Compartir

SEAT lanza su primer modelo 100% eléctrico, el Mii electric, un pequeño coche urbano que se ha reinventado para dar comienzo al proceso de electrificación de la marca siendo el primero de los primeros modelos que llegarán durante el 2021, entre ellos también las versiones híbridas enchufables del nuevo SEAT Leon e-Hybrid y el SEAT Tarraco PHEV, así como el CUPRA Formentor y el CUPRA el Born.

El Mii ha venido para quedarse, como una de las alternativas eléctricas más económicas del mercado, con un precio de salida de 17.800€ en su configurador y de 18.950€ para la versión Plus, precio por debajo de sus rivales más directos, el Škoda Citygo IV (18.050€) o el Volkswagen e-up! (23.245€), convirtiéndose así en una de las mejores alternativas con una autonomía muy real, como os contaremos a lo largo de nuestra prueba de hasta 260 kilómetros.

Reinventado para ser eléctrico

Si te gustaba el SEAT Mii, ya no tendrás la oportunidad de adquirirlo con motor de combustión, pues desde que se dejó de producir en verano del pasado año, ahora solamente se fabricará la versión 100% eléctrica, lo que es todo un acierto para una marca que empieza su evolución y transformación hacia la era eléctrica.

Su diseño es prácticamente igual al modelo de combustión, del que tan solo se diferencia por pequeños detalles, como las llantas de 16”, o los diferentes logos repartidos por la carrocería que lo identifican con la grafía “electric”.

Sus medidas de 3,56 metros de largo, 1,65 metros de ancho y 1,48 metros de alto, dan cabida hasta 4 ocupantes que disfrutarán de una buena habitabilidad interior, y que podrán disfrutar de este coche, no solo en la ciudad sino también por carretera.

Interior bien resuelto y completo equipamiento

El habitáculo del Mii electric es sencillo pero resultón, en el que destaca a primera vista la moldura que recorre todo el salpicadero, donde también vemos la inscripción Mii electric frente al puesto del copiloto. Los asientos deportivos que forman parte de la línea Plus, tapizados negro con las líneas blancas le dan un toque de originalidad al espacio interior del coche. El cuadro de mandos es sencillo, pero incorpora una pequeño display a modo de ordenador de abordo con la información necesaria para gobernar al Mii.

El Mii no dispone de un sistema de infoentretenimiento propio ni de pantalla táctil, por lo que en la parte más alta del salpicadero encontramos un soporte en el que podemos colocar nuestro smartphone y a través de la APP SEAT DriveMii disponemos de funciones similares a las encontradas en Android Auto, como el navegador, un ordenador de abordo o un útil Ecotrainer. El sistema de audio sí que está integrado en coche directamente bajos los mandos del sistema de climatización.

Existen dos líneas de acabado del Mii electric, la que se corresponde con el modelo básico que incluye como equipamiento se serie el climatizador automático, SEAT Drive Profile, sensor de lluvia, climatizador automático, climatizador automático, asistente de salida de carril, reconocimiento de señales de tráfico, Radio color con Bluetooth y el sistema SEAT CONNET Gen 1. La línea Plus añade además las llantas de 16” volante en piel, asientos delanteros deportivos calefactados, cristales traseros oscurecidos, sensor de parking trasero, faros antiniebla y los espejos retrovisores calefactados y regulables eléctricamente.

Quizás una de las mejores opciones para la adquisición de un Mii electric sea un renting. A modo de ejemplo, nuestra unidad de pruebas, con el paquete Confianza que incluye el mantenimiento, asistencia en carretera y  seguro con franquicia de 600€ a un plazo de 24 meses la cuota mensual sería de 313,53€, mientras que su precio total si decides comprarlo de manera financiada o a contado sería de 19.710€.

Batería con buena autonomía y motor con carácter

El Mii electric dispone una batería de 32,3 kWh de capacidad, que se sitúa en la posición que anteriormente ocupaba el depósito de combustible, lo que beneficia en gran parte el reparto de pesos, así como el equilibrio de todo el conjunto, dejando un maletero con una capacidad de 251 litros. Estas baterías tienen una garantía de 8 años o hasta 160.000 kilómetros y es posible recargarlas en un enchufe convencional CA de cualquier vivienda o utilizar un punto de recarga rápida CCS como hicimos nosotros en dos ocasiones, dónde en tan solo 50 minutos conseguimos cargar hasta el 80% de la batería, con un coste de 13,45€. En un wallbox instalado en casa, el tiempo de carga sería de hasta 4 horas, mientras que, para una toma convencional, cargarlo hasta el 100% de su capacidad precisa de hasta 13 horas, lo que permite cargarlo en la hora de bajo consumo y a un precio de electricidad más económico.

