Compartir

Hace escasamente 10 meses que Volkswagen presentó a nivel internacional la tercera generación del Touareg, el que fuera el primer SUV de la marca, que se ha convertido en el buque insignia de esta, desde que viera la luz por primera vez en el año 2002.

Por aquel entonces, para su construcción se utilizó, del que por aquel entonces fue un incomprendido en el mundo de las berlinas, el Volkswagen Phaeton, a la vez que Porsche lanzó una ofensiva con la primera generación del Porsche Cayenne.

Hace 9 años, en 2010, el Toaureg acogió con mucho ímpetu su segunda generación que llegó en un momento donde los SUV empezaron tras la crisis, a ganar adeptos y muchos clientes que buscaban un vehículo no tan con aspecto de todo terreno, sino un todo terreno más urbano.

No puede negarse que el Toaureg ha sido uno de los modelos que han dado a Volkswagen grandes beneficios, como así lo reflejan las ventas de las dos primeras generaciones, de las que se vendieron más de 1.000.000 de unidades en todo el mundo.

En esta tercera generación, vemos como el Touareg se ha hecho ya un importante hueco dentro de los SUV que tan de moda están, y aunque la mayoría de los usuarios hagan su uso en asfalto, estamos frente a un coche que no se arruga a la hora de meterlo en una pista offroad, o como no, en la nieve y el hielo como hicimos nosotros.

Para la construcción del Touareg, Volkswagen utiliza la plataforma modular longitudinal (MLB), utilizada también para otros modelos del grupo, como el Audi Q7, el Porsche Cayenne, el Lamborghini Urus, o el Bentley Bentayga. Aunque este, disponga de sus propias medidas, así que con sus 4.8 metros (+77mm), una anchura de 1,9 metros (+44mm) y una altura de 1.7 metros, (-7mm) es un SUV de los grandes capaz de albergar en su interior a 5 plazas que disfrutarán de un maletero de 810 litros, uno de los más espaciosos de su segmento.

Gracias al uso de esta plataforma, el Touareg se ha sometido a una dieta de adelgazamiento, que le ha permitido perder 106 kg con respecto a su predecesor, gracias a la construcción de su carrocería con materiales como el aluminio (48%) y el acero de alta tecnología (52%), por lo que ahora su peso se ha podido contener en unos 1.940 kg para su versión más ligera, lo que se traduce también en una mejor dinámica de conducción.

Uno de los datos más relevantes e importantes a tener en cuenta de esta nueva generación del Touareg, es la puntuación obtenida de cinco estrellas durante los exigentes métodos de prueba del “Programa europeo de evaluación de vehículos nuevos” (Euro NCAP), que viene a confirmar que el Touareg es una opción de las más seguras dentro de su segmento. Es por ello, que uno de los aspectos en los que más brilla este SUV, es su completo equipamiento de seguridad, que incluye una estructura optimizada de la carrocería, la interconexión entre cinturón de seguridad, asiento y airbag, e innovadores sistemas de asistencia para la conducción y para la seguridad activa y pasiva.

Su diseño, quizás pudiera parecer un tanto continuista, aunque presenta un frontal que ya hemos podido ver en el Tiguan o el Arteon, donde los rasgados faros se integran a la perfección a los lados de la nueva parrilla de lamas continuas horizontales, lo que unido a las dos entradas de aire que encontramos en la parte más baja del paragolpes le otorgan a la vez un desdén deportivo a todo el conjunto.

En la vista lateral, destacan los pronunciados pasos de rueda, que pueden dar cabidas a llantas en medidas de entre 18 y 21”, siendo las de nuestra unidad de pruebas de 20”, calzadas con unos neumáticos Bridgestone Alenza en medidas 285/40/20 para ambos ejes.

La zaga está representada por un spoiler que corona la terminación del techo, así como por unos pilotos LED que conforman una bonita silueta lumínica por la noche y que disponen de intermitentes dinámicos. Por su parte, el paragolpes, acoge la dos salidas de escape de forma trapezoidal.

La imagen del Touareg puede verse modificada en función de la línea de acabado que escojamos de entre las tres que tenemos disponibles en la gama. La de acceso (PURE), una más elegante (PREMIUM) y otra más deportiva (R-LINE), ofreciendo cada una de ellas un equipamiento específico, El precio de la versión de acceso con el motor V6 TDI de 231CV con el acabado PURE es de 64.730€ sin opcionales.

Hasta la reciente celebración del Salón de Ginebra, Volkswagen ofrecía tres motorizaciones para el Touareg. Dos versiones con motor V6 TDI de 231 y 286 CV, respectivita y una versión con un motor V6 TSI de 340CV. A partir de ahora, encontraremos también una nueva motorización con una mecánica V8 TDI que rinde una potencia de 421CV y un par motor de 900 Nm.

Todas estas motorizaciones están asociadas a la caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades, así como del sistema de tracción integral 4MOTION de Volkswagen, siendo este el complemento ideal para poder disfrutar de su conducción fuera del asfalto, a la vez que garantiza un plus de seguridad si decides sacar a relucir todo su potencial.

