Compartir

Cuando una marca dice de forma contundente algo como “El Audi e-tron GT es el mejor coche que hemos fabricado en nuestra historia”, no tienen que faltarte argumentos para sostener tal afirmación, y más todavía, cuando son los propios periodistas que acuden a la presentación dinámica que Audi organizo hace unas semanas para que pudiéramos comprobar si era cierta o no esa argumentación.
Pues bien, siendo uno de esos afortunados periodistas, y tras haber llevado a cabo no una, sino dos tomas de contacto con los nuevos Audi e-tron GT y RS e-tron GT, sostengo la afirmación que llevaron a cabo.

Este es el tercer coche 100% eléctrico que la marca lanza, desde que en 2019 viera la luz el Audi e-tron el primer SUV electrificado de la marca que posteriormente lanzó su correspondiente carrocería Sportback. El compromiso por el proceso de la electrificación de Audi es tal, que ha prometido que en el año 2025 tendrá hasta 20 modelos eléctricos, o lo que es lo mismo, una de cada 3 ventas será de coche eléctricos, y parecen estar sumergidos de lleno en este proceso, aunque por desgracia las infraestructuras no las acompaña como a ellos les gustaría.

La nueva apuesta de Audi era algo que todos esperábamos, ya que está basada en el Porsche Taycan, con el que comparte plataforma la denominada J1, pero en este caso más adaptada a una berlina que a un deportivo, como el caso del primero, aunque os podemos asegurar que nada tiene que envidiarle. Lo primero que afirmaremos, ya que muchos nos lo habéis preguntado es si el Taycan es mejor que el e-tron GT, y la respuesta, no es ni mejor ni peor, es un coche diferente para un cliente diferente, que, en el caso del Audi, busque más confort.

Nuestra primera toma de contacto la llevamos a cabo con las dos variantes del e-tron GT, una de ellas con una potencia de 476CV y con una autonomía que oscila entre los 452 y los 487 kilómetros, y en segundo lugar con al versión más radical, el RS e-tron GT, con una potencia de 646 CV y una autonomía de entre 451 y 472 kilómetros.

A nivel de diseño, este coche es exactamente igual que el concept que pudimos ver en 2018, dentro del marco del Salón de Ginebra, algo que es de agradecer. La parte delantera acoge un frontal adaptado para un coche eléctrico , donde preside la parrilla Singleframe que ahora es más ancha y mas baja que en el resto de la gama Audi, además de estar invertida, carenada y enmarcada con un marco en color negro brillante para que destaque. Audi ha trabajado mucho en el diseño del e-tron en beneficio del coeficiente aerodinámico, consiguiendo un coeficiente de resistencia de 0,24, algo que han conseguido sobre todo desde la parte delantera, con un capó situado en una posición más baja, así como inclinando la luna delantera. Los faros delanteros son de nueva firma también y disponen una luz diurna en forma de flecha, estos también de forma opcional pueden ser Matrix LED o láser.
Si hay una zona del e-tron GT que es realmente preciosa, sin duda es la zaga. En primer lugar, por la inconmensurable anchura que hacen denotar los enormes pasos de rueda traseros, así como la firma lumínica que ensalza más si cabe la anchura. Todo el conjunto le da a este coche una estampa muy deportiva a un diseño que podríamos decir es un “10”.

En el habitáculo replicamos lo que vemos en el exterior un diseño sobrio y elegante a la vez que muy funcional. Algo de agradecer, al menos para nosotros, es que en el caso de esta berlina ya no se recurre a tres pantallas, sino a dos, ya que el climatizador está integrado a la “vieja usanza” por así decirlo, con sus propios mandos. El único detalla que no nos encantó del todo, fue la consola central piano black, así como el mando circular de control del sistema de audio.

Tras el volante multifunción encontramos el ya archi conocido Audi Virtual Cockpit con una pantalla digital totalmente personalizable de 12,3” en la que se ofrece multitud de información. Como complemento en el centro de la consola y ligeramente orientada hacia el conductor encontramos la pantalla del MMI que en este caso es de 10,1” desde la que se controla todo el sistema de infotaiment, así como diversos parámetros de configuración del coche y que es compatible con el sistema Apple CarPlay.

En la consola central, encontramos un selector del cambio que es la mínima expresión y que queda totalmente enrasado con el resto de los botones, así como un hueco para las bebidas y otro más pequeño para dejar el Teletac, monedas o la llave del coche.

El puesto de conducción es amplio y muy cómodo, gracias a unos asientos que disponen de numerosos reglajes eléctricos con los que es fácil encontrar una muy buena postura de conducción, postura que por cierto como en todas las berlinas de Audi, son de las más bajas del mercado. En las plazas trasera encontramos lugar para tras pasajeros, aunque la plaza central es testimonial, bien sea para un adulto en caso de urgencia o un niño, ya que no dispone del mismo espacio ni comodidad que las laterales.

Por su parte, el maletero dispone de 366 litros en el caso de equipar el sistema de sonido Bang & Olufsen, y de no tenerlo 405 litros. Además, en la parte delantera encontramos un segundo maletero que dispone de 81 litros, ideal para dejar los cables de carga.

Como no podía ser de otra manera la marca ha dispuesto en el e-tron GT una serie de materiales premium como la alcántara, los tapizados de piel en contraste con las costuras, carbono o el aluminio cepillado, así como si eres de los que quieres preservar el medioambiente también hay opciones para no disponer de pieles en el interior, dotándolo de una tela que recuerda a la lana y que está fabricada con botellas de plástico recicladas y residuos de fibras textiles, o bien la moquetas para las que se utilizan redes de pesca o restos de otros tejidos.

