Compartir

Esta es la segunda versión que en Luxury News Motor ponemos a prueba del aclamado CUPRA Formentor, un coche que para la marca ha sido todo un éxito en lo que ventas y aceptación del público se refiere, que va cogiendo fuerza a pasos agigantados dentro de su segmento, postulándose como el favorito, sobre todo entre el público más joven que buscan ante todo en un coche de estas características, diseño y prestaciones.  

Pero este éxito no es casualidad, sino que viene avalado por una marca que, aunque joven, ha cumplido sus promesas. Por esta razón, además, el CUPRA Formentor no solo dispone de la versión con la que arrancó su comercialización la de 300CV, sino que han introducido más versiones para poder llegar así todavía a mas clientes, una apuesta que les ha salido redonda.

Así que en el configurador de CUPRA encontramos una versión de acceso con el motor 1.5 TSI gasolina de 150CV con cambio manual que arranca en los 30.430€ o con cambio DSG desde 33.990€. Por encima encontramos dos versiones híbridas enchufables, la 1.4 e-Hybrid de 204CV y la 1.4e-Hybrid de 245CV (la que hoy probamos), disponibles desde los 38.370€ para la primera y 45.170€ para la segunda. En lo que a versiones diésel se refiere, disponemos del TDI 150CV desde los 40.270€, una versión TSI de 190CV desde 38.700€ y las versiones más potentes, el VZ 2.0 TSI de 245CV desde 43.350€, el VZ 2.0 TSI de 310CV desde los 47.780€ y la recién estrenada y esperada versión VZ 5 2.5 TSI de 390CV con un precio de salida de 62.840€.

Hay quien dice que los CUPRA Formentor, o los CUPRA en general son caros, pero quizás este razonamiento es llevado a cabo, porque, aunque es una marca nueva, sigue estando para muchos bajo la sombra de SEAT, y es este el motivo por el cual mucha gente piense que puedan ser caros, pero nada más lejos de la realidad. Al final la exclusividad tiene un precio, y está claro que el CUPRA Formentor es un coche muy exclusivo, que ofrece un diseño rompedor, con unos acabados y un equipamiento a la altura de su precio sea cual sea la versión que puedas escoger.

Plataforma compartida, diseño evocador

El CUPRA Formentor comparte plataforma con el nuevo SEAT León, la MQB-EVO del grupo Volkswagen, lo que le lleva a ser un SUV, pero con rasgos de compacto deportivo, ya que sus medidas así lo pretenden. Con unas cotas de 4,45 metros de largo 1,84 de ancho y 1,51 de alto, queda a caballo entre el León y el ATECA.

En lo que a diseño se refiere, esta versión híbrida enchufable en apariencia es exactamente igual a la que probamos hace unos meses con el motor TSI de 300CV, salvo por dos pequeños detalles. El primero lo encontramos en la aleta delantera izquierda, donde se ubica la toma de carga, y el segundo las salidas de escape situadas en el difusor trasero que en este caso y aun pintadas en el color cobrizo de la marca son simuladas.

La base mecánica utilizada para las dos versiones híbridas del CUPRA Formentor es la misma, hablamos de un motor de 4 cilindros TSI de 1,4 litros que rinde 150CV, y un motor eléctrico alimentado en esta versión por una batería de 13 kWh de capacidad situada por delante del eje posterior para compensar así el centro de gravedad del coche.

Hay un estudio llevado a cabo por el Grupo Volkswagen en el que se analiza el comportamiento de los usuarios de vehículos, donde se ha llegado a la conclusión de que una persona de media hace 54 kilómetros al día, por lo que un híbrido enchufable con una autonomía de hasta 59 kilómetros en modo 100% eléctrico si lo optimizamos bien, nos podría llegar a ahorrar muchísimo dinero a lo largo del año. Durante nuestra prueba, hicimos el recorrido diario que llevamos a cabo para ir desde nuestra oficina hasta casa, un trayecto de 50,7 kilómetros que se discurre por la ciudad, para tomar una autovía, después una autopista y por último un tramo de carretera comarcal de curvas de 7,2 kilómetros. Pues bien, conseguimos hacer todo este trayecto sin utilizar en ningún momento el motor de combustión, circulando por el tramo de autovía y autopista a 100 km/h de media, escenario donde el coche no recarga la batería en ningún momento, básicamente porque no hay frenadas.

¿Qué quiere decir esto? Que, a nosotros, por ejemplo, nos saldría a cuenta tener este coche, por una simple razón, porque tanto en la oficina como en nuestro domicilio disponemos de un puesto de carga, e aquí la cuestión, que hace a muchas personas no poder decantarse por un modelo ya no solo híbrido sino también 100% eléctrico.

