Compartir

El proyecto “MINI for the Oceans” está logrando resultados mejores de los esperados, al haber extraído y reciclado hasta la fecha 2.000 kg de plásticos del Mediterráneo.

A pesar de los grandes avances, aún queda camino por recorrer. Y es que, bajo la premisa de eliminar 1 kg de residuos y desechos plásticos en el Mar Mediterráneo por cada compra de un MINI, El objetivo es retirar 10.000 kg de plástico del fondo del mar.

Gran parte del éxito de este proyecto ha sido gracias al apoyo de Manu San Feliz y Daniel Illescas, ambos embajadores de MINI y grandes comprometidos con las causas medioambientales, que no han dudado en apoyar el proyecto de Gravity Wave sumándose a las recogidas submarinas de plásticos y redes de pesca en el Puerto de Calpe.

Como indica la economía circular, se busca hacer un correcto uso de los materiales reciclados, y es que el objetivo final es transformar todos esos desechos plásticos en material urbano que será cedido, posteriormente, a los diversos ayuntamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here