Compartir

El pasado fin de semana, se celebró en el Circuit de Barcelona Catalunya, el Festival de la Velocidad, que recoge las competiciones de las Blacpain Series.

Bentley Barcelona, estuvo presente, para animar y dar soporte al piloto del equipo Bentley Team M-Sport, Andy Soucek, quien llegó ilusionado a esta cita, donde parecía que habría un final que haría que él y todo el equipo cerraran con un broche de oro el campeonato de las Endurance Series.

Los pilotos, Soulet, Abril y Soucek con el Bentley número 8 partían el domingo en la prueba clasificatoria con gran ilusión, pero el Bentley dio problemas, tras un golpe con otro participante, y quedaron en la vigésimo octava posición, lo que era una futura complicación para la salida de la carrera.

Tuvimos ocasión, tras la prueba clasificatoria de hablar con Andy Soucek, en el pis box de Bentley Barcelona, donde nos comento: «Ha sido una lástima en la posición en la que hemos quedado, por el fallo de nuestro Bentley, pero salimos con mucha ilusión aunque sea desde el puesto 28, ya que es la carrera del año, y estamos en casa. Son 3 horas de carrera, y nuestro coche ha demostrado ser muy competitivo en este tipo de pruebas. La climatología será otro de las factores que puedan determinar esta prueba, pero nosotros haremos lo imposible por ganar, pues nos jugamos no solo el título por equipo sino el de pilotos también».

A las 15 horas, todos los coches salieron a pista, y comenzó la lluvia, lo que dificultó más si cabe una salida en la que la parrilla la conformaban 50 coches. Fue el monegasco Abril el encargado de encabezar la deseada remontada, y realizó una memorable actuación, así que en las primeras vueltas adelantó hasta colocarse en la posición 17, y el Lamborghini Nº 63, su máximo rival en el campeonato, caía hasta la novena posición, con lo que las opciones al título estaban aún vivas y latetentes.

Una vez más, la decisión táctica de M-Sport de adelantar unos minutos la entrada obligatoria fue providencial para Soucek, quien se vio cerca del Top 10 una vez finalizada la primera ronda de paradas. En tan sólo unas vueltas alcanzó a un largo tren de coches que encabezaba el quinto clasificado a muy poca distancia.

Con su máximo rival por entonces ya en posición de podio, Soucek sabía que había que atacar y pronto para tratar de llegar hasta esa quinta posición, aunque las características del trazado barcelonés no favorezcan precisamente los adelantamientos del Bentley. Dejó patente toda su maestría en una decena de impresionantes vueltas en las que llegó a ponerse noveno, pero de repente resultó golpeado por detrás, sufriendo su fiel Continental GT3 un daño irreparable en la caja de cambios que obligó a un desolado Soucek a entrar en boxes a falta de 1 hora y 20 minutos de carrera, para certificar el abandono de la carrera.

De esta forma todas las opciones de conseguir el título de pilotos, quedo en un merecido segundo puesto, de la misma forma que pudieron celebrar el título por equipos en lo que ha sido una gran temporada.

Soucek, que se vió arropado por sus fans, amigos, sponsors, compañeros de equipo y de su familia, pudo recomponerse del mazazo recibido y reflexionar sobre una temporada cuyo resultado global es, salvando este inesperado final de sus aspiraciones al título de pilotos, más que destacable.

Tras la carrera, Soucek, comentó: «No ha sido el final de temporada que esperábamos pero me queda la tranquilidad de que lo hemos intentado todo hasta el final. Ha sido un año muy bueno, en el que hemos logrado una victoria y un segundo puesto en las 6hr de Paul Ricard y las 24hr de Spa. Estoy muy orgulloso de la temporada que hemos realizado y ganar el título por equipos es una bonita recompensa al trabajo de todos los integrantes de Bentley Team M-Sport. En 2016 terminamos en tercera posición del campeonato, este año en segunda, así que ya sabemos lo que tenemos que hacer el año que viene. Quiero agradecer el increíble apoyo de los aficionados, mi familia, mis amigos y mis sponsors, que han hecho que pudiera disfrutar de su cariño en un fin de semana complicado para mí.»

Escrito por MASG.

Fotografías: Cristóbal Arjona