Motor y baterías

Para mover al e-tron GT encontramos un motor síncrono de excitación permanente (PSM) en cada uno de los ejes, alimentados por una batería de litio de 800 voltios con una capacidad total de energía de 93 kWh. Con esta combinación disponemos de una potencia de 598CV y un par motor de 830 Nm, cifras que con el modo boost durante 2,5 segundos se incrementan hasta los 646CV en el caso de la versión RS.

Si hay un elemento destacable en este coche, y merecido de mencionar es el sonido que emite, para el que la marca ha trabajado durante casi dos años y que es configurable a través del Audi Drive Select, un sonido parecido al de un motor V8 amplificado pero que a la vez suena también a eléctrico a través de unos altavoces situados en la parte delantera y trasera del coche, para que los peatones puedan escucharlo.

Al igual que el Taycan, el e-tron GT también tiene un sistema eléctrico de 800 voltios. Si se carga con el máximo de 270 kW, podemos hacer una carga hasta el 80% en tan solo 22 minutos, mientras que para hacer 100 kilómetros solamente precisamos de 5 minutos. En corriente alterna podemos cargar a un máximo de 11 kWh, aunque en un futuro próximo Audi ofrecerá una opción de carga de 22 kW.

En lo que a prestaciones de refiere, el e-tron GT acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos mientras que la versión RS lo hace en tan solo 3,3 segundos, cifras que cuando estás sentado en el asiento y haces un launch control te saben a gloria, por el empuje que sientes y la sensación de quedarte literalmente pegado al asiento. La velocidad máxima es de 245 km/h para el primero y de 250 km/h para el segundo.

Para recuperar energía, con el modo Efficiency activado es posible a través de las levas del volante cambiar el nivel de retención que no llega en ningún caso a ser tan contundente como el de su hermano el e-tron.

Conducción en carretera

La dinámica de conducción de este coche está basada en un elenco tecnológico descomunal. Por una lado, encontramos la suspensión adaptativa de tres cámaras, además de las cuatro ruedas directrices (opcional), un reparto de pesos de un 50/50 y un diferencial autoblocante para el eje trasero. Todos estos elementos hacen que el paso por curva de esta berlina sea muy rápido en cualquier situación, además, la electrónica de este coche no es nada invasiva, y si en algún momento ves que parpadea la luz del control de tracción es porque te has pasado de la raya.

Recorrimos casi 200 kilómetros durante la toma de contacto con este Audi, pero 15 días más tarde, tuvimos ocasión de ponerlo a prueba en el Circuito del Jarama, aunque eso os lo explicaremos con más detalle en otro artículo. Realmente, esto es un deportivo 100% eléctrico que nada tiene que envidiar a sus rivales más directos como podrían ser el Taycan o el Tesla Model S.

Tanto acelera, tanto corre, pues tanto frena, y de eso se encargan unos discos de fundición de 410 mm con un recubrimiento de carburo de tungsteno con unas pinzas de 6 pistones. Ahora bien, en la versión RS recomendaríamos los carbocerámicos con discos de 420 milímetros, que serán los frenos perfectos para detener con contundencia las casi 2,4 toneladas que lastra el e-tron GT.

Durante la presentación tuvimos ocasión de conducir ambos modelos por una ruta escogida por la marca, que nos llevaría a poder disfrutar de diferentes escenarios. Ambos modelos hacen gala de ser tremendamente cómodos y comunicativos tanto en autovía como en autopista, donde el silencio que ofrecen es sepulcral, apenas se escucha si quiera el rodamiento de los neumáticos.

Al volante del Audi RS e-tron GT, nos pasó algo curioso y es que sin querer lo comparamos con el Taycan que hace unos meses habíamos probado, y claro, las comparaciones son odiosas, más si cabe, cuando el día que tuvimos la toma de contacto llovía, por lo que en carretera no pudimos sacar a relucir todo lo que este coche es capaz de ofrecer, aun así, quedamos prendamos de su comportamiento, firme, noble y sobre todo transmisor de seguridad Si tenemos que compararlo con el Taycan, tendría que decir tres cosas; por un lado que la dirección incluso con el modo Dynamic seleccionado ofrece demasiada servo asistencia y es poco comunicativa, por otro, nos pareció en carretera un poco “cabezón”, ahora bien, para darte cuenta de estos dos aspectos, tienes que ir rápido y la verdad es que con este RS es muy fácil, ya que la transición que ofrece entre curvas es impresionante gracias a su capacidad de aceleración. Por último, el tacto del pedal de freno engaña, ya que la primera parte del recorrido está pensada para el sistema regenerativo, lo que a veces te hace pensar que estás frenando más de la cuenta y no es así.

Conclusión

Los precios de estas dos versiones parten desde una base razonable; 104.300€ para el e-tron GT y de 143.500€ para la versión RS, que una vez puesta a tu gusto como nosotros hemos hecho en el configurador de Audi, nos deja un precio final de 190.000€.

Por el momento, estas son las sensaciones que os podemos contar de este excepcional coche, del que en breve os hablaremos de como va en circuito, ya que gracias a Audi Driving Experience Sportscar tuvimos ocasión de pilotarlo en el Jarama.

Lo que, si os podemos asegurar, es que este Audi es por ahora el mejor coche eléctrico que ha pasado por nuestra redacción, teniendo en cuenta la valoración global a la que podemos someter un coche, en la que tenemos en cuenta, prestaciones, confort, deportividad, dinámica, equipamiento y precio entre otros factores.

Escrito por, Miguel Angel Solá

Agradecimientos

  • Audi España
  • Fotografías: Audi España

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here