Compartir

El Audi A6 Allroad, es una berlina que vio la luz en el año 1999, adelantándose al futuro, pues en aquel entonces, un vehículo de estas características, en una era en la que los SUV todavía no tenían cabida, no era del todo comprendido.

Desde entonces y hasta el día de hoy, son cuatro ya las generaciones que han dado satisfacción a aquellos clientes de la marca que no han sucumbido a los encantos de los vehículos de moda, para tener en su garaje a un coche que podríamos tildar de diferente, tanto, que su competencia más directa pasa solo por dos coches, el Mercedes Clase E All-Terrain que no ha tenido el éxito esperado en lo que a ventas se refiere y el Volvo V90 Cross Country.

Dentro del Grupo VAG, este tipo de carrocerías son bien comprendidas, prueba de ello son también las versiones Scout de Škoda o incluso la ya desaparecida versión X-Perience del SEAT León.

El Audi A6 All Road usa la plataforma modular MLB Evo, en la que Audi ha conseguido no solo aumentar la rigidez sino además reducir el peso del coche, lo que se traduce claramente en una mejora que beneficia el comportamiento dinámico de esta berlina talla XXL, que cuenta con una longitud de 4,95 metros, una anchura de 1,90 y una altura de 1,50 metros. La batalla por su parte ofrece unos generosos 2.925 mm, lo que se traduce en una espaciosa y confortable habitabilidad interior.

Diseño exterior

Su diseño ha evolucionado con el paso de los años, aunque mantiene esa clásica línea continuista que hemos podido ver en todas las generaciones del Audi A6. A diferencia de este, encontramos elementos que enfatizan el aire campero, como el blade y las protecciones inferiores, además de los marcos en las ventanillas, las barras del techo que son específicas para este modelo, la protección trasera ubicada a modo de difusor, los pasos de rueda en contraste y los embellecedores laterales con el logo Allroad.

Ahora bien, si hay algo que destaca para nosotros en el A6 Allroad, es esa imponente mirada frontal, donde la gran parrilla Singleframe toma gran protagonismo y en la que se han ubicado elementos como los radares para algunos asistentes, así como la cámara para la visión de 360º. Los faros Matrix LED contribuyen por su diseño a enfatizar más si cabe una mirada desafiante d todo el conjunto.

La vista lateral destaca con una línea de media cintura muy marcada que recorre prácticamente todo lo largo del coche, mientras que la zaga destaca los pilotos LED de forma tridimensional que se encuentran unidos por una tira de color negro o cromada, en función del acabado escogido.

El A6 Allroad está disponible desde lo 71.995€ en el configurador de la marca (sin descuentos). Nuestra unidad de pruebas equipaba el pack S line Allroad 20 years, que incluye espejos retrovisores en negro brillante, llantas de 19”, asientos delanteros deportivos tapizados en piel y alcántara e inserciones en aluminio Diada Plata Jangal. Además, como equipamiento extra encontramos las llantas de 21”, paquete confort, paquete tech, faros Audi HD Matrix LED, asistentes Tour o el sistema de cámaras 360º, elementos que aumentan la factura hasta los 98.650€.

Diseño interior

El habitáculo, como en todas las nuevas generaciones de los Audi actuales, es un compendio entre el diseño minimalista, la tecnología y la exquisitez por el uso de materiales que en todo momento te hacen sentir que estas rodeado de un ambiente premium.

Los asientos deportivos que forman parte del paquete S line se adaptan al cuerpo como un guante a una mano, sobre todo recogen muy bien al conductor y copiloto en los apoyos laterales. Estos, además de numerosos reglajes eléctricos pueden disponer de calefacción, ventilación y un útil sistema de masajes.

La instrumentación digital de 12,3 pulgadas con pantalla Full HD (1920 × 720 píxeles de resolución) del Audi Virtual Cockpit permite al conductor personalizar la vista del cuadro a su elección entre tres modos de visualización, Classic, Dynamic y Sport, ofreciendo mucha información de forma clara y precisa, a la vez que permite ver la cartografía del navegador a pantalla completa.

En la consola central, encontramos una pantalla de 25,6 centímetros o lo que es lo mismo, de 10,1”, que se integra a la perfección entre las molduras gracias a la superficie negro brillante denominada black panel. Desde aquí se maneja no solo el sistema de infotretenimiento, sino que además es posible configurar diversos parámetros de configuración del A6 Allroad, siendo además compatible con Android Auto y Apple CarPlay. El sistema de navegación MMI Navegación Plus, ofrece rutas dinámicas para optimizar los consumos a la vez que dispone de servicios online que facilitan la vida a bordo.

La segunda pantalla táctil de 8”, desde la que se controla el sistema de climatización se puede utilizar como tracpad para la escritura natural en el caso de introducir una dirección en el sistema de navegación. Ambas pantallas son hápticas, por lo que el tacto para pulsar lo que parecen botones virtuales es simplemente perfecto, no tanto, cuando a estas pantallas les da el sol directamente, pues los reflejos a veces hacen que cueste ver en ellas la información proyectada.

Las plazas traseras pueden dar cabida sin problema alguno a tres plazas que gozarán de amplio espacio, sobre todo las laterales. Esta zona del coche puede disponer de su propia zona de climatización, a la vez que de calefacción en los asientos. Por su parte, el maletero ofrece unos generosos 565 litros, aunque abatiendo los asientos en proporción 40:20:40 podemos ampliar esta capacidad hasta los 1.680 litros. Para acceder encontramos un portón eléctrico, así como y gracias a la suspensión neumática la función de poder bajar el coche para facilitar la carga.

