Compartir

Con el objetivo de celebrar el 50 aniversario del Tignanello, uno de los vinos tintos más reconocidos y un adelantado a su tiempo, Maserati ha elaborado una versión Fuoriserie personalizada de su última creación, el GranCabrio Folgore, la expresión más futurista del modelo 100% eléctrico de la marca de Módena. Esta unidad única, creada en exclusiva para Marchesi Antinori, se subastará el 14 de julio en California, en la Gala Arts for All del Festival Napa Valley, uno de los principales actos benéficos dedicados a las artes en Estados Unidos. 

Para el 110 aniversario del Tridente, Maserati se une a Marchesi Antinori, que cuenta con una historia vinícola familiar de más de 600 años, transmitida durante 26 generaciones; un orgulloso y distintivo símbolo de Italia. Con su sólida identidad, su intuición innovadora y el fuerte valor de la tradición centenaria que ha hecho de la bodega italiana una de las mejores empresas del mundo, la producción de Marchesi Antinori y Tignanello refleja el sentimiento y la pasión que siempre han caracterizado el espíritu de Maserati, protagonista y dinámico pionero en la historia del automovilismo. Siempre ha estado impulsada por el deseo de anticiparse y convertirse en un símbolo de los tiempos.

La inspiración de este coche surge del viñedo, una metáfora de las raíces y su terreno. El territorio donde habitan ambas casas aporta mucho valor a sus productos finales: desde la bodega, el lugar mágico donde se elabora el vino, hasta la etiqueta específica de Tignanello, inalterada desde hace medio siglo y que sigue siendo muy reconocible, al igual que las creaciones más icónicas del Tridente.

Para crear un coche que personifique las características y los valores de Marchesi Antinori y Tignanello, Maserati ha investigado la singularidad que rodea la historia de este vino y ha rendido homenaje a la familia florentina de viticultores a través de los colores, las tonalidades, los materiales innovadores y los refinados detalles artesanales que hacen del GranCabrio Folgore Tignanello una oda en movimiento al prestigioso viñedo de Tignanello y a los 50 años de este vino.

 

El exterior del GranCabrio Folgore Tignanello muestra un color creado ad hoc para su carrocería: la pintura Terra di Tignanello es de un color castaño inspirado en el suelo del viñedo, caldeado por un burdeos cobrizo que recuerda los tonos rojos centrales de las características barricas de Tignanello. Tiene un tinte rico y metálico; un color prestigioso inspirado en la finca y el ambiente de la bodega. Las llantas y las pinzas vienen en negro mate y brillante respectivamente, mientras que los emblemas son de color cobre, con el logotipo Maserati en cobre brillante sobre un fondo pulido. La tela de la capota también es negra.

Pero los detalles más románticos se encuentran en los interiores, que «revelan» las señas de identidad de Tignanello y celebran la historia de ambas casas, combinando tradición, innovación y artesanía. Los asientos incorporan cuero embellecido con un tejido multimaterial plateado y burdeos acanalado, fabricado con Vegea, un innovador tejido extensible derivado de los viñedos. Recuerda el dibujo de las hileras de viñas de la colina de Tignanello, marcadas por las rocas albaresas que hay en el centro. El tejido tiene el aspecto y el tacto del cuero, y es la primera vez que se utiliza en un automóvil de Maserati.

Todo lo demás es material real: la madera de brezo oscura grabada con láser para recordar la impresión grabada a fuego en las barricas de roble embellece los paneles, con detalles textuales sobre la creación de Tignanello. En el reposacabezas, un elegante bordado combina el Tridente de Maserati con una de las señas de identidad de Tignanello: el sol, desde hace tiempo un elemento distintivo en la etiqueta de la botella. El mismo símbolo está grabado con láser en el túnel central, junto con las fechas 1971-2021, que se refieren a las añadas primera y actual del Tignanello, 50 años desde que este vino salió al mercado.

Klaus Busse, responsable de diseño de Maserati: «Esta colaboración con Marchesi Antinori nos brinda la oportunidad de personificar la esencia de la producción Bespoke, el buque insignia de nuestro programa de personalización Maserati Fuoriserie. Se ha diseñado para crear experiencias personalizadas para cada cliente del Tridente mediante la producción de coches a medida que puedan hacer que la experiencia de conducción sea aún más sublime y distintiva, de la misma manera que sólo un vino excepcional puede hacerlo en la mesa. Contar una historia de excelencia italiana es un motivo de orgullo para nosotros y sirve de estímulo constante para nuestro trabajo, que con la producción Bespoke aspira a crear algo absolutamente dedicado e inimitable».

Piero Antinori: «Un reto sin fin, la obsesión por mejorar y cuestionarnos constantemente, por encontrar estándares de calidad cada vez más altos: éstas son las piedras angulares de la colaboración con Maserati, una marca reconocida en todo el mundo como símbolo de la calidad Made in Italy.

Un modelo único, inspirado en Tignanello para su 50 aniversario, un coche con una gran identidad reconocible, al igual que nuestro vino. Una iniciativa que enorgullece especialmente a nuestra familia: este GranCabrio Folgore especial se subastará en la Gala Arts for All del Festival Napa Valley 2024, cuyos beneficios se donarán a obras benéficas».

El GranCabrio Folgore es la última incorporación de Maserati, el primer descapotable 100% eléctrico del segmento de lujo y el más rápido del mercado. Prestaciones, confort, estilo y elegancia confieren a este automóvil equipado con un sistema de baterías basado en la tecnología de 800 V, desarrollado con soluciones técnicas de vanguardia basadas en la Fórmula E, la capacidad de ofrecer unas prestaciones extraordinarias combinadas con el confort y la elegancia típicos del Tridente.

El Maserati GranCabrio ofrece cuatro plazas reales, posibles gracias a la capota de tela. También viene con una serie de sistemas y detalles innovadores, como el calientacuellos para viajar con la capota bajada incluso cuando la temperatura es baja, y el cortavientos para reducir las turbulencias en el interior del habitáculo.

El Tignanello fue el primer Sangiovese envejecido en barricas, el primer vino tinto contemporáneo mezclado con variedades de uva no tradicionales (concretamente Cabernet) y uno de los primeros vinos tintos del Chianti Classico que no utilizó uvas blancas. El Tignanello es un hito, un vino que representa plenamente el espíritu del lema de la familia Antinori, «Te Duce Proficio», que significa «Siguiendo tu guía florezco». El vino se elabora a partir de una cuidadosa selección de Sangiovese y Cabernet cosechados en el viñedo homónimo situado en Tenuta Tignanello, en el corazón del Chianti Classico, en una superficie de 57 hectáreas con exposición solar suroeste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here