Compartir
Clase X 350 d

Hace unos meses tuvimos la ocasión de probar el pickup premium de Mercedes, el Clase X en la versión X 220d. Ahora, nos hemos puesto al volante del nuevo Clase X 350 d 4MATIC, una evolución necesaria y más Mercedes.

Aparentemente este nuevo modelo, al menos en lo que a diseño y estética se refiere, es muy similar al modelo del que precede, cuya base, es la de la Nissan Navara, pero ahora, en esta versión, Mercedes ha querido poner su propio sello de identidad, y lo hace con un motor propio V6 de 3.0 litros, a la vez que un sistema propio de tracción que ya conocemos, el 4MATIC, y que ya hemos tenido ocasión de poner a prueba en otros modelos de la marca aunque optimizado para este vehículo.

Otro sello de identidad propio es la parte delantera, que guarda cierto parecido con el recién llegado Mercedes GLE, que comparte la parrilla, así como el embellecedor que enfunda a los antiniebla. En la vista lateral, es donde más se aprecia su parecido a sus primos el Nissan Navara y la Alaskan, para volver a una trasera que de nuevo tiene un estilo y diseño propios, como la caja de carga y el paragolpes trasero.

Está claro que este tipo de vehículos en nuestro país tiene una clientela, por así decirlo muy determinada, pues en su mayoría, estos pick-up se destinarán a profesionales que los utilicen para trabajar. Pero Mercedes, yendo un poco más allá, y buscando a clientes aventureros, a los que les gusta el ocio y la montaña, ha querido hacer un vehículo con el ADN de Mercedes y que a la vez te permita circular sin límite alguno por la montaña, el barro o la nieve.

Este empaque premium podemos verlo en el interior del Clase X, pues es sin duda el referente dentro de este segmento, donde han querido hacer un habitáculo lo más parecido al resto de la gama, con elementos que recuerdan en todo momento que estamos al volante de un Mercedes con lo que ello supone. La calidad de acabados se percibe en cada rincón del habitáculo, a la vez que el elenco tecnológico con el que se le puede dotar, como el Active Brake Assist, ESP, asistente de carril, climatizador Thermotronic, luces LED, lector de señales de tráfico o el sistema de cámaras 360º, que sin duda y para un vehículo de estas dimensiones es uno de los mejores aliados que puedes tener, sobre todo para aparcar.

El cuadro de mandos se dispone a través de dos esferas separadas por una pantalla tft que hace a la vez de ordenador de a bordo, y en el centro de la consola disponemos del sistema Command Online, cuya pantalla de 8,4” (opcional) sirve para controlar todo el sistema de infoentretenimiento a la vez que el navegador. De serie incorpora una pantalla de 7”.

La posición de conducción es realmente cómoda, y todo que vas en una posición elevada para poder ver por encima del capó, la sensación que tienes es la misma que al volante de un SUV. Las plazas traseras pueden acomodar tres plazas que podrían ser de adultos. El único inconveniente que tienen es la inclinación del respaldo que te hace ir demasiado erguido.

Otro de los elementos clave que Mercedes ha sustituido para mejorar su comportamiento, no solo en carretera, sino también para mejorar la carga y la estabilidad, ha sido su esquema de suspensiones, dotándola ahora de una suspensión multibrazo para el tren delantero, así como de muelles helicoidales para ambos ejes, que están sujetos en un chasis rígido tipo escalera con un eje rígido en la parte trasera.

Bajo su alargado capó delantero, encontramos un propulsor V6 turbo de 3.0 litros de cilindrada, que desarrolla una potencia de 258 CV y dispone de un par motor de 550 Nm, lo que se traduce en un motor elástico que entrega toda su fuerza durante casi todo su régimen de giro, lo que en carretera facilita en gran medida su capacidad para llevar a cabo adelantamientos, a la vez que para arrastrar carga, bien sea, por la que puedes poner en su bañera, o por la que puedes llevar en un remolque. Este propulsor está asociado a la ya conocida caja de cambios 7G-Tronic Plus de convertidor de par que añade ese plus de suavidad a todo el conjunto mecánico y que puede ser utilizada de forma secuencial con las levas que encontramos tras el volante.

Sus prestaciones, precisamente avalan todas estas cifras que hemos comentado, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 7,5 segundos y de lanzarse hasta los 205 km/h. Recordemos que desde el pasado mes de julio de 2017, este tipo de vehículos ya no tiene la velocidad restringida de 90 km/h como antaño.

