Compartir

El BMW X2 llegó al mercado en 2017, siendo la alternativa juvenil del superventas de la marca, el BMW X1, con el que comparte plataforma, pero no diseño, pues el X2 se sitúa como una alternativa más deportiva y atrevida, algo que su imagen se ha encargado de ensalzar, además de ser el precursor de un aire fresco en el diseño de los actuales modelos de la gama.

El lema que escogió la marca para la presentación de este coche fue, “atrévete con todo”, y cierto es que le viene como anillo al dedo, dado que este BMW X2 no es solo un X más dentro de la gama BMW, sino que cumple con la misma función que un hatchback a la vez que ofrece la versatilidad de un SUV.

Su diseño no pasa desapercibido, y es el de un coche deportivo, que respira el ADN de la marca por los cuatro costados. La configuración de nuestra unidad de pruebas en color Misano Blue Metalizado, con el paquete M Sport y las llantas M de 19”, se acerca mucho a la versión X2 M35i que hace unos meses pasó también por nuestra redacción.

En el frontal, vemos la parrilla típica de la marca, con la forma de doble riñón, aunque ahora está invertida. Los nuevos faros LED son ahora un tanto más alargados, lo que otorga que el X2 tenga una mirada de tono desafiante. El parachoques por su parte remarca la anchura del coche, a la vez que resaltan más si caben las poderosas tomas de aire del faldón delantero.

En la vista lateral destacan las llantas de 19” calzadas con neumáticos en medidas 235/45/19 para ambos ejes, así como los logos de BMW situados en el pilar C, que evocan a los BMW de los años 60 y 70, donde modelos como el BMW 200 CS o el BMW 3.0 CSL, coupés deportivos de entonces, marcaron su estilo propio en la época e hicieron gala de este signo tan llamativo. Otro de los sellos de identidad del X2, podemos verlo en la denominada y famosa curva Hofmeister, que desde el año 1.950, lleva siendo otra de las señas de identidad propias de la marca y que fue vista por primera vez en el BMW 1500, siendo uno de los elementos claves en la vista lateral del coche.

La zaga, ha sido concebida en lo que podría tildarse como un laborioso ejercicio de diseño, en el que destacan los pilotos de forma tridimensional con tecnología LED, así como el paragolpes en el que encontramos dos salidas de escape, así como el pequeño alerón que culmina el final del techo.

El BMW X2 utiliza la plataforma UKL1, la misma empleada para el ensamblaje del del BMW X1 o el MINI Countryman, o lo que es lo mismo, la plataforma que BMW utiliza para aquellos vehículos con motor delantero en configuración transversal y tracción delantera, como sería el caso también el Serie 2 Active Tourer.

Sus medidas son propias, ya que, es 7 cm más corto que el X1, pasando a tener una longitud de 4,36 metros, una altura de 1,53 (8 cm menos), y un maletero con una cabida para 470 litros, lo que equivale a 35 litros menos que en un X1 en condiciones normales. Esta capacidad puede verse ampliada hasta unos generosos 1.355 litros, abatiendo los asientos traseros, asientos que se encuentran homologados para albergar 3 plazas.

El habitáculo acompaña en diseño al exterior, además de ofrecer a primera vista un ambiente premium, algo al que la marca nos tiene acostumbrados. En primer lugar, los asientos deportivos M Sport de esta versión (opcionales), ofrecen el mismo agarre que unos backets, y aunque su reglaje es manual fácil es encontrar una postura de conducción en ellos.

El volante deportivo de 3 radios tiene un tamaño y grosor perfecto, que deja ver un cuadro de mandos con agujas, y esperemos que esto siga así durante al menos un tiempo, antes de dar paso a uno digital, pues estos cuadros son un herencia de la esencia de los BMW M de antaño. Incorpora las levas para el manejo de forma secuencial del cambio.

La posición de conducción se encuentra reducida en 20mm con respecto a la de un X1, lo que nos permite incluso ver justo por encima del salpicadero y hasta el final del morro del coche, siendo más bien parecida la de un Serie 1, más que a la de un SUV, lo que enfatiza más si cabe su lado más deportivo.

