Compartir

Servidor me declaro un fan de los coches familiares y el coche que hoy ocupa nuestra prueba, ha conseguido conquistar mi corazón porque es una de las berlinas familiares más atractivas que se pueden encontrar en el mercado.

Si bien el Volkswagen Arteon no ha parecido tener el éxito que se esperaba, la versión Shooting Brake luce un diseño rompedor, elegante y deportivo a la vez, un compendio que se convierte en un especial atractivo para aquellas personas que busquen una berlina que represente todo aquello que precisan teniendo en cuenta como primeros factores, el espacio y el confort.

En nuestro país, este tipo de carrocerías han dado paso a los todo poderosos SUV, y son pocas las personas que ya se lanzan a adquirir un familiar, pudiendo a lo mejor acceder a un escalón más alto por la versatilidad que ofrecen los SUV. En otros países como Alemania o Gran Bretaña este cambio no ha sido tan exitoso, así que sigue habiendo personas interesadas en adquirir berlinas familiares, lo que propicia que el mercado de segunda mano tenga muy buenas oportunidades.

Diseño inconfundible

El diseño de este Arteon es de aquellos que no te gusta, o te enamoran como ha sido nuestro caso. En el frontal, es donde más se parecía el carácter de este coche, impreso en la parrilla de lamas horizontales que se une con los faros LED y que forman por la noche una preciosa silueta ya que una de estas lamas se ilumina dejando una tira que une ambas ópticas.

Dónde verdaderamente se ve la magnitud de esta ranchera en es en la vista lateral, dónde destacan las llantas de 20” de esta unidad, así como la caída del techo coronada por un pequeño deflector de aire. En la zaga encontramos la disposición de la firma lumínica entre el portón del maletero y los laterales, así como dos dobles salidas simuladas de escape.

Las medidas del Arteon Shooting Brake, son las mismas que las de la berlina, con una talla de 4,8 metros, 1,8 metros de ancho y una altura que se alza en este modelo con 1,4 metros. El maletero también varía, siendo una de las grandes bazas de este coche, ofreciendo una capacidad de 455 litros en esta versión híbrida frente a los 565 litros de las versiones diésel o gasolina. Gracias a estas medidas y a una batalla de 1.46 metros encontramos en el interior espacio para 5 ocupantes que viajaran cómodamente.

Apuesta mecánica y dinámica

El esquema mecánico del Arteon Shooting Brake Hybrid, está comprendido por dos motores, uno de gasolina 1.4 TSI de 156Cv y otro motor eléctrico de 115CV que en conjunto ofrecen una potencia combinada de 218 CV y un par motor de 400 Nm, ofreciendo una autonomía de hasta 57 kilómetros en modo 100% eléctrico gracias a la batería que cuenta con una capacidad de 13 kWh, que permite cargarse en apenas dos horas en un cargador de 7 kW.

Hay algo que no acabamos de entender y es porque el cambio escogido para este coche es un DSG de 6 velocidades, teniendo como opción uno de 7 o incluso 8 marchas como otros coches del grupo, lo que permitiría tener unos desarrollos más largos que contribuirían a un ahorro de combustible.

Gracias a esta combinación la marca ha conseguido homologar un consumo medio de 1,3 litros a los 100 kms, consumo al que nunca te acercarás, por supuesto. En autopista es fácil conseguir consumos a velocidad de crucero de entre 6 a 7 litros, mientras que en ciudad si dispones de la carga de la batería puedes circular en modo eléctrico y con 0 emisiones.

Acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 7,8 segundos y es capaz de lanzarse cómodamente hasta los 222 km/h, cifras modestas, pero más que suficientes teniendo en cuenta la conceptualidad de este coche, pensado para aquellas personas que en su día a día no recorren muchos kilómetros y que estos lo pueden hacer desplazándose con un coche de 0 emisiones.