Su diseño no pasa desapercibido, ya que sus formas angulosas lo dotan allá por donde lo mires de musculatura para pronunciar todos aquellos elementos que ensalzan su deportividad. Una de las cosas que nos encanta del Formentor, es que todas sus versiones, son casi idénticas. En el frontal destaca la parrilla que engasta al logo de CUPRA de grandes dimensiones, así como los faros dotados de tecnología LED y un paragolpes con dos generosas entradas de aire laterales, así como un faldón que incluye un pequeño splitter. Quizás lo único que vemos en esta zona del coche, que no nos acaba de convencer son los faros antiniebla redondos, que no casan en absoluto con las formas angulosas del Formentor.

Todo el conjunto delantero hace que la sensación del coche es que se más ancho de lo que verdaderamente es, ya que todo contribuye a ello, como el capó o los nervios que recorren desde los faros la línea ascendente hasta el pilar A.

En la vista lateral, destacan como no las preciosas llantas de 19”, calzadas con unos neumáticos en medida 245/40/19 para ambos ejes, que dejan entrever los discos de frenos, así como el equipo de frenos. Ahora bien, si hay algo que destaca, es la caída del techo en el ¾ trasero, dándole ese estilo de SUV coupé, lo que unido al alerón del techo es quizás la parte del coche que más nos ha gustado.

La zaga, dispone de una firma lumínica impresionantemente bonita, sobre todo por la noche, donde vemos una tira LED que recorre toda la trasera uniendo ambos pilotos. En la parte más baja, encontramos un difusor que da cabida a las dobles salidas de los escapes delatando así, su potencial.

Un interior reconocible pero premium

El habitáculo es un espacio curioso, donde se percibe lo que la marca ha querido denotar, un ambiente premium, y lo ha conseguido. Encontramos la misma distribución que en el nuevo SEAT León, pero con unos materiales que enfatizan más si cabe ese grado de excelencia. El volante, es precioso, y recuerda quizás por su disposición de la botonería al del Audi R8, aunque aquí los detalles en cobre nos hacen recodar el sello de identidad propio de la marca. La parte superior del salpicadero está acabada en un material símil a la piel, lo que unido a unas costuras simuladas le dan una sensación muy agradable.

Tras el volante encontramos el cuadro de mandos, representado en una pantalla de 10,25” totalmente personalizable en lo que a vistas e información mostrada se refiere, y muy similar a la de los modelos RS de Audi, sobre todo en la vista más deportiva, en la que el cuenta vueltas toma gran protagonismo.

El salto tecnológico lo encontramos con la pantalla de 12” táctil que ya hemos podido probar en el nuevo SEAT León, que aglutina básicamente el funcionamiento del sistema de infoentretenimiento, así como diversos parámetros de configuración del Formentor o el sistema de climatización, entre otras muchas funciones. Concentrarlo todo tiene una ventaja, y es que el resto del salpicadero queda libre de muchos botones, que, en el caso del Formentor, encontramos solamente al lado izquierdo del volante para el sistema de iluminación exterior. Pero, por otro lado, tiene la desventaja, de que tienes que aprenderte de memoria donde está cada una de las funciones del coche, lo que lleva su tiempo. Una de las cosas que no nos ha convencido, y que vemos no tiene sentido, es poner bajo esta pantalla los mandos del volumen y los termostatos del sistema de climatización, como acceso directo, sobre todo, porque no están retroiluminados, lo que hace que, por la noche, sea difícil encontrarlos.

El sistema multimedia cuenta con conectividad sin cable, con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink, lo que supone una conectividad del 100% con cualquier smartphone de última generación.

En la consola central encontramos el “pequeño” selector del cambio denominado shift by-wire del grupo, siendo más que suficiente para cumplir con su función, además del botón con el que podemos desconectar de forma rápida el control de tracción, así como el hueco para cargar el móvil dotado de dos tomas tipo USB C. Este selector, deja pues que para manejar el cambio de forma secuencia, tengamos que recurrir a las levas que encontramos tras el volante deportivo.

Hay que destacar como no el sistema de iluminación ambiental, que dispone en la parte frontal por debajo del parabrisas de una tira lumínica que aparte de cambiar de color se ilumina cuando tenemos un vehículo en la posición de ángulo muerto o al abrir la puerta si se acerca alguien por los flancos.

Ahora bien, si hay algo que destaca en el Formentor son sus asientos tipo backet, que sujetan al cuerpo a la perfección en cualquier tipo de apoyo, además de ser muy cómodos, dejando además una posición de conducción más deportiva que la de su hermano el CUPRA Ateca.

Las plazas traseras son amplias y pueden dar cabida a tres ocupantes, aunque la central como en todos los compactos no disfrutará de la misma comodidad que las laterales. El maletero por su parte, en esta versión ofrece 420 litros al tener tracción integral, resta 30 litros frente a los 450 litros de las versiones con tracción delantera y puede ampliar su capacidad hasta los 1.475 litros si abatimos los respaldos de los asientos traseros.

