.

Los logotipos de la marca con los cuatro aros, por primera vez iluminados, son nuevos tanto en la parte delantera como en la trasera. En el frontal, una suave luz de proyección los conecta visualmente con los faros en la parrilla. El Q6L e-tron también es claramente reconocible como Audi por su diseño de iluminación.

Innovadora tecnología de iluminación
La familia Q6 e-tron supone el inicio de un nuevo capítulo en la electromovilidad y la tecnología de iluminación para Audi. Con la firma luminosa digital activa, el SUV eléctrico se caracteriza por un diseño que sólo se encuentra en los modelos de la marca de los cuatro aros.

Un módulo de software en uno de los cinco ordenadores de dominio del Audi Q6L e-tron hace posible esta firma luminosa. En el caso de los pilotos traseros digitales OLED de segunda generación, los seis paneles OLED con 360 segmentos generan una nueva imagen cada diez milisegundos, mediante un algoritmo especialmente desarrollado. Gracias a la síntesis perfecta de diseño de iluminación y tecnología pionera, la luz del nuevo Audi Q6L e-tron parece más viva e inteligente que nunca.

La firma luminosa digital activa confirma el estatus pionero de Audi en tecnología de iluminación. En el frontal, esta firma es creada por el algoritmo que interactúa con doce segmentos que se atenúan hacia arriba y hacia abajo, mientras que en la zaga, todos los segmentos digitales OLED se utilizan para este fin. Los segmentos luminosos individuales se activan de tal manera que la imagen global de la firma luminosa permanece siempre constante, incluso en términos de brillo.

La tecnología, que se utiliza por primera vez en el Audi Q6L e-tron, también establece nuevos estándares en cuanto a individualización: con ocho firmas luminosas digitales en las ópticas diurnas de los faros Matrix LED y las luces traseras opcionales OLED digitales de segunda generación, el SUV se puede personalizar de una forma totalmente nueva. Cambiar entre las firmas en el menú correspondiente del vehículo es rápido y sencillo. Con la segunda generación de grupos ópticos traseros digitales OLED, el Audi Q6L e-tron lleva el diseño de la iluminación, la funcionalidad y, por tanto, la seguridad vial a un nuevo nivel. Por primera vez, las luces traseras digitales OLED pueden comunicarse con el entorno inmediato de forma selectiva.

Audi también ha mejorado sistemáticamente las funciones de seguridad. La detección de proximidad, ya presente en otros modelos de la marca, se ha mejorado en el nuevo Q6L e-tron para incluir la luz de comunicación, que avisa a otros usuarios de la carretera de accidentes y averías. Para ello, en situaciones críticas de conducción o tráfico, la luz de comunicación muestra una firma luminosa trasera estática específica con símbolos de advertencia integrados en la luz trasera digital OLED. También supone una clara ventaja para la seguridad el elemento luminoso LED situado en la parte inferior del spoiler trasero, que proyecta la luz de freno central sobre la luneta trasera en una zona amplia y muy visible al accionar los frenos.

Interior, infotainment y sistemas de asistencia al conductor
“El Q6L e-tron se diferenciará más que nunca del modelo global, tanto en lo que respecta al diseño exterior como a la experiencia digital interior. El habitáculo estará más que nunca orientado a las necesidades de los clientes chinos”, subraya Gernot Döllner. Además de una exclusiva oferta de diseño interior, los ingenieros de Audi de los departamentos de Desarrollo Técnico de Pekín y Alemania han integrado numerosas funciones de infotainment diseñadas para satisfacer los deseos de los clientes y reflejar los requisitos del mercado chino. De este modo, el habitáculo ofrece una experiencia digital individualizada para los conductores y pasajeros chinos.

Por primera vez, también se ha desarrollado un conjunto de sistemas de asistencia al conductor altamente sofisticados teniendo en cuenta las expectativas de los clientes de este mercado, incluyendo el asistente de conducción adaptativo Driving Assistant Pro y el asistente de aparcamiento Parking Assistant Pro. Basadas en un completo sistema de sensores (que incluye sensores lidar y de radar, cámaras y sensores ultrasónicos) y tecnologías V2X, estas funciones ayudarán al conductor contemplando un mayor número de situaciones de conducción y aparcamiento que en cualquier modelo Audi hasta la fecha. Junto con varios sistemas adicionales, como el asistente de marcha atrás, el Q6L e-tron abrirá nuevas dimensiones de confort y seguridad para los clientes chinos.

La base, tanto para el infotainment como para los sistemas de asistencia al conductor, es la arquitectura electrónica E3 1.2 de nuevo desarrollo, con la que Audi tiene como objetivo crear un marco estandarizado y preparado para el futuro. La nueva arquitectura se basa en una estructura informática de dominio con cinco ordenadores de alto rendimiento (High-Performance Computing Platform, HCP) que controlan todas las funciones del vehículo, desde el infotainment y los asistentes a la conducción hasta, en fases posteriores, la conducción semiautomatizada. La arquitectura electrónica más capaz hasta la fecha en términos de potencia de cálculo se orienta sistemáticamente a las necesidades del cliente.

Uno de los focos de desarrollo ha sido la conexión en red segura y de alto rendimiento de ordenadores de dominio, unidades de control, sensores y actuadores para dominar sistemas más complejos y mantener la modularidad. Además, la plataforma E3 1.2 se caracteriza por una conexión backend sin fisuras y de alto rendimiento para aplicaciones de datos Car-to-X y funciones externas de cálculo intensivo.

En China, para China: producción en Changchun
El Audi Q6L e-tron y otros modelos para el mercado chino basados en la plataforma PPE se construirán en una nueva fábrica que está ubicada en Changchun. El centro de producción y sede de la compañía Audi FAW NEV no sólo es la primera planta de Audi en China que produce exclusivamente vehículos totalmente eléctricos, sino que también establece nuevos estándares en digitalización, eficiencia y sostenibilidad. Con su programa medioambiental global “Mission:Zero”, Audi está comprometida con la descarbonización, el uso responsable del agua, la eficiencia de los recursos y la biodiversidad, también en esta nueva planta.

Esto significa que la empresa Audi FAW NEV utiliza tecnologías energéticamente eficientes y sostenibles en todas las áreas de producción. La empresa también supervisa continuamente la eficiencia de todos los equipos. La producción local del Q6L e-tron comenzará a fines de 2024, y las entregas a los clientes están previstas a partir de 2025. Además, otros modelos de volumen adicionales estarán disponibles a partir de 2025, con versiones específicas para el mercado chino del futuro Audi A6 e-tron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here