Para sacar el mejor de los provechos de la parte mecánica, este Arteon dispone de 5 modos de conducción (Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual), además de dos modos específicos para la conducción eléctrica que son el E-MODE (totalmente eléctrico) y el Híbrido (el coche gestiona la conducción entre el motor de combustión y el modo eléctrico), así como un tercero denominado GTE (hace de Boost eléctrico) que emplea el 100% de la potencia de ambos sistemas de propulsión. Además, encontramos también el modo B, que se selecciona a través del selector del cambio DSG con el que se activa un sistema de retención mediante la frenada regenerativa que, aunque no permite circular con un solo pedal como otros híbridos o eléctricos aumenta la eficiencia de todo el conjunto.

No es un coche deportivo, pero si es una gran berlina con la que devorar kilómetros y viajar cómodamente es algo que puedes hacer además en familia y con un maletero que da juego a llevar todo lo necesario para disfrutar de unas vacaciones o de los elementos necesarios para la práctica de los deportes de aventura, lo que no quiere decir que entrados en una carretera o puerto de montaña no te lleve a satisfacer tus necesidades más deportivas. Aquí es dónde el modo Sport junto al DCC (Control Dinámico del Chasis) convierten a este familiar en una berlina con connotaciones deportivas endureciendo a todo el conjunto para evitar devaneos de la carrocería y del sobre peso del esquema eléctrico, ofreciendo un paso por curva más que aceptable.

Con el modo eléctrico activado todo es silencio en este Shooting Brake, la marca ha llevado aquí un arduo trabajo en lo que a aislamiento se refiere. El paso de un sistema de propulsión a otro es, además, básicamente imperceptible.

Interior premium y tecnológico

En el habitáculo encontramos una sensación premium, algo que en los últimos modelos de la marca que hemos tenido ocasión de probar por culpa del uso masivo de plásticos encontrábamos que se había desmerecido un poco, pero en este Arteon, pasa todo lo contrario.

Los asientos de corte deportivo sujetan el cuerpo a la perfección además de ser dos butacones XL cómodos para viajar. En la parte trasera la banqueta puede acoger a 3 ocupantes, que irán cómodos, salvo el de la plaza de en medio.

Tras el volante de tres radios multifunción que presenta la nueva generación de botones táctiles, encontramos el Virtual Cockpit de Volkswagen en una pantalla de 10,25” que permite tres configuraciones en lo que a la vista se refiere y que muestra cantidad de datos para la conducción del Arteon.

En la consola central encontramos una pantalla táctil de 8” en la que hay dos botones físicos a modo de potenciómetro, lo que facilita mucho el uso de algunas funciones. Desde aquí se controla todo el sistema de infoentretenimiento, además es compatible con los sistemas Android Auto y Apple CarPlay.

El precio del Volkswagen Arteon Shooting Brake eHybrid es de 57.130€ con una campaña de la marca de 3.700€ de descuento. Si a esto le sumamos las ayudas del plan Moves III que pueden llegar hasta los 7.000€ tendríamos un precio de salida de 50.000€. Nuestra unidad de pruebas que se corresponde con el acabado Elegance, incluye una dotación de equipamiento importante a la que opcionalmente podemos añadir color exterior Blanco Oryx Efecto Nácar, bloqueo electrónico del diferencial XDS, Paquete Hola Confort Plus, Paquete Diseño Plus, Paquete o el Paquete Tecnología Plus que aumentan el precio hasta los 65.000€.

Conclusión

El Arteon Shooting Brake nos ha dejado muy buenas sensaciones por el hecho de ser una de las berlinas familiares más atractivas que podemos encontrar, pero su sistema híbrido y la escasa autonomía no nos terminan de convencer, ya que en el mejor de los casos en modo 100% eléctrico solamente por ciudad podrás acercarte a los 57 kilómetros que la marca anuncia, además de que conseguir la cifra de consumo medio es básicamente imposible, lo que nos lleva a pensar, que quizás sería mejor optar por una versión con una motorización diésel si lo que buscamos realmente es una cifra de consumo ajustada.

Como concepto de coche, suavidad, confort, dinámica y equipamiento es una muy buena opción si rehúyes de los SUV y quieres ser uno de los “raras avis” que ahora mismo te quedarías con una ranchera.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Volkswagen España
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here