Compartir

Famoso por ofrecer una de las experiencias de conducción más emocionantes del mercado, el Aston Martin Vantage ha sido “bendecido” con una dosis extra de emoción gracias a la adición de un tercer pedal y de su transmisión manual. ¿El resultado? El Vantage AMR.

Con su debut, antes de la penúltima ronda de la Súper Temporada del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA, – una competición en la que Aston Martin Racing participa con el Vantage GTE -el Vantage AMR cumple la promesa de Aston Martin de lanzar un producto que consiga implicar al conductor con una serie de emociones que solo un deportivo con cambio manual puede hacer.

El corazón del Vantage AMR mantiene la esencia del potente motor V8 de 4 litros de Aston Martin, pero con una nueva aleación. El chasis dispone de un ajuste y configuración más baja, para optimizar la distribución del peso en su centro de gravedad, este propulsor desarrolla 510 CV a 6.000rpm y 625Nm entre las 2.000 a las 5.000rpm. Impulsa al Vantage AMR de 0 a 100 km/h en 4.0 segundos* pudiendo disfrutar de una velocidad máxima de 314 km/h*.

El Vantage AMR está equipado con una transmisión de 7 velocidades inspirada en el deporte de motor desarrollada por Graziano, que cuenta con una primera marcha dog-leg. En su interior, el conductor tiene la oportunidad de interpolar cada engranaje con precisión y delicadeza a través de una palanca de cambio en cuero cosido a mano. Los engranajes del segundo al séptimo, los que se usará con mayor frecuencia cuando se esté en movimiento, se colocan en una configuración tradicional de doble H. Para garantizar una experiencia más gratificante y atractiva en la conducción manual, la transmisión del Vantage AMR se acopla a un diferencial de deslizamiento limitado, optimizado y calibrado por el equipo de dinámica líder de Aston Martin, encabezado por el ingeniero jefe Matt Becker desde el cuartel general del equipo en el Circuito de Silverstone.

La transmisión manual del Vantage AMR también cuenta con AMSHIFT, un sistema  seleccionable por el conductor, que utiliza sensores de embrague, posición de engranaje y eje de propulsión, junto con un programa de gestión del motor refinado para imitar la técnica de cambios descendentes heel-and-toe; el acto de pisar el acelerador mientras se frena y cambia de marcha para obtener desaceleración y curvas más suaves como resultado.

Eliminar la transmisión automática e incluir los frenos cerámicos de carbono como un elemento estándar no solo crea una experiencia de conducción más pura, sino que también ayuda a eliminar 95 kg de peso. Conocido por su agilidad, el Vantage AMR amplía aún más los límites y continúa explotando el último sistema de amortiguación adaptativa de Aston Martin que incorpora la tecnología Skyhook, con los modos Sport, Sport+ y Track, para garantizar que la conducción pueda ajustarse a las preferencias del conductor o a las condiciones de la pista.

Con solo 200 unidades disponibles, el Vantage AMR se lanza en cinco versiones. 141 de esos 200 coches estarán disponibles en Sabiro Blue, Onyx Black, China Gray o White Stone y, los 59 restantes, conmemoran el 60 aniversario de la victoria de Aston Martin en las 24 Horas de Le Mans de 1959 con el DBR1. Llamada “Vantage 59”, esta versión fija presenta un esquema de pintura exterior en Stirling Green y Lime, y un interior de cuero Dark Knight y alcántara, acabado con una exclusiva franja con puntadas Lime AMR. Con un precio de 164.995 £ en el Reino Unido, 209.995€ en Alemania y 204.995$ en los Estados Unidos, este paquete está disponible por orden de llegada en todo el mundo.

El Vantage AMR ya está disponible con un precio de venta recomendado de 149.995£ en el Reino Unido, 184.995€ en Alemania y 179.995$ en los Estados Unidos. Vantage seguirá ofreciendo una caja de cambios manual de manera opcional desde el primer trimestre de 2020, tras la venta de las 200 unidades del Vantage AMR. Las entregas del Vantage AMR están programadas para comenzar durante el último trimestre de 2019.