El salpicadero, está ligeramente orientado hacia el conductor, lo que premia la ergonomía a la hora de utilizar todos los mandos así como el uso de la pantalla de la consola central táctil de 10,2”, que presenta la última generación del sistema BMW Connected Drive, así como de la aplicación BMW Connected, que permite la conexión con nuestros smartphones a través de Apple Car Play.

En lo que a equipamiento se refiere, nuestra unidad de pruebas estaba equipada de serie con llantas de 18”, climatizador, sistema multimedia de 8”, sensor de lluvia y luces, selector de modos de conducción o las luces diurnas LED, entre otros elementos, siendo estos los más destacados, aunque como buen BMW, es posible personalizarlos hasta límites insospechados, encontrando elementos en la larga lista de opcionales como el Head-Up Display, sistema de sonido Harman Kardon, la pantalla táctil de 10,2”, el techo panorámico, control de crucero adaptativo, lector de señales de tráfico, aviso de colisión con detección de peatones o el asistente de conducción en atascos entre otros elementos.

El BMW X2 tiene un precio de salida de 34.750€ para la versión X2 sDrive 16d,  y de 44.870€ para la versión que ocupa nuestra prueba, a la que una vez añadido el equipamiento opcional antes mencionado se incremente la factura hasta unos generosos 58.900€.

Una de las novedades más significativas que encontramos en el X2 a la hora de configurarlo, son los diferentes niveles de acabado, ya que dispone de seis opciones de configuración a escoger entre Básico, Advantage, Impulse, M Sport , M Sport X o el Edition M Mesh, siendo esta última una novedad en la que incorpora elementos exclusivos para darle a todo el conjunto un aspecto todavía más llamativo.

Bajo el capó delantero de nuestro BMW X2 encontramos un propulsor de 2.0 litros diésel que ofrece una potencia de 190CV y rinde 400 Nm de par máximo entre las 1.750 y 2.500 rpm. Acelera de 0-100 km/h en 7,7 segundos mientras que es capaz de lanzarse hasta los 221 km/h. Estamos frente a uno de los motores de 4 cilindros más efectivos que podemos encontrar, por su entrega de potencia, elasticidad pero también por eficiencia y consumo. La marca ha conseguido homologar unos discretos 5,6 litros a los 100 kilómetros, cifra que en autopista a velocidad de crucero es muy fácil de conseguir.

La perfecta asociación de este bloque motor con el cambio automático deportivo de convertidor de par de 8 relaciones es todo un acierto, pues permite sacar lo mejor del conjunto ante cualquier situación. Para transmitir la potencia a ambos ejes, encontramos el efectivo sistema de tracción integral de BMW xDrive. Su capacidad de repartir la fuerza motriz en función de la tracción gracias a un conjunto de embragues que mantiene un reparto del 40% en las ruedas delanteras y el 60% en las posteriores, con la opción de variar hasta el 100% en función de la tracción captada por los sensores, hacen que sacar el lado deportivo del X2 sea muy fácil, además de gobernable.

El comportamiento dinámico de este coche es sublime, gracias también a todos los elementos que constituyen el Pack M Sport, como la dirección deportiva o la suspensión  M Sport, que funciona al unísono con el selector de modos de conducción. Gracias a esto, este SUV se mueve con mucha soltura, no solo en las carreteras reviradas, donde te hará sentir el placer de casi pilotarlo, sino también en carreteras, donde demuestra que BMW construye coches para disfrutar de la esencia de conducción gracias al confort que ofrecen cada uno de sus modelos, así como en ciudad, donde se mueve con mucha soltura entre el tráfico urbano.

El BMW X2 es un coche diferente, un coche que marca tu estilo de vida y un estilo propio, pues su diseño y apariencia te lleva a diferenciarte de todo lo mundano. Si además, encontramos en este empaque el ADN que la marca deja en todos sus deportivos, la suma de ambas cosas hacen que este coche sea un imprescindible para aquellos que busquen, un SUV diferente, pero con carácter.

Escrito por, Ian Perakis

Agradecimientos

  • BMW España
  • Fotografías: Ian Perakis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here