Compartir

Con el Audi e-tron, el fabricante premium entró en la era de la electromovilidad en 2018, marcando el inicio del futuro eléctrico para la firma de los cuatro aros. El nuevo Audi Q8 e-tron se basa en la historia de éxito de este vehículo pionero, que desde su lanzamiento ha establecido los estándares en el segmento de los SUV eléctricos en la clase de lujo. El Q8 e-tron impresiona con una conducción optimizada, su aerodinámica mejorada, una mayor potencia de carga y una batería con más capacidad, lo que permite homologar una autonomía -según el ciclo WLTP- de hasta 575 km para el SUV, y de hasta 595 km en la versión Sportback. Los cambios de diseño, especialmente significativos en la parte delantera, otorgan al nuevo modelo una apariencia más moderna y refinada.

Desde el lanzamiento al mercado del Audi e-tron hace cuatro años, Audi ha seguido una hoja de ruta sistemática en su estrategia de electrificación. A partir de 2026 la marca de los cuatro aros únicamente lanzará al mercado modelos nuevos con propulsión totalmente eléctrica.

“Con nuestra estrategia corporativa ‘Vorsprung 2030’, hemos decidido establecer una fecha para poner fin a la era de los motores de combustión; Audi pasará a ser una marca totalmente eléctrica dentro de 11 años”, declara Markus Duesmann, CEO de AUDI AG. “El nuevo Audi Q8 etron, con su eficiencia y autonomía mejoradas y su refinado diseño, es otro integrante importante de nuestra gama para entusiasmar a los usuarios con la electromovilidad, ofreciendo vehículos emocionales y, al mismo tiempo, adecuados para el uso diario”, explica Oliver Hoffmann, Director de Desarrollo Técnico de AUDI AG, que también se centra en las mejoras del nuevo modelo: “En el nuevo Q8 e-tron hemos aumentado de forma significativa la capacidad de la batería y la potencia de carga, lo que nos ha permitido lograr un equilibrio óptimo entre densidad de energía y capacidad de carga, garantizando una mayor eficiencia”. Hoffmann añade: “Además, optimizamos los motores, la dirección progresiva y los sistemas de control del chasis. Y con ello mejoramos las características dinámicas que son típicas de Audi en todas las versiones del Q8 e-tron”.

Audi ofrece el nuevo Q8 e-tron en dos versiones de carrocería: el clásico SUV y el Sportback, que combina la habitabilidad de un SUV con la elegante silueta de un coupé. Con una longitud de 4,915 metros, una anchura de 1,937 metros y una altura de 1,619 metros para el Sportback (1,633 metros en el caso del SUV), el Q8 e-tron ofrece una gran habitabilidad y el máximo confort. Por su parte, la carrocería de los SQ8 e-tron y SQ8 Sportback e-tron, las variantes más deportivas, es dos milímetros más baja y 39 milímetros más ancha.

La distancia entre ejes, de 2,928 metros, también permite un gran espacio para las piernas en las plazas traseras. La capacidad del maletero alcanza los 569 litros para el SUV y 529 litros en el Sportback; ambos cuentan con un espacio de almacenamiento adicional de 62 litros bajo el capó delantero.

Nuevo diseño, nueva denominación, nueva identidad corporativa

Adoptar la denominación Q8, que posiciona al modelo en lo más alto según la nomenclatura de Audi, es toda una declaración de intenciones, situando a los nuevos Audi Q8 e-tron y Q8 Sportback e-tron como los modelos superiores entre los SUV y los crossover eléctricos. Identificables a primera vista como modelos de propulsión totalmente eléctrica gracias al nuevo diseño de la carrocería tanto en el frontal como en la zaga, el Audi Q8 e-tron y el Q8 Sportback etron inauguran la nueva identidad corporativa de la marca, con un diseño bidimensional de los cuatro aros. También es nueva la grafía utilizada en la inscripción del nombre del modelo, situada en el pilar B. Para que el nuevo logo tenga mayor protagonismo en el frontal, Audi ofrece opcionalmente a partir de ahora una parrilla Singleframe luminosa que resalta los cuatro aros.

