Compartir

El BMW M5 entra en una nueva era. Con 40 años de historia a sus espaldas, la legendaria berlina de altas prestaciones entra en su séptima generación. Y el modelo ejecutivo de BMW M GmbH cuenta por primera vez con un sistema de propulsión M HYBRID que proporciona al nuevo BMW M5 una potencia máxima de 535 kW/727 CV y un par máximo del sistema de 1.000 Nm.

El BMW M5 entra en una nueva era. Con 40 años de historia a sus espaldas, la legendaria berlina de altas prestaciones entra en su séptima generación. Y el modelo ejecutivo de BMW M GmbH cuenta por primera vez con un sistema de propulsión eléctrico. Una versión específica del sistema M HYBRID proporciona al nuevo BMW M5 (consumo de energía, ponderado, combinado: 1,7 – 1,6 l/100 km y 25,5 – 25,0 kWh/100 km según WLTP; emisiones de CO2, ponderadas, combinadas: 39 – 37 g/km según WLTP; consumo de combustible con batería descargada: 10,3 – 10,2 l/100 km según WLTP; clases de CO2: ponderado, combinado B, con batería descargada G) potencia máxima de 535 kW/727 CV y par máximo del sistema de 1.000 Nm. La combinación de un motor V8 de altas revoluciones con tecnología M TwinPower Turbo y un motor eléctrico, más la transferencia de potencia mediante una caja de cambios M Steptronic de ocho velocidades y la tracción total M xDrive, permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.

La imponente entrega de potencia y la emocionante experiencia de prestaciones que ofrece el nuevo BMW M5 van acompañadas de una nueva interpretación del diseño de los coches de altas prestaciones por los que M es famoso. Las prominentes extensiones de los pasos de rueda y de los faldones laterales, el escultural faldón delantero y el revestimiento específico del modelo alrededor del montante C -incluyendo un logotipo «M5» en relieve para la curva Hofmeister- confieren al coche un aspecto atlético que ayuda a diferenciarlo más claramente que nunca del BMW Serie 5 Berlina. Al mismo tiempo, una proporción inusualmente alta de superficies pintadas en el color de la carrocería crea un aspecto purista con elegantes referencias a sus superiores dotes dinámicas.

De este modo, el diseño exterior -al igual que el ambiente del lujoso interior, realzado con características específicas M- acentúa el carácter de múltiples capas del nuevo BMW M5. Su sensación de aplomo y seguridad está alimentada por unas enormes reservas de potencia que se pueden activar en cualquier momento. Mantenidas discretamente en reserva durante los trayectos relajados en modo eléctrico, estas prestaciones salen a relucir cuando el BMW M5 revela su lado de «berlina deportiva» en distancias más largas, y se desatan por completo durante las sesiones en circuito.

El sistema M HYBRID, junto con la transmisión de potencia y la tecnología del chasis adaptada a sus características específicas de rendimiento, confieren al nuevo BMW M5 una dinámica transversal y longitudinal sin parangón en este segmento del mercado. Junto con su elasticidad igualmente extraordinaria, el nuevo BMW M5 lleva las prestaciones M a una nueva dimensión.

El estreno mundial del nuevo BMW M5 tendrá lugar en el Festival de la Velocidad de Goodwood, Inglaterra, en julio de 2024, y la producción en la planta de BMW Group en Dingolfing comenzará ese mismo mes. El lanzamiento al mercado mundial del nuevo BMW M5 comenzará en noviembre de 2024 e irá acompañado de la introducción del nuevo BMW M5 Touring al mismo tiempo. Las regiones de ventas más importantes para la berlina de altas prestaciones son Norteamérica y Europa. EE.UU. es el mayor mercado individual con cierta diferencia, seguido de Gran Bretaña, Alemania, Corea del Sur, China, Japón y Canadá.

Sistema de propulsión M HYBRID en el nuevo BMW M5: prestaciones embriagadoras, impresionante autonomía eléctrica.

El sistema de propulsión M HYBRID del nuevo BMW M5 combina un motor V8 de 4,4 litros con el clásico carácter de altas revoluciones con un motor eléctrico, cuyas características de rendimiento se han ajustado específicamente para el BMW M5 y que está integrado en el cambio M Steptronic de ocho velocidades. El motor de combustión se beneficia de la más moderna tecnología M TwinPower Turbo, de un colector de escape de bancada cruzada y de una separación optimizada del aceite. Desarrolla una potencia máxima de 430 kW/585 CV y un par máximo de 750 Nm. La potencia máxima del motor eléctrico es de 145 kW/197 CV. Tiene un par nominal de 280 Nm, pero una etapa de preengranaje permite aumentar el par efectivo a la entrada de la transmisión hasta 450 Nm.