Este sistema cuenta con un diferencial central autoblocante con distribución asimétrica-dinámica del par, lo que se traduce en que puede llegar a ofrecer hasta un 70% de la tracción al eje delantero y hasta un 80% al trasero.

El sistema 4MOTION, además incorpora el denominado 4MOTION Active Control, que permite escoger entre 4 perfiles exclusivos para su uso off-road, además de uno específico para el uso en nieve. Así pues, disponemos de un amplio abanico de posibilidades en función de la zona por la que deseemos conducir. Por ejemplo, es perfil Snow, está pensado para conducir sobre terreno o asfalto con hielo o nieve, mientras que el Offroad auto sería el programa ideal para situaciones difíciles en el que dejaríamos que el Touareg básicamente lo hiciera todo por nosotros. El perfil Schotter es ideal para caminos de tierra o de firme irregular y el Offroad Expert es el único de todos que se puede personalizar a gusto del conductor.

Es evidente que estos modos de conducción precisan de una suspensión específica para su uso de forma correcta, por ello la suspensión neumática opcional ofrece dos posiciones más elevadas, consiguiendo una altura máxima de 70 mm, respecto a la altura normal de conducción, lo que mejora el ángulo de ataque y salida hasta 31º y el ángulo ventral hasta 25º, y una capacidad de vadeo de 570 mm.

Si bien muchos cambios en lo que a diseño y estética exterior se refiere denotan en esta nueva versión del Touareg, los más significativos pasan por el interior de su habitáculo, que se presenta como innovador y sumamente tecnológico. Todo y que nuestra unidad de pruebas no estaba equipada con el Innovision Cockpit compuesto por un cuadro digital con una pantalla de 12” y el sistema de infotaiment Discover Pro Premium que presenta una pantalla en la consola central de 15 pulgadas. En su lugar, nuestro cuadro de mandos presentaba dos esferas separadas por una pantalla digital intermedia, en la que se puede ver representada la cartografía del navegador de la misma forma que en la pantalla de 9,2” que recoge el sistema de Navegación Discover Pro a la vez que el sistema de infotretenimiento, siendo los menús personalizables como los de un smartphone.

La representación de la cartografía es impresionante, ya que con 15” no solo ves la zona por la que estás conduciendo, sino que además ves todo el entorno. Desde esta pantalla también se pueden configurar diferentes parámetros del coche, así como ver representado un útil set de grafías destinadas a la conducción off-road, donde vemos la inclinación del coche, así como el radio de giro de las ruedas o la altitud en la que estamos. El sistema de cámara de 360º es un aliado perfecto para la conducción off-road, pues te permite ver en todo momento lo que tu vista no alcanza.

Junto al nuevo selector del cambio, encontramos el selector de modos de conducción denominado Driving Mode Selection, que nos permite escoger entre los siete modos preseleccionados. A su derecha, encontramos un mando giratorio con el que podemos escoger entre las diversas posiciones de la suspensión neumática de forma independiente, pues esta, funciona también al unísono en función del modo de conducción que hayamos seleccionado. Este sistema cuenta en el maletero con dos botones que permiten subir o bajar el coche para facilitar la carga o descarga de bultos.

A parte de este elenco tecnológico, el habitáculo del Touareg, denota ahora un aire premium, en el que la perfecta combinación de materiales, así la disposición de todos los mandos, conforman un diseño orientado a competir en un segmento muy reñido. Lástima que el volante no acompañe y desentone un poco con el resto del habitáculo.

Los asientos tapizados en Cuero Savona de esta unidad recogen el cuerpo a la perfección, y gracias a sus numerosos reglajes es fácil encontrar una buena posición de conducción, ligeramente elevada, lo que te permite ver siempre por delante del capó delantero. Disponen además de calefacción y apoyo lumbar, a la vez que con los denominados apoyacabezas antiwisplash. En la parte trasera encontramos sitio para tres plazas, aunque como suele pasar ya en casi todos los SUV, la central está penalizada por no ser un asiento individual y por tener en los pies el abultado túnel de transmisión. El maletero es una de las grandes bazas del nuevo Touareg, ya que ofrece unos generosos 697 litros en condiciones normales, que pueden variar hasta los 810 litros si adelantamos las banquetas de los asientos traseros, o bien hasta los 1.800 litros si abatimos los respaldos de estos.

En cuanto al equipamiento, os hemos comentado que es posible escoger entre tres líneas de acabado, en la que cada una ofrece un equipamiento de serie muy completo, en el que podemos encontrar, App-Connect, VW Media Control, Faros delanteros LED Basic, llantas Cascade de 18”, Discover Pro de 9,2”, ACC, Front Assist, Lane Assist, Park Pilot, Reconocimiento de señales de tráfico, además la línea de acabado Premium, incluye , Paquete de diseño Elegance, paquete asientos Comfort cuero Vienna, cámara visión trasera, Park Assist, Alarma, Paquete Easy-Open y Paquete Luz y visión, entre otros elementos.

