Compartir

Señores y señoas, estamos ante uno de los mejores compactos deportivos del momento capaz de plantar cara a germanos de su misma estirpe. Este SEAT Leon Cupra 300, es una máquina capaz de sonrojar a deportivos de la talla del Audi RS3 o al BMW M140i, aunque para entener este razonamiento, lo mejor es probarlo.

A simple vista, parece un simple Leon FR, pero gracias al Performance Pack, cuyo coste de 3.066€ vale mucho la pena desembolsar, nos deja un equipamiento ideal para empezar a ver que este coche no es solo un Leon. Así pues, dentro de este pack, encontramos las llantas de 19” denominadas 30/3 Black calzadas con unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 235/35 ZR19, unas pinzas de freno Brembo de cuatro pistones y unos discos de 370 mm perforados, ventilados y rayados.

A finales del 2016, la marca llevó a cabo un restyling de este modelo, que presento algunas novedades de tipo estético, pero en el caso de las versiones Cupra, este cambio de imagen se llevó a cabo unos meses después, por una simple razón, la de mejorar considerablemente su propulsor, para dotarlo de 300 cv y un par motor de 380 Nm.

Tanto en la parrilla delantera, como en la parte trasera, tenemos dos logos que nos advierten de la versión ante la que estamos, a la vez que lo delatan las dos salidas de escape ovaladas que encontramos en el difusor. Con esto, queremos decir que estamos ante la versión más prestacional del SEAT Leon, pero no por ello encontramos un modelo de estética atlética ni enfundada en innecesarios elementos aerodinámicos.

El León CUPRA se ofrece en hasta 5 versiones para su configuración; dos para la versión convencional, que monta el mismo motor 2.0 de 300cv, con la variante de cambio manual o cambio DSG de 6 velocidades, y de tres versiones para la carrocería ST, donde además de poder escoger el cambio, existe una variante con la tracción integral 4Drive, asociada únicamente al cambio DSG.

Sus medidas son las de un hothatch compacto, que cuenta con 4,2 metros de largo, y una anchura de 1,8 metros, lo que se traduce en una carrocería que puede albergar hasta cuatro ocupantes y disfrutar de un maletero con una capacidad de 380 litros, fácilmente ampliables hasta los 1.210 litros.

El salto cualitativo y cuantitativo que esta nueva serie del Leon ha dado, salta a simple vista. Hay elementos que ya estaban presentes en su anterior generación, como el control de crucero adaptativo ACC o el front assist, pero ahora, encontramos un equipamiento mucho más generoso, tanto con los elementos que vienen de serie como en los opcionales. Para el exterior, por ejemplo, encontramos las nuevas ópticas full led, así como los intermitentes integrados en la luz diurna que también en LED, y para el interior, empezando por el sistema Kessy de apertura y arranque del motor, como por el freno de malo eléctrico, el cargador por inducción para el móvil o la nueva pantalla táctil de 8” con conexión total para smartphone a través de Android o Apple Car Play.

De igual manera, vemos un elenco de sistemas de asistencia a la conducción, como las cámaras de 360º, el asistente de frenada para ciudad con protección e peatones, el asistenete de llamada de emergencia, el reconocimiento de señales de tráfico que ahora mucho más preciso o el asistente de atascos que únicamente está disponible para las versiones con cambio DSG.

Al abrir la puerta, el Leon CUPRA ya rezuma deportividad. Diversos logos nos recuerdan constantemente ante la versión que nos encontramos, que, para este caso, de serie equipa unos asientos deportivos tapizados en cuero perforado y alcántara, con unos detalles en fibra de carbono que se repiten en los laterales. Opcionalmente se pueden escoger unos asientos tipo backet tapizados en alcántara que sujetan el cuerpo a la perfección, aunque los probados ahora nada tienen que envidiar, ya que no solo sujetan, sino que además on muy cómodos y es fácil encontrar una buena postura de conducción.

Tras el volante deportivo multifunción, encontramos un cuadro con dos grandes esferas, separadas por una pantalla digital que nos ofrece la información del ordenador a de abordo, a la vez que sirve de apoyo para mostrar algunos de los datos del sistema de infoentretenimiento.

El resto del habitáculo ofrece materiales que son bastante agradables tanto al taco como a la vista, sobre todo en lo que se refiere a la parte más visible del salpicadero, que están recubierto por un compuesto blando de color mate que proporciona buenas sensaciones, al igual que el tapizado en alcántara en los laterales de las puertas.

El alma que anima al CUPRA, que le da vida, es un motor 2.0 TSI que rinde 300 cv y un par máximo de 380 Nm disponibles entre las 1.800 y las 5.500 rpm, y puede estar asociado a una caja de cambios manual o DSG de 6 velocidades. En el caso de nuestra unidad de prensa, el cambio era el manual, ofreciendo unos recorridos cortos y efectivos.