La combinación de motor de combustión y motor eléctrico sigue el mismo principio que el sistema de propulsión del vehículo de carreras de resistencia BMW M Hybrid V8. La capacidad del motor eléctrico para generar su potencia de forma instantánea y la interacción inteligentemente controlada del motor de combustión y el motor aseguran que el sistema M HYBRID responda sin demora a cada movimiento del acelerador. La entrega de potencia lineal típica de los modelos BMW M se encuentra aquí de forma particularmente convincente. El motor de ocho cilindros puede girar hasta un máximo de 7.200 rpm, mientras el nuevo BMW M5 regala a su conductor la sensación de un implacable desarrollo de potencia en los rangos superiores de carga y velocidad. La velocidad máxima está limitada de serie a 250 km/h, pero puede aumentarse hasta 305 km/h si se elige el paquete opcional M Driver’s Package.

El sistema de escape deportivo del nuevo BMW M5 subraya la experiencia de rendimiento con una nota de motor multifacética y emocionalmente cautivadora. El sistema de escape deportivo del nuevo BMW M5 subraya la experiencia de las prestaciones con un sonido del motor multifacético y emocionante.

BMW IconicSounds Electric acompaña acústicamente la entrega de potencia del motor eléctrico. Este sonido de propulsión eléctrica específico de M proporciona respuestas auténticas a los movimientos del acelerador cuando el coche funciona en modo totalmente eléctrico. Con la configuración pertinente del sistema de propulsión, también genera una pista atractiva para resaltar la llegada de potencia eléctrica adicional además de la salida del motor V8.

En modo totalmente eléctrico, el nuevo BMW M5 puede alcanzar velocidades de hasta 140 km/h. La batería de alto voltaje situada en los bajos del coche tiene 18,6 kWh de energía utilizable, lo que permite una autonomía eléctrica de 67 – 69 kilómetros en el ciclo WLTP. La unidad de carga combinada del nuevo BMW M5 permite cargar con corriente alterna hasta 7,4 kW.

La potencia generada por el motor de combustión y el motor eléctrico se transmite a la carretera a través del sistema de tracción total M xDrive, cuya configuración trasera es especialmente pronunciada en el modo 4WD Sport. Sin embargo, el conductor también puede seleccionar el modo 2WD. Este modo envía la tracción exclusivamente a las ruedas traseras con el sistema DSC (Control Dinámico de Estabilidad) desconectado, lo que atraerá a los conductores experimentados que prefieren una experiencia de rendimiento de pura raza. Esta versión perfeccionada de M xDrive, al igual que el diferencial activo M controlado electrónicamente en el eje trasero, está especialmente adaptada a las características de rendimiento del sistema de propulsión M HYBRID.

Sofisticada tecnología de chasis con reglaje específico M.

El diseño del chasis del nuevo BMW M5 comprende un eje delantero de doble horquilla y un eje trasero de cinco brazos con cinemática y elastocinemática a medida, además de otros componentes especialmente ajustados. La dirección de cremallera asistida eléctricamente con M Servotronic y relación de dirección variable tiene una conexión rígida con el subchasis del eje delantero para garantizar una respuesta óptima de la carretera y un alto grado de precisión direccional. Junto con las vías anchas y la excelente rigidez torsional de la carrocería y los soportes del chasis, esta combinación produce los atributos de maniobrabilidad por los que son famosos los modelos BMW M, caracterizados por la agilidad, la precisión y la acumulación lineal de fuerzas laterales cuando el conductor empuja.

También se incluyen de serie la suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente y la dirección activa integral, que dirige las ruedas traseras hasta 1,5 grados. La puesta a punto específica de M, los reglajes seleccionables individualmente y la posibilidad de ajustar los amortiguadores de cada rueda de forma individual optimizan la conexión de la carrocería con la carretera y maximizan el despliegue de talentos del coche, desde el confort de conducción diario hasta la destreza dinámica lista para la competición. Girar las ruedas traseras según sea necesario mejora la estabilidad direccional a alta velocidad, así como la agilidad y el confort al maniobrar.

La tracción, la agilidad y la estabilidad direccional se benefician de la limitación del deslizamiento de las ruedas y de la conexión en red de todos los sistemas de control dentro de la configuración de gestión de la dinámica transversal integrada. Tanto los frenos M Compound de serie como los frenos carbo-cerámicos M Carbon opcionales se combinan con un sistema de frenado integrado que ofrece al conductor dos ajustes del tacto del pedal. Las llantas de aleación ligera M (20 pulgadas en el eje delantero y 21 pulgadas en el trasero) equipadas de serie con neumáticos de altas prestaciones.

Sistemas de asistencia para una conducción segura y confortable.

Una selección mucho más amplia de sistemas de serie y opcionales para la conducción y el aparcamiento automatizados que la ofrecida para el modelo predecesor lleva la seguridad y el confort en la conducción diaria a otro nuevo nivel. El equipamiento de serie del nuevo BMW M5 incluye funciones como el aviso de colisión frontal, el aviso de cambio involuntario de carril con retorno al carril asistido, el asistente de evasión, el asistente de atención y el sistema de información sobre límites de velocidad. El Driving Assistant Professional opcional añade el control de crucero activo con función Stop & Go junto con tecnología que incluye el asistente de dirección y control de carril, detección de semáforos, asistente automático de límites de velocidad y navegación activa.

