Compartir

El 4 de mayo de 1950, en el 32° Salón del Automóvil de Turín, Carlo Abarth presentó el «Escape Abarth», probablemente el accesorio más conocido de los famosos kits de transformación que le dieron fama mundial a la marca del Escorpión. Hoy, el concepto de prestaciones del fundador, adoptado como I+D de soluciones innovadoras, también se puede ver en los sofisticados sistemas de escape «Record Monza» instalados en la última generación de vehículos Abarth.

Abarth también celebra este aniversario especial en las redes sociales, invitando a su comunidad a participar en un flashmob virtual. Con un llamamiento a la acción típicamente Abarth, la marca invita a su comunidad a dejar que se escuchen sus voces: se les pedirá a los usuarios que suban a Instagram Stories cómo podría sonar su escape con su propia voz, bajo el hashtag #TheRumbleLipChallenge. Básicamente, un desafío para cualquier auténtico entusiasta Abarth.

Esta comunidad es uno de los pilares de la marca del Escorpión: ya hay 83 clubes oficiales, casi el doble que en 2016, además del grupo «The Scorpionship», activo en la región EMEA desde hace cuatro años, con más de 114.000 inscritos. Este grupo de entusiastas y fans sigue apoyando a la marca en estos tiempos difíciles, lo que demuestra que se puede permanecer unidos incluso a distancia.

El Escape Abarth: del triunfo deportivo al éxito comercial

En 1949, Carlo Abarth fundó Abarth&C., con la gran intuición de implicar activamente al público en general en sus hazañas en la pista de carreras. El resultado fueron los kits de transformación para automóviles de serie, que aumentaban su potencia, velocidad máxima y aceleración.

Una característica distintiva de los reconocidos kits de transformación es el sistema de escape, que se convertiría en un auténtico icono del «estilo Abarth» a lo largo de los años. El debut oficial tuvo lugar en el Salón del Automóvil de Turín un 4 de mayo y fue un éxito inmediato.

Los primeros prototipos incluían un sistema simple pero innovador, que le otorgaba a sus productos una clara ventaja de rendimiento y un sonido sordo inconfundible pero pleno. En pocos años, Abarth&C. se había globalizado: en 1962, con 375 empleados, produjo 257.000 escapes, de los cuales el 65 % se exportó.

Su éxito fue inmediato y extraordinario. Las primeras 50 unidades se fabricaron para el Fiat «Topolino». Podía adaptarse a muchos modelos Fiat, desde el 600 y 1100 hasta el 1400 y 1500, pero el éxito rotundo llegó con el icono de Fiat: el legendario 500. Carlo Abarth se enamoró de él, lo que le llevó a crear el primer Fiat Abarth 595, que comenzó su racha de victorias en todo tipo de circuitos. Al mismo tiempo, la marca también presentó sus famosos «kits de transformación Abarth» para tunear el 500, convirtiéndose en un objeto de deseo para el público en general.

El nuevo sistema de escape «Record Monza» y su sonido inconfundible

Desde el lanzamiento del nuevo Abarth 595 en 2008, la marca ha revivido el escape deportivo Abarth para reproducir el sonido clásico de la marca del Escorpión. En particular, el doble tubo de escape cromado reinterpreta el diseño del sistema adoptado por la versión de carreras 595 Assetto Corse, confirmando que el circuito de carreras es el laboratorio ideal para probar soluciones que algún día pueden usarse en vehículos de carretera.

Siguiendo la misma filosofía de diseño, en 2009 la marca Abarth lanzó un kit conocido como sistema de escape «Record Monza». El nombre es un claro homenaje al récord de velocidad alcanzado por Carlo Abarth en el histórico circuito italiano, donde batió el récord de aceleración de un cuarto de milla en 1965, a la edad de 57 años. El potente sonido es el resultado de una combinación perfecta de la tecnología Dual Mode con cuatro tubos de escape y un diseño audaz. Más concretamente, la tecnología Dual Mode implica una válvula de dos vías accionada mecánicamente y montada antes del tubo de escape, para aumentar la curva de contrapresión del escape.

En 2011 le tocó el turno al kit «Record Modena», cuya característica principal es el sonido potente y enérgico producido por escapes de alto rendimiento basados en la tecnología más avanzada, incluido el sistema Dual Mode, junto con un llamativo diseño deportivo. Se puede apreciar un sonido mucho más apagado y oscuro en el sistema Akrapovič de doble escape, equipado con una válvula electrónica activa, que se enciende pulsando el botón Sport.

El año 2018 marcó el debut del nuevo Abarth 595 y su sistema de escape «Record Monza Attivo», con su característica especial de una válvula activa accionada con el botón Sport del salpicadero. Si bien la apertura de la válvula de escape se había basado anteriormente en la presión de los gases de escape, el conductor ahora puede elegir directamente entre un sonido para una conducción tranquila y un rugido más oscuro, más fuerte y más típicamente Abarth. El resultado es un sonido potente y enérgico, una combinación ideal de tecnología y diseño. El sistema de escape «Record Monza Attivo» ahora está disponible de serie en los modelos 595 Competizione, 595 Pista y 695 70° Anniversario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here