Este motor, es muy elástico, sube de vueltas con gran facilidad, no es perezoso y proporciona una patada increíble cuando alcanza su máxima potencia, por encima de las 6.000 rpm. La pena, es que el sonido no acompañe, ya que la doble salida de escape deja entrever un sonido bronco, pero que enseguida se mitiga.

Las prestaciones del Leon Cupra, están dentro del orden que merecen y siguiendo los estándares de sus competidores más directos. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y es capaz de lanzarse hasta los 250 km/h.

Con el CUPRA Drive Profile, podemos escoger entre 5 modos de conducción (Confort, Sport, Eco, Individual y CUPRA), optimizados cada uno de ellos en función de la intención que tengamos a la hora de conducir, siendo, claro está el modo CUPRA el más idóneo para conducción deportiva. Si a esto le sumamos que el control de estabilidad dispone de tres niveles, imaginaros lo que se puede llegar a hacer con este coche un circuito, sin ningún tipo de ayuda.

Hay diversos elementos que son clave en este deportivo, entre ellos su ligereza, ya que en la bácula arroja un peso de 1.359 kg. Además de esto, encontramos por parte de la marca una puesta a punto del chasis, que unida a un sistema de amortiguación capaz de sostener al CUPRA ante cualquier situación, que además para su uso diario no es incómodo. La dirección de asistencia progresiva, que forma parte del equipamiento de serie, es otro de los elementos imprescindibles para para sacar lo mejor de este coche, sobre todo en lo que conducción deportiva se refiere, ya que, con el modo Sport activado, gana en dureza, pero sigue transmitiendo mucho al volante. Es muy fácil hacer giros perfectos con ella, a la vez que es de fácil uso para la ciudad, sin llegar en ningún momento a ser pesada.

El diferencial VAQ de tipo Haldex otro de los indispensables se caracteriza por que su actuación es hidráulica pero su gestión es electrónica, lo que se traduce en que su funcionamiento no es tan pasivo como otros sistemas que recurren a los sensores del ESP encargados de frenar la rueda interior de la curva y enviar más par a la exterior. Este sistema, en milisegundos analiza el agarre de cada uno de los cuatro neumáticos, por lo que los discos del embrague Haldex se abren o cierran enviando hasta un 100% del par disponible a la rueda que lo precise. Además, su funcionamiento está perfectamente coordinado con el resto de ayudas electrónicas, trabajando en aceleración y en retención, lo que facilita la salida de las curvas y elimina el subviraje garantizando una motricidad en cualquier circunstancia.

Y, por último, en el apartado frenos, hay que destacar que el equipo BREMBO que monta nuestro coche, son el mejor aliado para sacar lo mejor de sus 300 cv en carreras de montaña, donde las frenadas son continuas. Otro de los elementos clave, son los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, eso sí, en seco, ya que, con el firme húmedo, te pueden complicar la existencia.

Pero no todo es deportividad en este coche, para nada. También tiene su lado más pacífico, así que con el modo Confort activado, podemos ir cómodamente a 120 km/h en autopista, viendo un consumo de entre 6 y 7 litros en el ordenador de a bordo, muy cercanos a los 6,7 litros que la marca homologa de media, a los que os aseguramos que como toques una carretera de curvas no te asomas a esa cifra ni por casualidad. Aunque, claro está, hay cosas en las que uno, con un coche como este, no tiene que escatimar, y la gasolina es una de ellas.

Por nuestra redacción ha pasado el Audi S3, el Audi RS3, el Volkswagen Golf R, el Golf GTI Clubsport o el Mercedes AMG 45, y os puedo asegurar que, salvo por la última prueba que hemos llevado a cabo con el Volkswagen Golf Variant R, la sensación que ofrece el CUPRA de agilidad, así como de velocidad en paso por curva, pocos compactos la pueden ofrecer.

¿Es el SEAT León CUPRA una opcional racional para quien busque un GTI de los de ahora? Por supuesto que sí. No solo el precio, acompaña este razonamiento, pues partiendo de 31.610€, tendríamos que hilar muy fino para encontrar otro coche, que, por diseño, equipamiento, y sobre todo por comportamiento dinámico se acercara a este Leon. Personalmente, me quedaría con la opción ST, con tracción integral y cambio DSG, ya que soy un eterno enamorado de las carrocerías familiares, no por cuestión de espacio, sino por el comportamiento que ofrecen en carretera. Pero sin duda alguna, este coche ocuparía una plaza en el garaje ideal de Luxury News Motor.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • SEAT España
  • Fotografías de Cristobal Arjona