El nuevo BMW M5 está equipado de serie con el asistente de aparcamiento, incluido el asistente de marcha atrás. El asistente de aparcamiento opcional, Parking Assistant Professional, permite aparcar y maniobrar automáticamente a una distancia de hasta 200 metros desde el interior del vehículo o desde el exterior a través de un smartphone.

Nuevo margen para ajustar la experiencia de conducción al gusto personal.

El panel de mandos de la consola central del nuevo BMW M5 alberga una composición de botones específica para cada modelo que permite adaptar la experiencia de conducción a las preferencias individuales de diversas maneras. El botón Setup permite acceder directamente a la configuración del sistema de propulsión, Drivelogic, suspensión, dirección, sistema de frenos y M xDrive, así como a la intensidad de la recuperación de la energía de frenado. Se pueden almacenar y seleccionar dos configuraciones generales del vehículo mediante los botones M del volante. La función Launch Control está disponible en todos los ajustes del menú M Setup, a excepción del modo 2WD del sistema M xDrive.

Al pulsar el botón DSC se activa el modo M Dynamic, que eleva los umbrales de intervención del DSC a la hora de pisar el freno y reducir la potencia del motor. También es posible desconectar completamente el DSC. Otro botón permite al conductor seleccionar el Modo M. Cuando se cambia de la configuración por defecto ROAD a SPORT, las intervenciones de los sistemas de asistencia al conductor se limitan a las funciones esenciales necesarias para una conducción deportiva, al igual que el contenido mostrado en la pantalla de información.Con el equipamiento de serie M Drive Professional, también puede hacer uso del modo TRACK. Otras características de M Drive Professional son el M Laptimer y la función Boost Control, que maximiza el dinamismo longitudinal al ejecutar sprints a medio régimen y maniobras de adelantamiento.

El modo de funcionamiento del sistema M HYBRID también puede ajustarse a voluntad. El nuevo botón M Hybrid permite al conductor elegir entre el modo HYBRID -para una interacción controlada de forma inteligente entre el motor de combustión y el motor eléctrico para maximizar la eficiencia o el rendimiento, dependiendo de la situación de conducción- y el ajuste ELÉCTRICO, en el que el motor de combustión sólo entra en juego al reducir la aceleración o utilizando las levas de cambio. El modo eCONTROL se utiliza para una recuperación eficaz de la energía de frenado y para mantener la carga de la batería a un nivel constante. Y M Drive Professional añade los modos DYNAMIC y DYNAMIC PLUS, que activan el sistema de propulsión y el sistema de refrigeración para mantener la potencia a un nivel alto constante o generar breves ráfagas de potencia máxima durante la conducción en circuito.

Puesto de conducción de deportivo progresivo, indicadores específicos M en la pantalla curva (BMW Curved Display), ambiente exclusivo.

Además del panel de mandos específico de M en la consola central, el puesto de conducción deportivo progresivo del nuevo BMW M5 también incluye un volante M de cuero de nuevo diseño, con base plana y botones M iluminados, asientos multifunción M con una amplia gama de ajustes eléctricos y la pantalla curva BMW (BMW Curved Display) que, al igual que el BMW Head-Up Display de serie, incluye contenidos específicos de M. El BMW Live Cockpit Professional de serie también incorpora el sistema de navegación BMW Maps y la función de realidad aumentada en la pantalla de control.

El nuevo BMW M5 incorpora de serie una versión mejorada de BMW iDrive. Se basa en el sistema operativo BMW 8.5 y se ha diseñado para su uso mediante control táctil y habla natural. La tecnología digital abarca ahora también los mandos de las funciones de climatización. La selección de la temperatura, la intensidad del flujo de aire, la calefacción de los asientos y la calefacción del volante pueden controlarse ahora de forma táctil a través de una opción de menú en la parte inferior de la pantalla de control o mediante comandos de voz.

También contribuyen al exclusivo ambiente interior la tapicería de cuero Merino de serie, la barra interactiva BMW, el climatizador de cuatro zonas, los asientos delanteros calefactados, la iluminación ambiental con iluminación interior específica M, incluida la animación de bienvenida, y el techo solar panorámico de cristal. Y el equipamiento de serie del nuevo BMW M5 también ofrece a los clientes el sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins, una bandeja de carga inalámbrica, eSIM personal, acceso de confort, un sistema de alarma, cámara del habitáculo, calefacción en el volante accionamiento automático del portón trasero y el cable de carga Professional.

Entre los elementos de la lista de opciones se encuentran el paquete exterior M Carbon, un techo interior de Alcántara, ventilación activa de los asientos y un enganche para remolque. También se ofrecerán piezas BMW M Performance específicas para el nuevo BMW M5 desde su lanzamiento. La selección incluye llantas de aleación forjadas M Performance y componentes exteriores de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here