Un SUV que se disfruta en cualquier situación

El sistema de propulsión híbrido del FORMENTOR e-Hybrid, combina un motor térmico 1.4 TSI de gasolina turbo alimentado de 150CV con un motor eléctrico de 116CV y que en conjunto ofrecen una potencia de 245 CV y 400 Nm de par motor, asociado a una caja de cambios DSG de doble embrague de seis velocidades y con tracción al eje delantero, dejando la tracción total para las versiones más potentes.

La batería tiene de 13 kWh de capacidad bruta (10,8 kWh netos), con la que homologa una autonomía eléctrica de hasta 55 km, gracias a ello obtenemos la etiqueta Cero de la DGT, así como todos los beneficios asociados. En una toma de carga de 3,7 kW se carga por completo en 3,7 horas, mientras que en un enchufe convencional tardaría unas 5,8 horas.

Anuncia excelentes prestaciones, acelerando de 0 a 100 km/h 7,0 segundos y tiene una velocidad punta de 210 km/h. Por su parte en lo que a consumos se refiere, y con el sistema hibrido, la marca ha homologado unos 1,5 litros a los 100 kilómetros de forma combinada, cifra a la que evidentemente no te acercarás nunca. Nosotros durante nuestra prueba conseguimos unos 5,6 litros en el mejor de los casos.

En la marca, para darle más sensacionalismo al sonido del motor se ha recurrido a tres niveles de intensidad, a través del sonido digital, algo que parece estar de moda y que a nosotros al menos no nos acaba de gustar, pues deja un rugido demasiado gordo a la vez que artificial, especialmente en este modelo, que parece incluso que bajo el capó delantero esconde un V8.

Dejando de lado el tema del sonido, este propulsor es muy enérgico y sube muy bien de vueltas gracias al cambios DSG de doble embrague que te invita en todo momento a jugar con las levas.

Para modificar el comportamiento del CUPRA Formentor y sentir el ADN de la marca, encontramos un selector de modos de conducción denominado Driver Profile, que permite variar elementos dinámicos como la asistencia de la dirección, la dureza de la amortiguación el sonido como ya hemos comentado o la respuesta del motor, a través de 5 modos preseleccionados. Este selector lo encontramos en el volante con el propio logo de la marca, y sinceramente es muy tentador cada vez que te pones al volante, dejar por defecto el modo CUPRA.

Entrando en materia dinámica, y tras haber hablado de este coche con el piloto que ayudó a su desarrollo, teníamos muchas ganas de ponerlo a prueba, para comprobar que superaría con creces al tan amado y elogiado por nuestra parte CUPRA Ateca, del que ya os hemos hablado en más de una ocasión, y la verdad, es que el Formentor da un salto en lo que a dinámica se refiere, sobre todo, por una puesta a punto de un chasis que encontramos está más afinado, a lo que contribuye también su menor medida y peso con respecto al Ateca. Si bien es cierto que la primera prueba que llevamos a cabo la hicimos con la versión de 300CV que resulto ser un tanto más dinámica que esta, imaginamos que los 170 kg extras de peso de la batería algo tienen que ver.

El Formentor se mueve con una agilidad tremenda lo que se traduce en un paso por curva no solo elevado, sino que parece girar como si de un compás se tratara, con una perfección y precisión quirúrgica. Está claro que este coche merece una prueba en circuito, por lo que para cuando tengamos ocasión de probar la versión VZ5 lo tendremos muy en cuenta, y quizás hasta os sorprendamos de con quién lo probaremos.

El motor, cumple con su cometido a la vez que el cambio, lo que te permite hacer transiciones entre curva y corva con energía sin perder apenas potencial, gracias como no a sus 450 Nm de par motor y a un propulsor que parece no tener fin cuando lo estiras. Todo en este coche está pensado para garantizar una experiencia de conducción deportiva y sin duda alguna es lo que obtienes si lo quieres sacar de sus casillas, pues os aseguramos que cuesta llegar a ese extremo, salvo que desconectes la electrónica.

CONCLUSIÓN

Somos grandes defensores de esta marca, por conceptualidad, por estrategia, pero sobre todo por el producto, y es algo que todos los que hayáis leído las pruebas que hemos llevado a cabo tanto en unos inicios con el CUPRA Ateca como con la versión de 300CV del Formentor habréis podido observar. Nos parece que CUPRA ha acertado en la diana y viendo el nivel de ventas que la marca ha conseguido en su corta vida, además de ver el éxito que el Formentor ha tenido, estamos seguros de que en un futuro próximo conseguirá acentuar más su entrada en el mercado de los eléctricos con la apuesta del CUPRA Born.

Pero dejando de lado todo esto, os diremos que el CUPRA Formentor, sea en la versión que sea para nosotros sería una apuesta segura de compra por todo lo que os hemos expuesto en esta prueba.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • CUPRA España
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here