Compartir

Tras volver a la competición para acompañar el desarrollo y el lanzamiento del Alpine A110, Alpine ha demostrado estar a la altura de su rica herencia y ha brillado allí donde ha corrido, nada más volver a las carreras de resistencia.

Así pues, la asociación entre Alpine y el equipo Signatech ha ganado los títulos de pilotos y equipos desde su debut en European Le Mans Series en 2013 antes del doblete en 2014. Un año más tarde, los coches azules dieron un paso más y se unieron al Campeonato del Mundo de la FIA WEC. Una vez más, Alpine mostró de lo que era capaz al ganar dos coronas mundiales y tres de las cuatro últimas ediciones de las 24 Horas de Le Mans en la categoría LMP2.

Con este envidiable palmarés, Alpine asume ahora un nuevo reto y hace oficial la inscripción de un prototipo LMP1 en la categoría reina del Campeonato del Mundo de la FIA WEC y de las 24 Horas de Le Mans 2021.

A la vez que se incorpora a la cima del deporte del automóvil, este nuevo proyecto es una muestra de la viva y creciente ambición de Alpine, nacida por y para la competición. El año próximo, la marca del logo de la “A con flecha” será uno de los únicos constructores en participar simultáneamente en lo más alto de dos Campeonatos del Mundo reconocidos por la FIA y en haber desarrollado un programa de competición de clientes completo con los Alpine A110 Cup, GT4 y Rally.

Pese a sus aparentes similitudes, las categorías LMP1 y LMP2 se rigen por dos filosofías bien distintas. Los LMP2 están reservados a estructuras independientes con uno de los chasis por encargo y un motor único, y el LMP1 acoge a equipos de fábrica libres de estas restricciones. Su potencia adicional, su menor peso, su aerodinámica más compleja y la libre elección de los pilotos, independientemente de su categorización, llevan a unos tiempos por vuelta mucho más rápidos.

Esta esperada vuelta a la cumbre de las carreras de resistencia se inscribe en la historia y el ADN de la marca, que ya había participado en once ocasiones en las 24 Horas de Le Mans entre 1963 y 1978. Alpine lo ganó todo: el Índice Energético en 1964, 1966 y 1968, el Índice de Rendimiento en 1968 y 1969, y consiguió siete victorias de clase –diez en la actualidad– y en especial la victoria en la Clasificación General Absoluta en 1978 con el Alpine A442B pilotado por Jean-Pierre Jaussaud y Didier Pironi.

Fiel a los valores que la inspiran desde 1955, Alpine aborda este reto con humildad y confianza para tratar de cambiar el orden establecido y ofrecer un espectáculo de calidad a los amantes de la Resistencia. Para imprimir su huella a la disciplina, Alpine Endurance Team aprovechará las nuevas oportunidades que ofrece la evolución del reglamento de la categoría reina para 2021.

El ACO, promotor del Campeonato del Mundo de la FIA WEC y de las 24 Horas de Le Mans, autorizará la inscripción de LMP1 junto a los nuevos Hypercars el próximo año gracias al balance de prestaciones (BoP) que garantiza el equilibrio de las fuerzas participantes.

Así pues, Alpine presentará al iniciar las pruebas un prototipo LMP1 Alpine diseñado en torno a un chasis Oreca y un motor Gibson que ya han mostrado su capacidad. Este conjunto se beneficiará de toda la experiencia técnica de Oreca y de Signatech para alcanzar un nivel de prestaciones que le permita luchar por la victoria frente a sus competidores mientras que se están estudiando sinergias potenciales con la escudería de F1.

En los próximos meses, Alpine Endurance Team desvelará su prototipo LMP1, sus colores, así como sus pilotos, antes de iniciar su programa de pruebas.

Patrick Marinoff, director general de Alpine

«El deporte del automóvil es inseparable de la marca Alpine, cuyo ADN es la pasión por la competición y el espíritu deportivo. La vuelta a las carreras de Resistencia en 2013 marcó el inicio de una aventura hecha para durar. Tras ocho años de éxito frente a algunos de los mejores equipos del mundo, es hora de abrir una nueva etapa desafiando a los constructores de la categoría reina tal y como lo haremos en F1. Las últimas evoluciones del reglamento para 2021 son una oportunidad para Alpine de demostrar su saber hacer técnico y su experiencia en carrera en un marco equitativo y competitivo, todo ello gracias a una inversión moderada y al control de los costes. Juntos esperamos ponérselo difícil a unos competidores bien establecidos y escribir nuevas páginas en la historia de esta gran marca nacida por y para la competición, y hacer que los colores franceses brillen en lo más alto del automovilismo.»

Philippe Sinault, director de Signatech

«La historia de Alpine está hecha de desafíos. Los que creían en nosotros en 2013 eran muy pocos, pero hemos demostrado paso a paso que éramos capaces de evolucionar al más alto nivel. Este nuevo reto se inscribe ahora en la misma línea y ofrece una oportunidad única. Seremos los recién llegados a la categoría reina y estamos decididos a ponérselo difícil a nuestros adversarios. La confianza que Alpine nos otorga en este proyecto es un gran orgullo para nuestros equipos y los socios que se han unido a esta aventura desde su inicio. Enfocaremos este programa con ganas de figurar en cabeza y tenemos los medios para luchar de forma extremadamente cualitativa en el contexto de la temporada 2021. Es un reto emocionante y muy motivador en el plano deportivo, y queremos estar a la altura para que Alpine destaque aún más en la historia del automovilismo francés y mundial.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here