Compartir

El segmento de los coches familiares, digamos que ahora mismo, está canibalizado por el de los SUV, en aras de pensar de que aquellas personas que buscan uno u otro, al final lo que quieren es espacio para poder disfrutar, o bien de la familia, o bien de los deportes de aventura.

Ahora bien, si estás buscando un familiar deportivo, la cosa cambia, pues no hay muchas alternativas como el CUPRA León ST de 310CV que hoy ocupa nuestras líneas, sobre todo en lo que respecta a calidad, precio, prestaciones y dinámica de conducción.

Este coche nada tiene que envidiar a su hermano menor el CUPRA León, del que hereda su motor, pero en el caso de la versión ST aumenta la potencia en 10CV, aunque esta pueda pedirse también con la variante de los 300CV, pero asociada solamente a la tracción delantera, mientras que la más potente, se combina con el sistema de tracción integral 4Drive.

A nivel de diseño, sinceramente, nos gusta más esta versión familiar que el hothatch del que procede, sobre todo por la imagen y estampa deportiva que ofrece por los cuatro costados gracias a elementos como el paragolpes específico, así como la parrilla delantera, las llantas opcionales de 19” o las dobles salidas de los escapes situada en la zaga al mas puro estilo de los modelos de la gama “S” de Audi.

Mecánica y dinámica perfecta

Como nos vamos a centrar en el apartado mecánico y dinámico, hoy os vamos a contar que encontramos bajo el capó delantero y como funciona este familiar en carretera.

El corazón que anima al León ST es un 4 cilindros de 2.0 litros TSI que entrega una potencia de 310CV a 5.450 RPM y un par motor de 400 Nm desde las 2.000 RPM. Está ensamblado a un cambio DSG de doble embrague y siete velocidades y al sistema de tracción integral 4Drive de la marca, que utiliza un sistema de embrague Haldex encargado de repartir la potencia entre ambos ejes incluso hasta de forma independiente.

El cambio cumple con su cometido a la perfección, te permite estirar el motor de marchas, pero tiene un inconveniente, y es que no es 100% secuencial, pues cuando se acerca al corte, automáticamente sube a una marcha superior. Esto es algo que CUPRA tan solo ha superado en el CUPRA Formentor VZ5 que hace muy poco hemos tenido ocasión de probar.

Sus prestaciones son dignas de admiración, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,9 segundos, siendo un segundo más rápido que la variante de 300CV y de lanzarse cómodamente hasta los 250 km/h.

Todo en este familiar está pensado para ofrecer un alto grado de deportividad. La dirección ofrece una precisión en el tren delantero inaudita, gracias a su sistema de desmultiplicación variable, lo que se traduce en que el volante ofrece mucha información de lo que pasa en las ruedas delanteras con una precisión casi milimétrica. La suspensión DCC que funciona al unísono con el SEAT Drive Profile que permite escoger entre 4 modos predefinidos (Comfort, Sport, CUPRA e individual) es otro de los elementos encargados en dejar al coche como una tabla, es decir, configura y adapta el sistema de amortiguación en función de lo que queramos hacer, bien con un tarado blando, o bien dejándolo en la posición más dura para hacer tramos de curvas. Los muelles reducen la distancia al suelo 25 mm con respecto a un León convencional, además de que cuentan con 15 ajustes diferentes.

Otro de los elementos para tener en cuenta el sistema de frenado, que opcionalmente estará firmado por Brembo y ofrece unos discos ventilados y perforados para el tren delantero en medida de 370 mm con pinzas de 4 pistones y de 310 mm para el tren trasero. Estos frenos detienen al León con contundencia, a la vez que resultan ser bastante infatigables en conducción deportiva, donde las frenadas cada vez acusan más mordida. Los neumáticos Bridgestone Potenza Race que son opcionales también, dan mucho juego en el asfalto pues son unos verdaderos chicles. Hay un dato curioso, aunque inapreciable, y es que este CUPRA tiene una caída negativa de las ruedas de 1, 39º lo que mejora la adherencia de los neumáticos y por ende el paso por curva, así como la motricidad a la salida de estas.

La efectividad que tiene este coche es parecida, y que alguien nos corrija si nos equivocamos, a la del mismísimo Audi RS4, está claro, que sus 450 CV frente a los 310CV del León, son una gran diferencia, pero a nivel dinámico, este familiar ofrece un paso por curva que asusta y que nada tiene que envidar a su primo, el Audi.

Durante nuestra prueba tuvimos la ocasión de conducir por diversas carreteras de montaña, para comprobar si esta nueva versión del León superaba al antiguo SEAT Leon CUPRA R que ya pasó también por nuestra redacción hace 3 años y que tan buen sabor de boca nos dejó, y la verdad, es que lo supera. En primer lugar, imaginamos que la electrónica juega un papel fundamental, ya que el modo CUPRA de esta versión está muy afinado para sacar un rendimiento perfecto de todo el conjunto dinámico, y, en segundo lugar, quizás los 10CV extras algo tengan que ver también.