El sistema de tracción integral 4MATIC, está perfectamente optimizado para este vehículo, ofreciendo un reparto en condiciones normales de un 40%-60% con el modo 4 Mat activado, y cuyo mando para cambiar los diferentes modos de tracción se encuentra en la parte más baja de la consola central. Con el modo 4H activado, el diferencial central se bloquea y la electrónica del coche se ajusta para permitir así su conducción offroad. Nosotros, tuvimos la ocasión de hacer un tramo de unos 25 kilómetros por una pista forestal que se encontraba completamente enfangada como podréis apreciar en las fotos, pero hemos de decir que en ningún momento sufrimos por quedarnos atrapados en ninguna de las zonas por las que condujimos, teniendo en cuenta, que había zonas en las que no podíamos pasar de 15-20 km/h porque era básicamente imposible conducir.

Y si la cosa se pone difícil, todavía dispones de una función más, que activa la reductora una vez activas el modo 4L, que se tiene que activar con el coche parado y con el cambio en la posición N. Con este modo, tienes entre tus manos a un todo caminos, con todo lo que ello comporta, para salir airoso de cualquier maniobra que se te presente y por difícil que sea.

Sus cotas para uso offroad son muy buenas, ya que dispone de 30,1º de ángulo de ataque, una altura libre al suelo de 221 mm, 49º de inclinación lateral y una capacidad de vadeo de 600mm, lo que facilita mucho el paso por zonas donde pueda haber riachuelos o grandes charcos, algo que pudimos comprobar durante nuestra ruta por los alrededores de Cuenca.

Otro de los elementos que encontramos en el Clase X 350 d, es el selector de modos de conducción Dynamic Select, que permite escoger entre cinco modos de conducción (Eco, Comfort, Sport, Manual y Offroad), personalizados cada uno de ellos para ofrecer el mejor rendimiento dependiendo de la circunstancia en la que queramos conducir.

En carretera este Clase X ofrece muy buenas sensaciones, ya que además de ser cómodo para poder hacer un viaje o utilizarlo a diario, nada tiene que envidiar en lo que a comportamiento dinámico se refiere con los SUV que tan de moda están. El aplomo que ofrece es increíble, para un coche que lastra 2.234 kg y mide 5,14 metros de largo.

Ahora bien, su verdadero hábitat, como pudimos comprobar en esta presentación y prueba que Mercedes preparó, son sin duda los caminos forestales, así como las trialeras, el barro y como no, los charcos. La verdad, es que ha sido una de las pruebas en la que más hemos disfrutado poniéndonos “cochinos” con el barro, y disfrutando al volante de cada metro que hacíamos al volante del Clase X, viendo como salía airosa de cualquier situación, gracias como no a su tracción y a la perfecta optimización de la electrónica.

En cuanto a sus capacidades como pick-up, para uso como coche de trabajo, el Clase X 350d 4MATIC dispone de una caja en la parte trasera en la que, gracias a sus medidas de 1,58 metros de largo, por 1,56 de ancho, se puede cargar un Europalet, ofreciendo una superficie de 2,1 m2 y una capacidad de carga de hasta 1,1 toneladas, siendo la de arrastre de hasta 3,5 toneladas.

El Clase X 350 d está disponible desde 59.626€, y dispone de dos líneas de acabado, PROGRESSIVE y POWER, cada una de ellas con un diseño y equipamiento diferente. Aun así, es posible escoger entre diversos paquetes para conseguir un Clase X optimizado a tus necesidades.

Pensando en aquellos clientes que quieran un clase X muy exclusivo y con pinta de todo caminos, existe una versión denominada Clase X Xtreme Adventure, que incorpora los siguientes elementos: Preparación off-road, suspensión reformada OLD MAN EMU con elevación 30mm/40mm, Protección de bajos en Duraluminio de 8mm, Llantas Dakar EVO 8×17” ET + Neumáticos BF Goodrich MUD Terrain KM3 en medidas 265/70/17, persiana enrollable Mountain Top, Baca Thule, Faros LED de diámetro 182 cm (Spot) 16 LED Osram – 4320 Lumens con carcasa de aluminio y policarbonato, Aletines en ABS negro mate y alfombrillas Bushrager para el interior. Todo ello en un pack cerrado cuyo coste de 10.500€ y que forma parte de la preparación del especialista Promyges.

A la espera de tener una unidad de prensa para llevar a cabo una prueba más completa de este nuevo Clase X, estas han sido nuestras impresiones de esta pickup, que, sin duda, hará mella en este exigente mercado que a lo largo del 2018 ha tenido un aumento del 33% en nuestro país, donde se han vendido ya más de 10.000 unidades.

Escrito por, Miguel Angel Solá