Tres variantes del sistema de propulsión

Para ambas carrocerías se puede elegir entre tres variantes de propulsión con tracción total eléctrica. El Audi Q8 50 e-tron cuenta con un motor en el eje delantero y otro en el trasero que generan una potencia de sistema de 250 kW en modo boost, y un par máximo de 664 Nm. La autonomía WLTP es de hasta 486 km para el SUV; y de hasta 501 km en el Sportback.

También con dos motores, la potencia en el Audi Q8 55 e-tron alcanza 300 kW, con 664 Nm de par máximo. La autonomía WLTP en este caso es de hasta 575 km para el SUV, y de hasta 595 km para el Sportback. La velocidad máxima en el Q8 50 e-tron y el Q8 55 e-tron está limitada a 200 km/h.

Las versiones tope de gama son el Audi SQ8 e-tron y el SQ8 Sportback e-tron, propulsadas por tres motores que ofrecen una potencia de sistema de 370 kW y un par máximo de 973 Nm. La autonomía en los modelos S es de hasta 465 km para el SUV y de hasta 483 km en el Sportback. La velocidad máxima está limitada en estas versiones a 210 km/h.

Más capacidad para la batería y mayor rendimiento de carga

La batería del Q8 50 e-tron tiene una capacidad de almacenamiento neta de 89 kWh (95 kWh brutos), mientras que para el Q8 55 e-tron y el SQ8 e-tron la capacidad neta es de 106 kWh (114 kWh brutos). Gracias a una optimización del sistema de gestión de la batería, la capacidad utilizable de la misma también ha aumentado.

En una estación de carga de alta potencia, el Audi Q8 50 e-tron alcanza una potencia máxima de carga de 150 kW; en los Q8 55 e-tron y SQ8 e-tron aumenta hasta los 170 kW. Esto permite cargar la batería del 10 al 80 por ciento de su capacidad en aproximadamente 31 minutos. En 10 minutos, utilizando carga rápida de alta potencia, el Q8 e-tron y el Q8 55 e-tron pueden recargar la energía necesaria para recorrer 123 km (104 km en el SQ8 e-tron). Además, el Audi Q8 e-tron se caracteriza por una curva de recarga única en su categoría, lo que le permite mantener una alta potencia de carga durante más tiempo y, por lo tanto, recargar la batería de una forma rápida. Esto hace que el Q8 e-tron sea adecuado para viajes de larga distancia.

En una estación de carga con corriente alterna o en un wallbox, el Audi Q8 e-tron puede recargarse con una potencia de hasta 11 kW. De forma opcional, Audi ofrece un cargador de corriente alterna de 22 kW. En condiciones ideales, utilizando corriente alterna y una potencia de carga de 11 kW, la batería del Audi Q8 50 e-tron puede recargarse por completo en unas 9 horas y 15 minutos (22 kW: unas 4 horas y 45 minutos); en los Audi Q8 e-tron con la batería de mayor capacidad, el tiempo necesario para una carga completa es de unas 11 horas y 30 minutos (22 kW: 6 horas).

Todas las versiones del Audi Q8 e-tron incorporan de serie la función Plug & Charge, que permite la autentificación automática del vehículo en las estaciones de recarga compatibles y su activación con tan solo conectar el cable de carga, realizándose la facturación de forma automática.

El nuevo servicio de carga Audi charging, que se lanzará en 2023 y sustituirá al actual Audi etron charging Service, permitirá un cómodo acceso a unos 400.000 puntos de carga públicos en 27 países europeos a partir de enero de 2023; el servicio se ampliará a un total de 29 países, para mediados de 2023. El planificador de rutas Audi e-tron route planner ofrece una ayuda fiable a la hora de buscar puntos de recarga a lo largo del trayecto. Para un cálculo más preciso de la autonomía, además del consumo medio memorizado, el algoritmo tiene en cuenta datos adicionales procedentes del planificador de rutas como la climatología, la situación del tráfico y la topografía, al tiempo que da preferencia a las estaciones de carga de alta potencia (HPC) para minimizar los tiempos de recarga.