SEAT ha pensado también en los Wallbox para ser instalados en casa, y ofrece tres alternativas; Pulsar, Pulsar Plus y Commander 2.0, siendo los tres compatible con el sistema Bluetooth y gestión a distancia.

Bajo el capó delantero, encontramos un motor eléctrico de 61 kW, o lo que es lo mismo, de 83CC de potencia que rinde un par motor de 212 Nm, de entrega prácticamente inmediata, lo que lo convierten en un juguete muy divertido para la ciudad, pues en los semáforos su salida le beneficia, a la vez que por ejemplo para llevar a cabo adelantamientos en carretera. Acelera de 0 a 50 km/h en 3,9 segundos, y tiene una velocidad máxima limitada en beneficio de ahorrar energía eléctrica de 130 km/h.

SEAT comunica una cifra de autonomía de hasta 259 kilómetros para uso combinado y de hasta 358 en uso urbano, bajo el ciclo WLTP, de la que tenemos que decir que con la primera nos quedamos gratamente sorprendidos durante nuestra prueba pues conseguimos hacer 234 kilómetros, y de la segunda, no tuvimos la ocasión de comprobar, aunque viendo el resultado que obtuvimos, no la ponemos en duda.

Sensaciones al volante

En carretera el Mii electric hace gala de su silencio, algo que la marca ha resuelto muy bien, pues apenas se oye tampoco el ruido de los neumáticos, lo que se traduce en un conducción placentera. Su peso de 1.200 kilos, así como la disposición de las baterías y su centro de gravedad, hacen que ofrezca un comportamiento dinámico que podríamos tildar de hasta divertido si entras en una carretera de curvas, donde la verdad es que muestra un gran aplomo. Es muy ágil, y dispone de un tacto de dirección muy directo, lo que facilita la entrada y salida de curvas, a la vez, que es perfecto para su conducción entre el tráfico urbano.

Para garantizar la máxima autonomía ante cualquier situación de conducción, la regeneración es fundamental en un coche eléctrico, y en el caso del Mii, disponemos de 4 niveles, así como de dos modos de conducción, ECO y ECO+. A través del selector del cambio, moviendo la palanca de derecha a izquierda, seleccionamos el grado de retención deseado, que en el nivel 4, es posible conducir al Mii cas sin tener que utilizar el pedal del acelerador solamente como por ejemplo en otros vehículos de mayor nivel como el Hyundai Kona o el BMW i3.

Con este sistema de regeneración te llevas sorpresas, que son agradables, pues es posible salir de tu domicilio con una autonomía por ejemplo de 100 kilómetros y volver a casa con una de 105 kilómetros. Durante nuestra prueba, hicimos un recorrido por Bellaterra con nuestros compañeros de DIRACANO, a quienes fuimos a visitar en el Mii electric, para que lo probara, y tras salir de su domicilio con una autonomía de 93 kilómetros y llevar a cabo un recorrido urbano, volvimos con 97 kilómetros.

Uso y autonomía

Nuestro recorrido diario es de aproximadamente 114 kilómetros, de los que 13,6 son por una carretera de montaña, 44,7 de autopista, 40,2 de autovía y 13,8 kilómetros por la ciudad. En primer lugar, hay que destacar que en los dos únicos recorridos en los que el Mii electric es capaz de regenerar energía es en los tramos de la carretera de montaña y el de ciudad, ya que, en el resto de los kilómetros llevados a cabo, básicamente durante toda la semana hemos intentado conducir a la misma velocidad que lo haríamos con un vehículo de combustión, respetando los límites de velocidad establecidos de entre 90 y 100 km/h, consiguiendo un consumo de entre 13,6 y 14,5 kWh/100km.

Haciendo estos recorridos a diario, durante la semana que tuvimos al Mii con nosotros, conseguimos sumando los trayectos, hacer como mínimo 212 kilómetros, pero como máximo 231 kilómetros, lo que supone a nuestro entender que este coche tiene una gestión de la carga de la batería a un nivel que supera incluso a algún otro vehículo premium que ha pasado por nuestra redacción.

La conclusión que podemos obtener con estos datos es la de que quizás el SEAT Mii esté concebido como coche urbano, pero no por ello tendrás que renunciar a comprártelo si vives fuera de la ciudad, pues conduciendo a diario para tus desplazamientos cumplirá con su cometido. A este razonamiento hemos de añadir, que, para comprarte un coche eléctrico, debes tener muy claro el uso que le vas a dar, así como la infraestructura que dispongas para poder cargarlo.

El SEAT Mii electric nos ha dejado muy buenas sensaciones como os hemos comentado a lo largo de la prueba. Quizás la más razonable en nuestro caso sea la de que aun siendo un vehículo de talante urbano, en carretera es un coche más, a lo que si le añadimos su autonomía se convierte en una opción racional y útil para ir a trabajar, aunque no vivas en la city.

Escrito por Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • SEAT
  • DIRACANO
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here