Ahora bien, y como es típico en el grupo Volkswagen, a parte de todos elementos todavía podemos hacer uso de la lista de opcionales, donde por ejemplo podremos escoger en las gama de 13 colores para la carrocería, así como elementos como el paquete Black Style para el acabado R-Line, dándole un empaque más deportivo a todo el conjunto.

Nuestro Touareg tiene un precio de partida de 68,925€, al que tenemos que sumarle las llantas de 20”, Paquete iluminación Premium, asistente aviso salida de carril, revestimiento del techo en Negro Soul, gancho de remolque, Paquete de cuero Savona con asientos ergoComfort delante o la suspensión neumática que elevan su precio hasta unos generosos 81.995€.

La mecánica asociada es un motor V6 TDI de 3.0 litros que rinde una potencia de 231 CV y un 500 Nm de par motor, con los que esta mole de casi dos toneladas de peso se mueve con bastante soltura, aunque no con la misma que con la mecánica de 286CV, aunque esta sea quizás la más intermedia, lejos de aquellos clientes que busquen a un Touareg más prestacional. La perfecta asociación con la caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades permite sacar mucho rendimiento a toda la mecánica, que brilla por ser un motor muy eficiente, con unas emisiones de 173 gr/kg de Co2, y que ha conseguido homologar un consumo medio de 6,6 litros a los 100 km. Nosotros durante nuestra prueba, conseguimos una media de 8,4 litros, teniendo en cuenta que la mayor parte de los kilómetros que hicimos fue para viajar desde Barcelona hasta el Circuito del Pas de la casa en Andorra, dada nuestra participación en el curso de conducción 4Motion que forma parte del programa, Volkswagen Driving Experience y el viaje de vuelta.

Sus prestaciones son para tener en cuenta, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 7,5 segundos, mientras que es capaz de lanzarse hasta unos cómodos 218 km/h, siendo la cifra más destacable para nosotros la que ofrece como recuperación para llevar adelantamientos, de 5,3 segundos para pasar de 80 a 120 km/h.

La capacidad dinámica que tiene el nuevo Touareg es excelente, gracias claro está al elenco tecnológico con el que puedes dotarlo, como la suspensión neumática, que  funcionando al unísono con el selector de modos de conducción regula la altura del coche, así como la dureza de los amortiguadores para ofrecer en cada caso no solo confort sino también dinamismo de todo el conjunto. Todo y que esta unidad no disponía de el eje trasero direccional, así como las barras estabilizadoras para el tren trasero y delantero (eAWS), nos pareció tras haber probado también la versión de 286 CV que si lo incluía, que el comportamiento de este Touareg no está tan lejos en lo que dinámica se refiere, si bien es cierto, que esos sistemas en un coche de esta talla y peso mejoran mucho el comportamiento, sobre todo si conduces de forma alegre por puertos de montaña.

Para sacar partido a todo el conjunto el Driving Mode Selection, nos permite escoger entre 5 modos preseleccionados (Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual), pensado cada uno de ellos para de forma automática adapte los parámetros del cambio, la dirección, la suspensión neumática, la respuesta del motor la dirección y el control de crucero adaptivo. Mientras que las posiciones Eco y Comfort, están pensadas para optimizar al máximo el consumo de combustible y para viajar por autopista o carretera, el modo Normal, sería como una opción racional de conducción, el Sport convierte al Touareg a un SUV deportivo. El modo individual, permite al conductor personalizar cualquiera de los modos citados anteriormente, pudiendo además de forma manual cambiar algunos de los parámetros según sus gustos o preferencias de conducción.

En los dos días que estuvimos en Andorra con el Touareg, tuvimos la ocasión de conducir por el hielo y la nieve, y todo no llevar neumáticos de invierno, no tuvimos absolutamente ningún problema para poder circular de forma controlada, claro está por estos dos elementos en los que en ningún momento tuvimos la sensación de que nos pudiera haber creado algún tipo de problema. En las zonas donde alguna de las ruedas perdía tracción, gracias a la primera velocidad cuyo desarrollo es muy corto, sustituyendo casi a lo que podría ser una reductora, veías como la electrónica, repartía el par al resto de ruedas para llevar a cabo una maniobra de la que salías airoso, teniendo en cuenta el tamaño y peso del Touareg.

En resumen, os podemos decir que el nuevo Touareg, nos ha encantado, si bien por su nuevo diseño, adaptado al lenguaje actual de la marca, así como por el diseño interior y empaque premium con el que se lo ha dotado, que ha mejorado sustancialmente a la anterior generación.

A nivel dinámico, la reducción de peso unida a los diferentes sistemas que equipa hace que el Touareg en carretera se mueva con mucha soltura, ofreciendo no solo un alto grado de confort, sino una confianza que se transmite a través de las sensaciones que proporciona al volante, en la que parece que el coche en todo momento controla la situación a la que lo expongas.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

Volkswagen España