Motores traseros optimizados

El nuevo Audi Q8 e-tron está equipado con motores eléctricos en ambos ejes que funcionan según el principio de las máquinas asíncronas. El flujo de corriente en el devanado del estátor crea un campo magnético alrededor del eje del rotor, provocando su movimiento. Una gran ventaja de este modo de funcionamiento es que si no hay flujo de corriente, los motores no producen pérdidas por arrastre, lo que mejora la eficiencia. Para el nuevo Audi Q8 e-tron se ha mejorado el concepto de motor asíncrono utilizado en el eje trasero, que aumenta de 12 a 14 el número de bobinas que generan el campo electromagnético. De este modo el motor produce un campo magnético más intenso con una entrada de electricidad similar, lo que a su vez garantiza un par más elevado. Puesto que el motor eléctrico necesita menos electricidad para generar par, esto se traduce en una disminución del consumo y un aumento de la autonomía.

Vectorización eléctrica de par para un mayor dinamismo

Con los modelos S de la gama e-tron, Audi fue pionera al implementar un sistema de propulsión eléctrico con tres motores en un vehículo producido a gran escala. Este concepto se ha perfeccionado para el nuevo SQ8 e-tron, que cuenta con un motor eléctrico delantero de 124 kW y dos motores eléctricos de 98 kW cada uno que impulsan por separado las ruedas traseras, lo que permite alcanzar una potencia total de sistema de 370 kW y otorga al SUV de casi cinco metros de longitud la capacidad de aceleración de un deportivo. Además de la aceleración, el concepto de tracción muestra sus puntos fuertes en carreteras muy sinuosas: los dos motores eléctricos traseros pueden distribuir el par de forma variable en las ruedas de este eje en una fracción de segundo, proporcionando un alto grado de agilidad, mejorando la maniobrabilidad y optimizando la tracción incluso en carreteras con baja adherencia.

Equilibrio ideal entre confort y deportividad

El nuevo Audi Q8 e-tron está equipado de serie con una suspensión neumática con amortiguadores controlados electrónicamente. La altura libre al suelo puede variar en un total de 76 milímetros, en función de la situación de conducción. La suspensión se ha ajustado para optimizar la dinámica lateral del vehículo; además, el control de estabilización electrónico (ESC) permite una mayor maniobrabilidad, especialmente en curvas cerradas, en las que el Audi Q8 etron muestra una mayor agilidad gracias a su dirección progresiva optimizada.

La relación de desmultiplicación se ha modificado para que la respuesta de la dirección sea más directa incluso con movimientos pequeños del volante, por lo que el conductor dispone de un control aún más ágil para maniobrar sin esfuerzo y con precisión en carreteras de curvas. El efecto de esta relación de dirección tan precisa se ve potenciado por unos cojinetes más rígidos en el eje delantero, que transmiten los movimientos del volante a las ruedas de forma más directa, mejorando al mismo tiempo la precisión de la dirección.

Todos los sistemas de control del chasis reciben nuevos ajustes, pero siguen estando equilibrados y perfectamente sincronizados para ofrecer un comportamiento dinámico fiel al ADN de Audi. “Un Audi debe transmitir que es un Audi al conducirlo a través de unas características consistentes y específicas, que ofrezcan al cliente una experiencia de conducción inconfundible”, afirma Oliver Hoffmann, Director de Desarrollo Técnico. El resultado es un SUV de lujo que impresiona por su silencio y su confort tanto en ciudad como en los trayectos de corta y larga distancia, y por su dinamismo y deportividad en carreteras de montaña.

