Compartir

El pasado mes de agosto, nuestro equipo de pruebas recorrió casi 2.000 kilómetros con el SEAT Alhambra Xcellence, equipada con el motor TDI de 170CV, cambio DSG y tracción integral 4Drive con un único objetivo, demostrar que, aunque la era SUV está muy de moda, vehículos, monovolúmenes como el Alhambra, todavía no se han extinguido.   

¿Tiene sentido hoy en día un vehículo como el Alhambra?, ¿tiene cabida en el exigente mundo de los SUV de gran tamaño?, nosotros, tras haberlo probado en profundidad, y haberlo convertido además durante nuestro viaje en una oficina, creemos sinceramente que sí, simplemente es cuestión, de si apuestas por el Alhambra, tener muy claro, cuál será su uso, está claro, que dada su cabida de hasta 7 plazas, este será de los más familiar.

Desde que viera por primera vez la luz en el año 1996 y desarrollado con la misma plataforma que el Volkswagen Sharan, el Alhambra a lo largo de estos años ha tenido varias actualizaciones, aunque no varias generaciones, pues el ciclo de  vida de la primera fue de 1996 a 2010, siendo la segunda de 2010 hasta hoy en día, aunque por el camino se ha ido actualizando hasta la versión actual. Dentro de sus rivales cabe destacar que compite con el Ford S-Max, el Ford Galaxy, el Renault Space o la Volkswagen Sharan.

Con unas medidas de 4,8 metros de largo, 1,9 de ancho y una altura de 1,7 metros, el Alhambra no es mucho más grande que algunos SUV del mercado, como por ejemplo su primo el Tarraco, que también disfruta de 7 plazas y mide 4,7 metros de largo, 1,83 de ancho y 1.6 de alto.

Su configuración 2+3+2 plazas, convierten al Alhambra en un vehículo amplio y espacioso, que además ofrece una capacidad de carga que varía desde los 267 litros con los 7 asientos en posición normal, de 809 litros en el caso de abatir los dos de la tercera fila, y de 2.297 litros en el caso de abatir la segunda y la tercera fila de asientos. Hay que destacar además que las 5 plazas traseras disponen de anclajes ISOFIX, lo que sin duda hacen muy atractivo a este vehículo si eres de los que tiene una familia o un equipo de fútbol 7.

La segunda fila de asientos es muy versátil, ya que permite desplazar los asientos de forma longitudinal, bien, para dar mas espacio a la tercera, o bien, para dar mas espacio con respecto a los asientos delanteros. Existen hasta 32 combinaciones diferentes con las que modificar el espacio interior del Alhambra, así que sea cual sea la que necesitas, seguro que es una de ellas.

Los respaldos de los asientos delanteros dos útiles mesillas plegables, en las que o bien, puedes dar de merendar a los niños, o como fue nuestro caso, puedes trabajar con el ordenador portátil. El echo de que bajo el asiento del conductor dispongas además de una toma de corriente de 230V, facilita mucho la carga de este tipo de dispositivos.

El habitáculo respira un aire ya conocido en la marca, pero, quizás le haría falta una actualización, teniendo en cuenta que SEAT, básicamente ya en todos sus vehículos disfruta de elementos tecnológicos que en el Alhambra no han tenido por el momento cabida. Tras el volante multifunción de tres radios, encontramos un cuadro de mandos analógico, separado por un display digital multifunción. En la parte más alta de la consola central, encontramos el sistema Radio Media System Plus, con una pantalla táctil de 6,5”, desde el que se controla la navegación, el sistema de infoentretenimiento y el audio, siendo compatible además gracias al sistema Full Link, con los smartphones a través de Android Auto y CarPlay.

La mecánica asociada a nuestra unidad de pruebas es un motor de 4 cilindros en línea 2.0 TDI que rinde una potencia de 177 CV y un par motor de 380 Nm disponible entre las 1.750 y las 2.500 rpm, asociado a una caja de cambios DSG de 7 velocidades que transmite su potencia al asfalto mediante el sistema de tracción integral 4Drive de SEAT. Este motor es muy elástico, y la perfecta asociación a la caja de cambios DSG, permite sacar lo mejor de él en cualquier situación, mientras que la tracción integral es un plus de seguridad a la vez que para permitirte aventurarte en alguna que otra pista forestal si lo precisas en algún momento, dado el enfoque familiar, pero a la vez aventurero de este vehículo.

En autovía y autopista, el Alhambra es sin duda alguna un gran viajero prueba de ello fueron los casi 2.000 kilómetros que hicimos con él, disfrutando por un lado de su comodidad, pero por otra parte de una mecánica que brilla por su eficiencia, ya que conseguimos una media de consumo de 7,2 litros a los 100 kilómetros. Sus prestaciones son acordes a una mecánica ya conocida y consolidada dentro del grupo VAG, ofreciendo un 0 a 100 en 9,1 segundos y una velocidad punta de hasta 208 km/h.

Uno de los elementos que encontramos clave para la conducción de este monovolumen, es el sistema de suspensión adaptativa, que dispone de tres modos preseleccionados que se seleccionan a través de un botón que encontramos junto al selector del cambio DSG, que no modifican ningún parámetro de la conducción, pero que si inciden directamente en el tarado de la suspensión. En el modo sport, la verdad es que mitiga mucho los balanceos de la carrocería de un vehículo de este tamaño si decides conducir por una carretera de curvas, no resultando incómodo además para los ocupantes.

El precio de partida del SEAT Alhambra es de 38.011€ para la versión con el acabado Style y de 43.378€ para el acabado Xcellence Go, precio que con diversos opcionales asciende hasta los 46.400€, sin duda una oferta muy atractiva, teniendo en cuenta un equipamiento en el que cabe destacar, asientos deportivos, paquete interior Xcellence, Drive Select, barras techo cromadas, asiento del conductor con reglajes eléctricos, Light Assist, Sensor de lluvia, toma de 230V + Tomas 12V, detector de fatiga, faros bi-xenon, puertas laterales correderas y portón trasero de accionamiento eléctrico, Full Link, Android Auto + Apple CarPlay, Keyless Entry, asistente salida involuntaria de carril, frenado automático emergencia, detección de peatones, hasta 9 airbags, sistema frenado post colisión o detector de señales de tráfico entre muchos otros.

Sin duda, el Alhambra nos ha dejado muy buenas sensaciones a la hora de poder hacer un viaje a bordo de un monovolumen que, para nosotros, tan solo precisaría de la misma actualización tecnológica a la que SEAT ha dotado a toda su gama para dejar un vehículo, polivalente, de gran capacidad y a una gran viajero con el que puedes disfrutar en familia de cualquier aventura.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • SEAT España
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here