Hemos probado otras familiares deportivos, y sinceramente, teniendo como el límite al Audi RS6, por debajo al RS4, quizás en la tercera plaza dejaríamos a este CUPRA León, ya que pocos coches abordan, aun dado su tamaño, las curvas entrelazadas con tanta efectividad a la par que con una capacidad de tracción digna de deportivos de alta alcurnia. Es rápido, ágil, manejable y además cómodo para representar lo que representa al final, un ejemplo de lo que es un coche familiar, al que, con poco, le puedes sacar las cosquillas.

Interior sobrio, racing y compacto

El habitáculo de los modelos de CUPRA es básicamente el mismo, es decir, encontramos lo mismo en un CUPRA Formentor que en un CUPRA León, respirando en ambos modelos un ambiente premium acompañado de un aire deportivo, pero sobre todo tecnológico, que en ambos modelos viene dado por la nueva pantalla de 12” táctil desde la que se controla el sistema de infoentretenimiento, así como diversos parámetros de configuración del coche o el sistema de climatización, entre otras muchas funciones.

Concentrarlo todo tiene una ventaja, y es que el resto del salpicadero queda libre de muchos botones, que, en el caso del León, encontramos solamente al lado izquierdo del volante para el sistema de iluminación exterior. Pero, por otro lado, tiene la desventaja, de que tienes que aprenderte de memoria donde está cada una de las funciones del coche, lo que lleva su tiempo. Este sistema cuenta también con conectividad sin cable, con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink, lo que supone una integración total con cualquier smartphone de última generación.

En la consola central encontramos el “pequeño” selector del cambio denominado by-wire del grupo, siendo más que suficiente para cumplir con su función, además del botón con el que podemos desconectar de forma rápida el control de tracción, así como el hueco para cargar el móvil dotado de dos tomas tipo USB C. Este selector, deja bien claro que para el manejo del cambio de forma secuencial recurriremos siempre a las levas que encontramos tras el volante.

Hay que destacar como no el sistema de iluminación ambiental, que dispone en la parte frontal por debajo del parabrisas de una tira lumínica que aparte de cambiar de color se ilumina cuando tenemos un vehículo en la posición de ángulo muerto o al abrir la puerta si se acerca alguien por los flancos, algo no solo útil sino muy acertado.

Los detalles en color bronce, sello distintivo de CUPRA, podemos encontrarlos en los marcos de las salidas de aire, el volante deportivo o las costuras de la tapicería, color que combina a la perfección con el tapizado de los asientos o el material acolchado de la parte superior del salpicadero.

Hablando del volante, dispone de un grosor y tamaño perfectos con la parte inferior achatada, lo que se traduce en una única utilidad, facilitar la entrada ay salida del coche. Además de ser multifunción, dispone de un botón para poner en marcha el motor, así como de un mando que nos permite escoger entre los diferentes modos de conducción o para acceder directamente al modo CUPRA. Tras este encontramos el cuadro de mandos totalmente digitalizado y representado en una pantalla de 10” que es totalmente personalizable que hace recordar en alguna de sus representaciones a los modelos RS de Audi, por aquello de mostrar el cuentarrevoluciones en posición central.

La habitabilidad del CUPRA León es muy buena, sobre todo en las plazas delanteras, donde gracias sus asientos de corte deportivo que sujetan el cuerpo a la perfección, es fácil acomodarse. Estos asientos como podéis ver son unos semi backets con el reposacabezas integrado, y están tapizados en piel negra con el contraste de costuras en el mismo color bronce que podemos encontrar en los elementos del salpicadero. En las plazas traseras, encontramos la misma fórmula, unos asientos de corte deportivo que darán cabida hasta tres ocupantes. El maletero por su parte es una de las grandes bazas de este coche, ya que ofrece una capacidad de 620 litros fácilmente ampliable con tan solo abatir los respaldos de los asientos traseros.

El CUPRA León Sportstourer está disponible desde los 41.230€ y nuestra unidad de pruebas tiene un coste de 53.489€ con los opcionales que incluía, como el color Blanco Nevada, las llantas de 19” Black & Cooper, el Sound & Shine Pack, Safety Pack o los frenos Brembo.

Conclusión

Imaginamos que os habréis dado cuenta de que somos unos fieles amantes de los deportivos familiares, aunque no podemos negar que los SUV, nos encantan. De hecho, nos encantaría hacer una comparativa entre el CUPRA Formentor VZ4 de 300CV y este coche, para ver, en sensaciones con cual nos quedaríamos. Hemos probado ambos, pero por separado, así que vamos a organizarlo todo para llevar a cabo una prueba en la que los comparemos a ambos, y, además, se nos ocurre un lugar donde llevar a cabo esta prueba, en el Circuito Escuela Fast Parc Motor de Castellolí. Así que señores de SEAT, tomen nota de que en breve les volveremos a solicitar ambos coches.

Sin duda alguna, el CUPRA León Sportstourer es un gran deportivo, a un precio asequible, siendo una opción a tener en cuente si eres de los pocos humanos a los que no les gusten los SUV y aprecien, no solo el espacio sino la polivalencia que ofrece un coche familiar, y en el caso de este, además, la virtud de sacar de vez en cuando, al piloto que todos llevamos dentro.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • CUPRA
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here