Aerodinámica optimizada

Vencer la resistencia aerodinámica es una de las principales fricciones que tienen que superar los coches, especialmente cuando se desplazan a altas velocidades. Esto resulta particularmente importante en el caso de los vehículos eléctricos, al influir en el consumo y la autonomía. Por ello, la aerodinámica fue una prioridad absoluta durante el desarrollo del Audi Q8 e-tron. El resultado ha sido una disminución del coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,26 a 0,24 para el Q8 Sportback e-tron; y de 0,28 a 0,27 para el Q8 e-tron. Los alerones montados en los bajos de la carrocería ayudan a conducir el flujo de aire alrededor de las ruedas. También se ha ampliado el tamaño de los spoilers del eje delantero, y el Q8 Sportback e-tron ahora dispone de alerones en el eje trasero (el SQ8 Sportback e-tron únicamente lleva alerones en el eje trasero). En la zona de la parrilla frontal Audi recurre por primera vez a un dispositivo de autosellado, además de contar con un sistema de lamas eléctricas que cierran automáticamente la entrada de aire hacia el radiador, optimizando aún más el flujo de aire y evitando pérdidas no deseadas.

Asistente de aparcamiento remoto Audi remote park assist plus

El Audi Q8 e-tron dispone de unos 40 sistemas de asistencia al conductor. Hasta cinco sensores de radar, cinco cámaras y doce sensores de ultrasonidos proporcionan información del entorno, que es analizada por la unidad central de control. Una novedad es el Audi remote park assist plus, que estará disponible a lo largo de 2023. Con su ayuda es posible aparcar el Audi Q8 e-tron incluso en las plazas más estrechas. El usuario puede controlar la maniobra de aparcamiento a través de la aplicación myAudi desde su smartphone. Cuando el vehículo alcanza su posición definitiva en la plaza de aparcamiento, se apaga automáticamente, acciona el freno de estacionamiento y bloquea las puertas. Para salir de la plaza, el motor se enciende a través de la aplicación myAudi, y el vehículo maniobra lo suficiente hasta permitir un cómodo acceso al habitáculo.

Faros Digital Matrix LED
Como parte del equipamiento opcional, Audi ofrece para el nuevo Q8 e-tron los faros Digital Matrix LED que permiten controlar el haz de luz con gran precisión, implementando una serie de nuevas funciones. Mientras se circula por autopista, la luz de orientación marca la posición del coche en el carril y ayuda a conducir de forma segura manteniéndose centrado en carreteras estrechas. También están disponibles otras tres nuevas funciones: la información de tráfico ampliada, la luz de carril con indicador de dirección y la luz de orientación en carreteras secundarias. Los faros Digital Matrix LED incorporan la tecnología DMD (dispositivo digital de microespejos), utilizada originalmente en los proyectores de vídeo. Su núcleo es un pequeño chip que contiene aproximadamente 1,3 millones de microespejos cuyos bordes apenas miden unas centésimas de milímetro.

Lujo interior

El equipamiento de confort del Audi Q8 e-tron es el característico de los modelos de la clase de lujo de la marca. El opcional del techo panorámico de cristal dividido en dos partes hace que el interior del Audi Q8 e-tron sea más luminoso y refuerza la sensación de amplitud. Su accionamiento es eléctrico, y la cortinilla opaca de protección se controla con la misma comodidad. Cuando el techo está abierto mejora la climatización del habitáculo, y un deflector integrado reduce el ruido del viento.

Como alternativa al climatizador bizona de serie, Audi ofrece un climatizador de cuatro zonas y el paquete air quality, que cuenta con un ionizador y un sistema de fragancias ajustable, garantizando una calidad del aire de primera clase en el habitáculo. Los tres niveles de ventilación de los asientos permiten disfrutar de un elevado confort incluso con altas temperaturas exteriores. Entre las opciones disponibles para el interior destacan los asientos con contorno individual ajustable, que también pueden contar con función de masaje, en la que diez cojines neumáticos relajan la espalda del ocupante en base a siete programas seleccionables con tres intensidades, lo que resulta especialmente confortable en viajes largos.