Bajo el capó, encontramos al corazón que anima a un alma, que bien parece más la de un deportivo que la de un coche que ha sido concebido para su uso fuera del asfalto. Su bloque V6 TDI de 3.0 litros ofrece una potencia de 286CV y 620 Nm de par, lo que se traduce en un empuje descomunal, capaz de llevar a todo el conjunto de 0 a 100 km/h en tan solo 5,9 segundos y de lanzarlo hasta unos generosos 250 km/h.

Como no podía ser de otra manera, este propulsor está asociado a una caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades, con la que y gracias a las levas en el volante, en conducción deportiva se puede mejorar el rendimiento de la parte mecánica. Este cambio, está asociado a un diferencia central autoblocante, que funciona que, junto al control vectorial de par, encargado de frenar las ruedas que están girando en el interior de la curva para evitar que estas puedan deslizarse hacen que el A6 Allroad vaya literalmente por railes.

Si bien es cierto que quizás un cambo de doble embregue hubiera sido lo óptimo para un motor con ese potencial y par motor, la caja de cambios Tiptronic está optimizada para ofrecer en todo momento confort y como no, para optimizar el consumo de combustible. Para ello es capaz de determinar en que momento resulta más optimo por ejemplo el desacoplamiento de una marcha para rodar por inercia, teniendo en cuenta la presencia de otros vehículos, la velocidad máxima de una vía o la presencia de un cruce o semáforo.

Como novedad dentro de la gama de nuevos motores de Audi, encontramos de serie la tecnología Mild-Hybrid (MHEV), que funciona a través de una red de 48V y que, entre otras funciones, permiten reducir el consumo de combustible.  Este sistema funciona a través del alternador-motor de arranque que se encuentra conectado al cigüeñal mediante una correa, siendo el componente central del sistema MHEV, que puede recuperar hasta 8 kW de energía en frenada, llevando la electricidad generada hacia una batería independiente de iones de litio que cuenta con una capacidad de 10 Ah que está ubicada bajo el maletero.

En lo que a consumos se refiere, Audi homologa una cifra de 7,4 litros a los 100 kms para esta versión TDI de 286CV, cifra que en la realidad rondará entre los 8,5 y los 9 litros, media que nosotros durante nuestra prueba obtuvimos, teniendo en cuenta que para ello condujimos por diferente escenarios.

Para garantizar un comportamiento óptimo ante cualquier situación de conducción que el conductor desee elegir, encontramos a través del Audi drive Select hasta seis programas de conducción (Efficiency, Comfort, auto Dynamic, Allroad, offroad/lift e individual), que inciden de forma específica sobre algunos elementos como el motor, el cambio o la suspensión neumática que ha sido mejorada en esta nueva generación.

Comportamiento dinámico

A nivel dinámico, esta versión Allroad no muestra un comportamiento diferente frente a un A6 Avant convencional, salvo por el uso fuera del asfalto, donde gracias a la suspensión neumática situada en la posición más alta podremos circular por pistas forestales sorteando pequeños obstáculos, a la vez que engullendo los baches que podamos encontrar por nuestro camino. La distancia al suelo en posición estándar es de 13,9 centímetros, lo que ya es una buena distancia para hacer pinitos en modo off road, aun así, con el modo lift podemos ganar tres centímetros extras. Si a esto le sumamos que podemos activa el control de descenso y el asistente de ángulo de inclinación, ya tenemos una berlina en modo “SUV”. Para controlar cualquier situación fuera del asfalto, el conductor puede activar una visualización en el monitor MMI que muestra los ángulos adoptados respecto a la horizontal en el eje longitudinal y el transversal; y si la situación se acerca a un posible vuelco.

Por el contrario, con el modo Dynamic activado la suspensión baja 1,5 centímetros con respecto a la altura inicial, lo que mejora la conducción a altas velocidades en autopista.

En carretera hace gala de la berlina que es y para lo que ha sido concebida, para ser un gran viajero con el que hacer kilómetros y kilómetros al volantes es cuestión tan solo de escoger un destino. Las carreteras de montaña son sin duda su fuerte, donde apenas se muestran oscilaciones de una carrocería de esta talla como suele pasar en los SUV. Sorprende y gratamente la capacidad que tiene para abordar todo tipo de trazados incluso aquellos en los que las curvas pequeñas y ratoneras no hacen que pierdas ni un solo momento una capacidad de tracción encomendada a uno de los mejores sistemas de tracción integral inteligente como los es el quattro.

Opcionalmente, el Audi A6 Allroad ofrece el sistema de dirección en las cuatro ruedas, lo que sin duda mejora todavía más no solo el paso por curva sino las maniobras a baja velocidad, ofreciendo un radio de giro entre paredes de 12,2 metros.

Todos estos elementos en el A6 Allroad, hacen que sea uno de los vehículos familiares del mercado más completos, dinámicos y ruteros, lo que sin duda es una garantía para aquellas personas que buscan un coche para todos los terrenos.

Me declaro un fiel amante de las berlinas familiares, por lo que el Audi A6 Allroad ha conseguido enamorarme un poco más. Este coche es muy polivalente, por lo que no tiene nada que envidiar a los tan aclamados SUV, y pese a ser un buque que lastra dos toneladas, su configuración hace que a veces pienses que llevas un deportivo entre manos, algo que con un SUV es difícil de conseguir, salvo que te vayas directamente a uno de corte deportivo.

Confort, espacio, dinamismo, estas son solo algunas de las cualidades que Audi ha querido plasmar en esta berlina, que con el paso de los años ha conseguido tener un hueco para un grupo de selectos clientes a los que les gustan las rutas dentro y fuera del asfalto, y como no, el echo de poder compartirlas en familia.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Audi España
  • Fotografías: Miguel Angel Solá

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here