Todas las versiones de equipamiento incluyen inserciones decorativas en aluminio de serie. Entre las novedades de la gama se encuentran las inserciones en un tejido técnico sostenible fabricado a partir de botellas PET recicladas, además el paquete de costuras de contraste Audi Sport en rojo, que aporta acentos de alta gama a los asientos deportivos, el volante, la almohadilla para la zona de las rodillas en la consola central y los reposabrazos de las puertas. Los cinturones de seguridad ribeteados en rojo son otro elemento destacado del interior, que se completa con el pedalier en acero inoxidable, de serie en la línea S line.

Pantallas de alta resolución y control por voz

Como todos los modelos de la clase de lujo de Audi, el Q8 e-tron utiliza el sistema operativo MMI touch response. Sus dos grandes pantallas de alta resolución, la superior con una diagonal de 25,6 centímetros (10,1 pulgadas) y la inferior con 21,8 centímetros (8,6 pulgadas), sustituyen a casi todos los interruptores y mandos convencionales. El manejo se realiza de forma rápida y segura: cuando el conductor activa una función con el dedo, el sistema emite una confirmación háptica y acústica. Además del manejo a través de las dos pantallas táctiles, muchas funciones pueden activarse mediante el control por voz con reconocimiento de lenguaje natural.

El concepto de visualización y manejo digital del Audi Q8 e-tron se completa con el Audi virtual cockpit con resolución full HD. Sus gráficos específicos muestran la información importante relativa a la conducción eléctrica, desde el rendimiento de la recarga hasta la autonomía. Opcionalmente se puede instalar el sistema head-up display, que proyecta directamente los datos de la instrumentación en el parabrisas.

En el mercado español , el Audi Q8 e-tron equipará de serie el MMI Navegación plus. Su centro multimedia es compatible con el estándar de transmisión de datos de alta velocidad LTE Advanced, y cuenta con un punto de acceso Wi-Fi integrado que permite la conexión de los dispositivos móviles de los pasajeros. El sistema de navegación recomienda destinos de forma inteligente en función de las rutas recorridas con anterioridad. Además, el paquete de navegación e infotainment Audi connect incluye los servicios car-to-X, que permite al Q8 e-tron beneficiarse de las ventajas de la conexión inteligente de la flota de vehículos Audi.

Materiales procedentes de procesos de reciclaje

El Audi Q8 e-tron está certificado como neutro en carbono1 para los clientes de Europa y Estados Unidos. A partir de 2025, todas las fábricas de Audi operarán con cero emisiones netas1. Bruselas ya logró esta distinción en 2018, mientras que Györ y Böllinger Höfe lo hicieron en 2020. Además, Audi también utiliza materiales reciclados para algunos componentes del Q8 etron, lo que permite reducir los recursos y garantiza un ciclo cerrado, eficiente y sostenible. En el interior se utilizan materiales reciclados para el aislamiento, así como en la moqueta.

Las inserciones decorativas situadas por encima de la pantalla están disponibles en un nuevo material técnico de color antracita que está fabricado parcialmente con botellas de PET recicladas. La tapicería de los asientos deportivos en el acabado S line combina cuero sintético y la microfibra Dinamica, compuesta de hasta un 45% de fibras de poliéster que se fabrican a partir de botellas de PET recicladas, materiales textiles recuperados y residuos de fibras; su aspecto y tacto siguen siendo similares a los que ofrece el ante. A diferencia de las utilizadas anteriormente, en la producción de la microfibra Dinamica tampoco se utilizan disolventes, lo que supone una contribución adicional a la protección del medio ambiente.

Además, se utilizan por primera vez en la producción en serie del Audi Q8 e-tron algunos componentes relacionados con la seguridad que están fabricados parcialmente con residuos plásticos mixtos de automoción tratados con un proceso de reciclaje químico, como son las cubiertas de las hebillas de los cinturones de seguridad. Como parte del proyecto PlasticLoop, Audi ha trabajado con el fabricante de plásticos LyondellBasell para establecer este innovador proceso que recurre por primera vez al reciclaje químico para reutilizar residuos plásticos mixtos de automoción. Para este proceso los componentes de plástico de los vehículos que ya no pueden repararse se desmontan y se separan de otros elementos como clips metálicos, antes de ser triturados y transformados en aceite de pirólisis mediante el reciclaje químico. Este aceite se utiliza posteriormente como materia prima para la fabricación de nuevos plásticos, siguiendo un enfoque de equilibrio de masas2. El granulado de plástico obtenido se utiliza para la producción de las cubiertas de los cinturones de seguridad del Q8 e-tron. De este modo, Audi y su socio en el proyecto han conseguido reciclar otro flujo de material, que hoy en día sólo es apto para la recuperación de energía. Esto permite a Audi utilizar materias primas fósiles durante más tiempo y, en consecuencia, reducir la compra de materias primas adicionales para la producción del Q8 e-tron. Los componentes fabricados con aceite de pirólisis tienen la misma calidad y propiedades técnicas que los materiales vírgenes. Por ello, el reciclaje químico representa una alternativa viable a la recuperación de energía y complementa los esfuerzos de reciclaje
mecánico de Audi.

Lanzamiento al mercado, equipamiento y precios del nuevo Audi Q8 e-tron

El lanzamiento al mercado de los nuevos Audi Q8 e-tron y Audi Q8 Sportback e-tron está previsto para finales de febrero en los mercados europeos más importantes, mientras que a Estados Unidos llegará a finales de abril. La versión de entrada para el mercado español es la edición Advanced, con un precio de 84.610 euros en el caso del Q8 e-tron 50; y de 94.610 euros para el Q8 e-tron 55. Las versiones Sportback tienen un sobreprecio de 2.500 euros a igualdad de motorización y equipamiento con respecto a la carrocería SUV.

La edición Advanced cuenta con una completa dotación de serie, que incluye MMI Navegación plus con MMI touch response, cámara trasera, Audi virtual cockpit plus, Audi sound system, asientos delanteros eléctricos con memoria en el asiento del conductor, retrovisores eléctricos antideslumbrantes con memoria, suspensión neumática adaptativa, tapicería en cuero sintético, airbags laterales traseros y llantas de 19 pulgadas. Entre los sistemas de seguridad destacan el Audi pre sense basic, Audi pre sense front y el aviso de salida involuntaria de carril con emergency assist. En esta edición se incluye de serie el cable de modo 3 para carga pública de hasta 22kW y el sistema e-tron charging compact de hasta 11kW (ambos en corriente alterna).

La edición S line añade la línea exterior S line, el paquete S line interior, suspensión neumática deportiva, Audi phone box light, salpicadero y elementos interiores inferiores en cuero sintético, volante deportivo de cuero multifunción y llantas de 19 pulgadas de diseño Aero. También es de serie el paquete de asistentes City, que incluye el sistema de aviso de cambio de carril, Audi pre sense 360°, aviso de tráfico cruzado trasero, aviso de tráfico lateral y asistente en cruces. El sobreprecio de la edición S line es de 5.500 euros respecto a la Advanced.

Opcionalmente, los clientes podrán seleccionar tres completos paquetes de equipamiento, denominados Confort, Premium y Black, disponibles tanto para el SUV como para el Sportback.

El paquete Confort, que tiene un precio de 5.980 euros, incluye los faros Audi Matrix LED, techo panorámico de cristal, llave de confort, el paquete de asistentes Tour, Audi phone box, un segundo puerto de carga en CA en el lado del acompañante, la nueva parrilla Singleframe light, los asientos calefactables o el Audi connect key, entre otros elementos. El paquete Premium, que sólo se puede solicitar con la edición S line y tiene un precio de 9.020 euros, añade a los elementos del paquete Confort el paquete completo de asistentes, que incluye el paquete de asistentes de estacionamiento plus, climatizador de cuatro zonas, head-up display y el paquete de luces ambiente plus. En cuanto al paquete Black, enfocado a realzar el diseño exterior del vehículo, incluye llantas de 21” de Audi Sport, cristales traseros oscurecidos, carcasa de los retrovisores en negro, barras de techo en negro y el paquete de estilo negro plus, con un precio adicional de 2.510 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here